lunes 25.01.2021

ESTA SEMANA SE HA LICITADO POR CASI 80.000 EUROS LA REDACCIÓN DEL ANTEPROYECTO

Las obras del edificio de Consultas del Materno Infantil comenzarán en 2019

El nuevo edificio contará con una superficie total de 9.532 metros cuadrados, de los que 4.361 estarán construidos y 5.171 se quedarán en bruto y tendrá cinco niveles (nivel -1, planta baja, primera, segunda y tercera)

Las obras del edificio de Consultas del Materno Infantil comenzarán en 2019

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha anunciado este jueves que las obras del nuevo edificio de Consultas Externas Materno Infantil del Hospital Universitario Reina Sofía se prevé que "puedan comenzar en 2019", después de que esta semana se haya licitado, por un importe próximo a los 80.000 euros (IVA incluido), la redacción del anteproyecto y proyecto básico y de ejecución de dichas obras.

En declaraciones a los periodistas durante una visita a los dos nuevos equipos de hemodinámica para procedimientos de cardiología intervencionista instalados en el Reina Sofía, Álvarez ha explicado que los procedimientos administrativos que conlleva la ejecución de esta nueva infraestructura sanitaria son "complejos y largos, por la seguridad que tienen que ofrecer, tanto administrativa, como desde el punto de vista técnico".

En este contexto, según ha señalado, ahora se ha licitado la redacción del proyecto de ejecución del nuevo edificio de Consultas Externas Materno Infantil y, según ha recordado, las empresas interesadas podrán presentar sus propuestas hasta el próximo 31 de enero y, "a partir de ahí, se adjudicará" y la empresa seleccionada tendrá "tres meses" para la redacción del proyecto, abriéndose luego el proceso de licitación para "la propia construcción del edificio", siendo "la previsión que se pueda comenzar en 2019".

Organización funcional 

El nuevo edificio contará con una superficie total de 9.532 metros cuadrados, de los que 4.361 estarán construidos y 5.171 se quedarán en bruto y tendrá cinco niveles (nivel -1, planta baja, primera, segunda y tercera).

Cuando esté finalizado y equipado, se ocupará la planta baja y la primera, mientras que las plantas segunda y tercera se reservarán para futuras ampliaciones vinculadas siempre a la atención maternal y pediátrica, por lo que esta planificación permitirá crecer e ir adaptando el edificio para dar respuesta a las necesitadas que se vayan produciendo en los próximos años (en estas áreas se ejecutará estructura, cerramiento, ventanas y cubiertas quedando en bruto el interior).

Contará con un total de 63 consultas pediátricas y ginecológicas e incluirá un Área de Rehabilitación Pediátrica que incorpora una sala de fisiología. De este modo, ofrecerá once consultas más que en la actualidad, todas aumentarán de tamaño considerablemente (ocuparán entre 17 y 18 metros cuadrados cada una de ellas) y tendrán iluminación y ventilación natural.

Tendrá una imagen, tanto exterior como distribución interior, similar a la del actual edificio de consultas, además de soluciones constructivas y materiales. De este modo, el nuevo replicará el diseño volumétrico y de materiales del actual para que no se visualice como un añadido, sino como una parte de conjunto.

El edificio discurrirá paralelo a la calle San Alberto Magno y se situará entre ésta y la calle interior cubierta del hospital, frente al actual oficio del Hospital Materno Infantil. Los estudios arqueológicos y geotécnicos previos ya están realizados.

El actual Hospital Materno Infantil cuenta con 52 consultas repartidas en diferentes niveles. Una que vez que entre en funcionamiento el nuevo edificio de consultas, la superficie que ahora ocupan estas consultas en el edificio actual --2.690 metros cuadrados-- se liberará para otros usos asistenciales aún por definir.

La redacción del proyecto será "especialmente cuidadosa en el escrupuloso respeto de los derechos del niño" consagrados en el Decreto 246/2005, de 8 de noviembre, por el que se regula el ejercicio del derecho de las personas menores de edad a recibir atención sanitaria en condiciones adaptadas a las necesidades propias de su edad y desarrollo. A tal efecto, se contemplan circuitos y dependencias para menores de edad completamente separados de los del paciente adulto.

Comentarios