viernes 15.10.2021

CON MILES DE PECES MUERTOS

El Consejo Municipal de Medio Ambiente exige una "sanción ejemplar" para El Tejar por el vertido de orujo al Guadalquivir

Técnicos de la Junta evalúan las balsas de orujo que Oleícolas El tejar tiene en Pedro Abad

peces muertos 1
Peces muertos por el vertido en el Guadalquivir
El Consejo Municipal de Medio Ambiente exige una "sanción ejemplar" para El Tejar por el vertido de orujo al Guadalquivir

El Consejo Municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Córdoba, representado por su vicepresidente y portavoz Ángel Blazquez Carrasco, se ha mostrado "muy preocupado" por el suceso acaecido el pasado martes 19 de junio en el que la empresa Oleícola El Tejar vertió una gran cantidad de orujo al río Guadalquivir a su paso por Pedro Abad.

Según un comunicado oficial del colectivo, a simple vista se pudo apreciar durante la semana una mancha negra de 20 kilómetros que iba dejando a su paso un reguero de muerte con miles de peces muertos flotando en el río. Pero aún se desconocen las consecuencias para el resto de fauna y flora de la cadena trófica del Guadalquivir. Por ello, el Consejo de Medio Ambiente "pide a la Junta de Andalucía y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que informen puntualmente de todas las novedades que se vayan conociendo en la investigación de este suceso para acotar su alcance real, y las medidas paliativas que se tomarán para combatir ese perjuicio al medio ambiente".

Asimismo, se exige "una sanción ejemplar" para la empresa Oleícola El Tejar —una de las mayores empresas españolas en el tratamiento de residuos del olivar—, y la mayor transparencia en el conocimiento del expediente sancionador.

No obstante, la mayor demanda que realiza el Consejo es la adopción de "medidas urgentes" en todas las cuencas hidrográficas de Andalucía para garantizar fehacientemente que todas las actividades potencialmente peligrosas para el medio ambiente cuentan con todas las medidas de seguridad necesarias para certificar que no se puedan volver a producir vertidos contaminantes como los que han vertido al Guadalquivir en estos días.

Evaluación de las balsas

De igual modo, el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta en Córdoba, Francisco de Paula Algar, ha destacado este miércoles que, al margen de la intervención inicial para detectar el 19 de junio el origen y las causas del vertido de orujo al Guadalquivir, técnicos de Medio Ambiente también están evaluando las balsas de orujo que la empresa responsable del vertido, Oleícola El Tejar, tiene en sus instalaciones de Pedro Abad (Córdoba).

En rueda de prensa, Algar, quien ha recordado que Medio Ambiente mantiene reuniones periódicas de coordinación con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para compartir información sobre la evolución del vertido y sus consecuencias y también sobre los respectivos expedientes sancionadores que han abierto a la empresa, ha señalado que en este contexto es en el que "técnicos de la Delegación de Medio Ambiente se han personado en las instalaciones de las balsas que hay en Pedro Abad, para el análisis" de las mismas.

El objeto de esta medida es "hacerles un seguimiento, ver las condiciones en qué se encuentran", a la vez que han "pedido informes a la empresa, para que detalle las causas que, según ella, produjeron el vertido (la rotura accidental de una manguera), las medidas que se tomaron y qué medidas se van a tomar para que no vuelva a ocurrir".

De igual forma, por parte de Medio Ambiente, según ha detallado Algar, "se ha pedido información a la Consejería de Agricultura, que es la competente para la autorización de las balsas", y se están realizando por Medio Ambiente "estudios para ver el daño que se ha causado a la flora y a la fauna" del Guadalquivir en la zona afectada por el vertido, entre El Carpio (Córdoba) y la capital cordobesa, mientras que, de forma paralela, la CHG "también está realizando estudios y se están poniendo en común".

De hecho, se están "viendo las potestades que tiene la Confederación para sancionar e instar a la reparación del daño que se haya causado, y también las potestades administrativas" que tiene la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que está contemplando "actuaciones en torno a la Ley de Gestión Integral de la Calidad Ambiental y también de la Ley de Flora y Fauna".

En este sentido, Algar ha resaltado que la Junta, "dentro del marco normativo" que le compete aplicar, actuará "con contundencia, porque el episodio ha sido importante, como lo demuestran los datos", por ejemplo, de peces muertos a causa del vertido, de los que la CHG ha recogido cinco toneladas.

La empresa

Por su parte y según publica en su edición de este miércoles 'Diario Córdoba', el presidente de la cooperativa Oleícola El Tejar, Francisco Serrano, ha expresado su preocupación por el episodio vivido en el río Guadalquivir a raíz del vertido de orujo originado en su planta de Pedro Abad, lamentando "lo ocurrido porque, pese a cumplir la normativa, nadie está exento de sufrir un accidente como el que hemos sufrido en las labores de trasvase, debido a la rotura de una manguera de dos pulgadas".

Para Serrano, "los efectos que se han registrado en el Guadalquivir han sido mayores debido a las altas temperaturas y el escaso caudal que el río presentaba en esa zona", es decir, que "se ha producido un desgraciado accidente en un momento crítico del río", señalando que "los peces estaban muriendo ya antes por la escasa calidad del agua, la presencia abundante de cieno y el calor".

Desde la cooperativa han recordado que "en 20 años no ha habido ningún problema" y han anunciado que lo ocurrido servirá para que la empresa revise los protocolos de seguridad, de forma que, "pese a ser muy rigurosos, reforzaremos aún más los controles". En cuanto a la exigencia de responsabilidades, el presidente de El Tejar ha indicado que la cooperativa "hará frente a lo que venga".

Comentarios