sábado 02.07.2022
Cordoba Hoy

Estadística del INE

Los cordobeses se casan menos, más tarde, tienen pocos hijos y viven más

La cifra de madres que no se han casado se ha disparado un 89,27 por ciento más en los últimos 28 años
El primer bebé nacido en el Hospital Quirón de Córdoba
El primer bebé nacido en el Hospital Quirón de Córdoba
Los cordobeses se casan menos, más tarde, tienen pocos hijos y viven más

La vida evoluciona y cambia mucho, y todo eso se acaba notando en las costumbres y formas de vida de las personas. Los cordobeses y cordobesas no se quedan al margen de ese devenir de las cosas, cuestión que se puede demostrar con las estadísticas publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) acerca de matrimonios, nacimientos, defunciones, divorcios o tasa de fecundidad.

Groso modo, se podría decir que en la provincia la gente tiene menos al matrimonio, si lo hacen es cada vez con mayor edad, siguen teniendo una cifra relativamente baja de hijos, pero, eso sí, viven más, porque se reducen las defunciones.

Por partes, en el primer semestre de 2019 en la provincia se han producido 2.979 nacimientos, uno menos que en el mismo periodo de 2018, de los que 1.503 eran hombres, 1.476 nacieron mujeres y 1.209 vieron la luz en la capital. El mes más 'fructífero' fue enero, con 536 en la provincia y 223 en la capital, y el que menos fue junio con 441 en la provincia y 179 en la capital.

Frente a eso en la provincia se produjeron 4.198 defunciones de enero a junio, de las que 2.084 fueron varones y 2.114 correspondieron a mujeres. En la capital murieron un total de 1.554 personas, siendo el pero mes en ambos casos enero, con 906 en la provincia y 344 en la capital. Junio fue el más benigno en ese sentido, con 566 fallecimientos en la provincia, de los que 231 fueron en la ciudad.

Todos los Santos 22

En 2018 el total de defunciones en la provincia sumaron las 7.822, de los que 3.887 eran hombres y 3.945, mujeres. En la capital se registraron 2.926 fallecimientos, con 1.443 varones y 1.483 mujeres.

Por cierto que las muertes fetales registradas en ese periodo fueron de una decena con dos por cada mes, salvo mayo, en el que no se produjo ninguna. Como dato positivo, no se ha registrado ningún fallecimiento por debajo de las 24 horas de haber nacido.

Tasa de mortalidad

Entrando al detalle en la tasa de mortalidad, sobre la que hay datos profusos de 2018, evidentemente se concentra más en la franja de edad que va de los 45 (un 1,5 por cada mil habitantes) a los más de 95 años (320,3), con un preocupante 2,84 en los 0 años. En este punto hay que decir que las mujeres se mueren menos en prácticamente casi todas las edades, llegando en algunos supuestos a suponer la mitad de las muertes registradas, salvo en los casos extremos de los 0 años, con un 2,95 por cada mil fallecimientos y en la última franja de 95 años y más, en la que suman un 336,6 (16,3 más que la cifra general).

La comparativa con respecto al año 1991 es realmente significativa. Por aquel entonces en Córdoba llegaban a morir 8,83 por cada 1.000 habitantes de 0 años, mientras que se pasaba de las cifra de 1 por cada mil a partir de los 25 años, mucho más joven que ahora, que son los 45 años. Es más, se llegaba a niveles de 6,84 a la edad de 55 (frente al 4,19 de 2018) o de 89,86 en la franja de edad de 80 a 84 años, cuando en la actualidad son de 55,63. En la franja de más de 95 años en 1991 se alcanzaban los 395,71, es decir 75,3 muertes más por cada mil habitantes.

Y si alguno tiene la curiosidad de ver la cantidad de personas que terminan sus vidas cuando se van a jubilar, hablamos de 11,40 muertes entre los 65 y los 69 años. Por lo menos son 6,15 menos que hace 28 años.

Sobre defunciones infantiles por cada 1.000 nacidos, en 2018 se registraron en la provincia 2,90, frente a las 2,92 de 2017, lo que implica un ligero descenso del 0,68%, pero si se compara con 1991, cuando hubo 8,99, el descenso es tremendo, de hasta un 67,74 por ciento.. A lo largo de esos 27 años, los perores años fueron 1995 y 1996 con 7,02 y 6,93, respectivamente, pero a partir del año 2009 la cifra bajo a algo más de 4, con una progresión a menos cada año.

Matrimonios y tasa de fecundidad

Echando un vistazo a la nupcialidad por cada 1.000 habitantes, o lo que es lo misma la tasa bruta, en 2018 fue de 3,60, que ya fueron menos que en 2017, concretamente un 1,9% de bajada. Un fenómeno que ya es progresivo a medida que pasan los años. Y es que si en 1991 era de 6,33 (un 43,12 más que ahora), en 2001 pasó a 5,55 y en 2009 a 4,15. Además, cada se llega más viejos al matrimonio.

boda de Rafa Serrano

Se demuestra en el hecho de que hace 28 años la media de edad para casarse en Córdoba era de 27,01 años, mientras que ahora llega a los 34,32 años, es decir una diferencia entre un año y otro de 7,31 años. Casi nada. Con los divorcios se va a más. Se han pasado de 1,21 divorcios por cada 1.000 habitantes de 2005 a los 1,79 de 2018, que supone, de todos modos una ligera bajada con respecto a 2017, cuando hubo 1,81. Eso implica que en esos 13 años han incrementado un 32,4%. Por contra, la edad para divorciarse ha aumentado. Así, si en 2005, la edad media era de 42,52 años, ahora se dura más casados, con 46,13 años e edad media para divorciarse en 2018, o sea 3,61 años más de aguante.

En cuanto a la tasa global de fecundidad, ha bajado bastante en 28 años en Córdoba. Se ha pasado de un 52,19 por cada 1.000 mujeres en 1991 a un 35,88 en 2018, frente a un 36,95 de 2017, además. En 2011 fue produjo el punto de inflexión, con un 40,57. La edad, por contra ha ido en aumento, pasando de los 28,99 años para ser madre en 1991 a los 35,88 actuales, es decir 6,89 años más.

Lo más curioso de todo es que cada vez hay un mayor porcentaje de mujeres que son madres sin haberse casado. En este sentido, hace 28 años eran sólo el 4,61% y ahora alcanzan el 42,97% (el 40,83% en 2017), es decir un 89,27% más. ¿El año de inflexión en esta materia? 2011, cuando el porcentaje era ya del 29,71%.

Comentarios