lunes 12.04.2021
Cordoba Hoy

EFECTOS DE LA PANDEMIA EN LA ECONOMÍA

Córdoba apura hasta el último minuto el disfrute de ocio en su primera jornada de 'mano abierta'

Había ganas de volver a salir y quedarse en una terraza para ver cómo caía la noche, con toda lea prudencia del mundo y guardando las distancias de seguridad
Terrazas en el primer día de mano abierta de hostelería
Terrazas en el primer día de mano abierta de la hostelería
Córdoba apura hasta el último minuto el disfrute de ocio en su primera jornada de 'mano abierta'

Hoy ha sido un viernes 'de los de verdad', de los que ha visto caer la noche con tiendas y bares abiertos y, como era lógico, los cordobeses y cordobesas han salido a la calle a apurar un tiempo que resulta precioso para la vida y que no es otro que el disfrute del ocio y del tiempo ajeno al trabajo o la rutina.

De hecho, el viernes ha 'comenzado' ya al mediodía, con el aperitivo, a la salida de oficinas para asaltar con otro ánimo las terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración. Algo que se viene haciendo, por otro lado, desde que se puede salir a la calle, pero hoy, viernes, habría algo especial en el aire. Había vida después de las seis de la tarde. Concretamente tres horas y media más, coincidiendo con el inicio de fin de semana, y no se ha desaprovechado.

Terrazas en el primer día de mano abierta de hostelería

Daba igual para qué. Salir a cenar (con algo de prisa, eso sí), tomar unas copas, sentir de nuevo la noche en la calle y, sobre todo, relacionarse con un algo de por medio, ya fuera tapita o bebida.

También había algo más flotando en el aire: Prudencia. Las mascarillas no han faltado ni tampoco se han producido un exceso de aglomeraciones. Cerca ya de las 21.30 horas la clientela apuraba la bebida a la par que los minutos, mientras que camareros y camareras advertían de la necesidad de ir dejando los asientos libres.

Esta noche se han movido algo más que las palabras, las sonrisas, los besos y las conversaciones. Hoy ha vuelto a moverse un poco el dinero de bolsillo y se ha distribuido por un sector que estaba ya boqueando como pez fuera del agua.

Un soplo de aire para seguir aguantando hasta que la vacunación sea ya generalizada.

Comentarios