martes 05.07.2022

TURISMO Y ECONOMÍA

Córdoba pierde 19 millones de euros por falta de espacios para grandes congresos

Son cifras aportadas por la Asociación de Organizadores de Congresos de Córdoba que ha elaborado un extenso informe al respecto pese a la gran potencialidad de la ciudad

Palacio de congresos
Imagen del Palacio de Congresos de la calle Torrijos cerrado a cal y canto
Córdoba pierde 19 millones de euros por falta de espacios para grandes congresos

La ciudad de Córdoba ha dejado de percibir sólo en 2015, "cuanto menos, 18,68 millones de euros por ingresos directos provenientes del turismo MICE (sector del turismo de reuniones )", según un informe sobre la pérdida de oportunidades económicas de la ciudad de Córdoba por la falta de infraestructuras para la industria congresal que ha elaborado la Asociación de Organizadores de Congresos de Córdoba y que ha remitido a este periódico la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO).

Según ese estudio, además, son 3.405 empresas cordobesas las afectadas por esa falta de infraestructuras, a pesar de las inmejorables condiciones con las que cuenta la ciudad para estar en el 'top-ten' de los destinos congresales nacionales, aunque, en atención a los datos del Informe estadístico de Turismo de Reuniones. Córdoba 2015, elaborado por el Consorcio de Turismo de Córdoba, "se pone claramente de manifiesto que estamos lejos de este posicionamiento", abunda el estudio.

Esas bondades son un incremento progresivo y una recuperación de la actividad congresual en la ciudad, su reconocimiento como lugar para la celebración de reuniones "fuera de toda duda", gracias a la marca Córdoba, su referente referente turístico y cultural, la riqueza gastronómica cordobesa y un sector turística profesionalizado, a pesar de que se echa de menos una cierta falta de ocio nocturno, especialmente entre semana. De hecho, para los organizadores de congresos la ciudad “encuentro de culturas”, con un legado histórico impresionante y difícil de igualar en el mundo, es un buen punto de partida "que nos debe posicionar como sede de grandes encuentros internacionales de carácter religioso, intercultural, institucional y político entre oriente y occidente, eventos en los que Córdoba, como hemos referido, cuenta con experiencia".

Falta clara de espacios

A pesar de todo ello, "se pone sobre la mesa la imposibilidad de presentar candidatura para las grandes citas nacionales e internacionales “ante la falta de sedes o espacios adecuados”, ya que carece de espacios adecuados para congresos de más de 500 delegados y esa es la gran debilidad de Córdoba.

Las cifras de la ciudad indican que durante el pasado año se celebraron 82 reuniones que contaron con 15.437 delegados. De éstas, 42 fueron congresos, 19 convenciones y 21 jornadas. La estancia media del visitante MICE en Córdoba es de 3,3 días y el impacto económico del turismo de reuniones en Córdoba en el período 2015 se ha calculado en en 8,8 millones de euros, aplicando un gasto medio diario en destino por delegado de 174,22 euros.

Pero las reuniones más frecuentes fueron las comprendidas en el rango de 50 a 150 delegados (52), que representaron un 63% del total. Además, se da el caso de que desde 2012 hay una "reducción constante del número medio de delegados por reunión, pasando de los 210,97 delegados de ese año a los 188,26 de 2015. Por contra, se ha incrementado de forma destacada la cifra de reuniones comprendidas en el rango más pequeño (de 50 a 150 personas), y eso “bien pudiera deberse a la carencia de espacios congresuales de más de 500 plazas, como consecuencia de las obras y posterior cierre del Palacio de Congresos ubicado en la calle Torrijos".

El problema final, según este informe, es que una vez finalizadas el palacio de Congresos de la calle Torrijos, así como el Memoria del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones de Córdoba, "el escenario con el que se va a encontrar Córdoba es el de una importante competencia debido a la sobreoferta de centros congresuales en Andalucía y en España en general". Por esta razón, no sólo se requiere la afiliación de ambos procesos, sino también una campaña de promoción estratégica para revitalizar este tipo de turismo en la ciudad califal.

Comentarios