lunes 03.10.2022
Cordoba Hoy

JORNADA DE HUELGA

Funcionarios de CGT entran en la sede central de Correos para exigir un servicio público de calidad

El sindicato llama a la ciudadanía a que exija que Correos deje de perder servicios que se han ido privatizando con el tiempo
Funcionarios de CGT entran en la sede central de Correos para exigir un servicio público de calidad

Trabajadores y trabajadoras funcionarios de Correos pertenecientes a la CGT se han manifestado esta mañana a las puertas de la sede central de la sociedad estatal como parte del movimiento de huelga convocado para este 1 de junio y también han tomado durante unos minutos el interior de la oficina para lanzar proclamas en favor del servicio público y de calidad.

Juan Francisco Gacto, funcionario de Correos desde 1998 y secretario general de la Sección Sindical de la CGT de Correos de Córdoba, ha lanzado un mensaje a los cordobeses y cordobesas para que apoyen la existencia del servicio en manos públicas diciéndoles que "hasta ahora han tenido unas garantías de que cuando recibían su permiso de conducir lo traía Correos porque era fiable, cuando recibían una notificación la recibían de manos de Correos de forma fiable para que los procesos administrativos fueran como tienen que ser y que cuando se ha entregado cualquier tipo de comunicación por parte de Correos se ha hecho con calidad, por tanto, incidir en medidas contrarias va a repercutir en que se puedan perder envíos, ofrecer un servicio más precario o incluso que haya zonas donde se trabajará menos".

Juan Francisco Gacto, a las puertas de Correos
Juan Francisco Gacto, a las puertas de Correos

En este último punto el sindicalista ha indicado que en Correos se está dando prioridad a los paquetes frente a otras cuestiones que fueron las que durante la pandemia confirió a la sociedad estatal como servicio esencial: El servicio postal universal que incluye cartas, tarjetas postales o paquetes de hasta 20 kilos. "Pero ahora son los que se quiere relegar por paquetería comercial y otros envíos que son hacia los que se está enfocando Correos".

Para Gacto, Correos "ya está desapareciendo poco a poco y desde hace mucho tiempo". No hay que olvidar que esta sociedad estatal llegó a tener 67.000 empleados y empleadas que eran todos funcionarios. Contaba, igualmente, con un servicio bancario financiero propio que era la Caja Postal y una red de comunicaciones propia. "Todos esos elementos se nos han ido quitando, a pesar de que podrían ser un factor de apoyo y sostenibilidad de otros factores que económicamente son costosos, como el llegar a todos y cada uno de los municipios con vehículos y largas distancias".

Protesta de la CGTn en el interior de Correos
Protesta de la CGTn en el interior de Correos

¿Las causas? "El lobbie de la banca, que no quiere que pueda haber un servicio público de banca", y también "presiones de sectores privados del mundo de la paquetería", a lo que hay que añadir que "nuestros gestores no siempre son los que pretenden que Correos sea una empresa, sociedad o servicio eficiente, sino más bien que sirva para justificar las medidas que paulatinamente van implementando", como es el caso de los camiones que recorren entre provincias con la carga de Correos, que "son empresas privadas".

Entre medias se ha creado el Grupo Correos, en el que está Correo Exprés, una empresa privada, a la que "están tratando de derivar la mayor carga de trabajo, porque sale más económico, aunque socialmente no sea lo mejor", ha incidido el sindicalista.

Concentración de la CGT a las puertas de Correos
Concentración de la CGT a las puertas de Correos

En su opinión, dentro del Grupo Correos se boicotea a la propia matriz, extrayéndose carga de trabajo de paquetería para llevarlo a esta parte del grupo. Una estrategia que se pone en práctica en medio de una negociación colectiva forzada por la Dirección, siempre según Gacto, "en plena salida de una crisis que no se ha acabado de resolver, que es la financiera de 2008, de una crisis sanitaria que perdura y en medio de una incertidumbre internacional con combustibles y materias alimentarias básicas, y en ese contexto quiere negociar a la baja".

Por su parte, la CGT pretende negociar para recuperar derechos laborales y sociales, porque a día de hoy trabajar en Correos "no es precisamente ningún chollo". Él entró en 1998 como funcionario con unos exámenes desde la calle, pero ahora "se entra con un tipo de contratación que no tienen nada que ver con entonces, porque son fijos, pero a tiempo parcial o de fines de semana nada más, y eso es ser un empleado precario". Eso explica que se hayan producido más de 50 renuncias en los últimos exámenes, porque "no querían incorporarse al tipo de puesto fijo que se le ofertaba".

Concentración de la CGT a las puertas de Correos
Concentración de la CGT a las puertas de Correos

Igualmente, el líder de la CGT ha señalado que los salarios no son tampoco como para tirar cohetes. "Están muy mermados y to, por ejemplo, tras tras 24 años de trabajo sigo cobrando 1.200 euros", a lo que se añade que existe una serie de condicionantes que en caso de baja les supone un descuento importante del salario, y unos "complementos que se nos introdujeron cuando se Núñez Feijóo la transformó en sociedad anónima estatal, porque parece ser que éstas son sus medidas: Convertir empresas públicas en sociedades anónimas y a través de todo este entramado ir haciendo pequeñas privatizaciones".

Por ejemplo, el personal de mantenimiento o el de limpieza eran propios de Correos y ahora ya son empresas externas, y "las condiciones han cambiado de la noche al día, al ser contratas en las que tiene menos horas, pero más carga de trabajo".

A pesar de todo, el secretario general de CGT ha señalado que Correos tiene futuro, siempre que haya voluntad política, "incentivada por los compañeros y compañeros y por toda la sociedad" y que sean conscientes de que "tener unos buenos servicios públicos es garantía de una sociedad justa"

Comentarios