martes 05.07.2022

ACUDIRÁN EXPERTOS DE LÍBANO, ARGELIA, IRAK Y JORDANIA

Un congreso internacional dará impulso a la candidatura de Medina Azahara como patrimonio Mundial por la Unesco

La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, adelanta en Córdoba que "hay posibilidades" de lograr la declaración, ya que "es evidente que las cosas se están haciendo bien"

Consejera
La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar junto antes de presentar el congreso
Un congreso internacional dará impulso a la candidatura de Medina Azahara como patrimonio Mundial por la Unesco

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía organizará, del 10 al 13 de febrero próximos, un congreso internacional sobre Medina Azahara al que acudirán expertos de reconocido prestigio en todo el mundo, con el objetivo de poner en el punto de mira a la ciudad palatina cordobesa y apoyar, así, a su candidatura para ser declarada Patrimonio Mundial por la Unesco. 

Así, acudirán responsables de la gestión de otras ciudades similares, que ya son Patrimonio Mundial,  como Anjar, en Líbano; Samarra, en Irak; Qusayr Amra,  en Jordania o Qal'a des Beni Hammad, en Argelia. De hecho, el congreso se denominará 'Medina Azahara y las ciudades islámicas Patrimonio Mundial', y se celebrará en la sede institucional de la ciudad palatina con el doble objetivo de "darla a conocer más y mejor para mostrar las fortalezas que tiene Medina Azahara por sí misma para ser Patrimonio Mundial y fortalecer la candidatura", ha explicado esta mañana en Córdoba la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar. 

Al encuentro, que tiene un marcado carácter internacional, acudirán voces cualificadas de todo el mundo y de ciudades ya incluidas en la Lista Representativa del Patrimonio Mundial, pero también responsables de todas las instituciones, sindicatos, empresarios y parlamentarios. "Todos tendrán cabida y una invitación formal para acudir", ha recalcado Aguilar, quien ha anunciado que el formulario sobre la candidatura va ya muy avanzado y se entregará en marzo con la esperanza de que el Gobierno presente la candidatura cordobesa, puesto que tan sólo se puede presentar una por nación. En este sentido, la responsable autonómica llegó a reconocer que la candidatura cordobesa "tiene posibilidades" de conseguir el éxito, porque "es evidente que se están haciendo las cosas bien".

Problemática de los lugares Patrimonio islámicos

El congreso se articulará en ponencias que se integrarán con un amplio programa de visitas de la propia ciudad palatina y del resto de la capital cordobesa. Asimismo, en las ponencias se pretende abarcar el contexto internacional de la problemática general del Patrimonio Mundial y los casos más significativos de sitios islámicos incluidos en la lista representativa. Se comenzará con una ponencia sobre el panorama actual y las perspectivas del conjunto de bienes del Estado español declarados Patrimonio Mundial, para seguir con una intervención de Icomos-España en torno a los criterios que rigen en la actualidad en la Unesco respecto a la estrategia o estrategias de las declaraciones de Patrimonio Mundial, especialmente de los bienes arqueológicos islámicos.

medina azahara

El director de Medina Azahara, José Escudero, ha explicado, por su parte, que el congreso pretende ser "polifacético y contar con un núcleo representativo de otras ciudades califales" que permita un acercamiento serio, riguroso y científico a un asunto complejo y fascinante: la de conservar y gestionar los sitios islámicos declarados Patrimonio Mundial. 

Como no podía ser de otra forma, la explicación de Medina Azahara y de su candidatura ocupa un lugar preeminente en el congreso en base a los valores universales excepcionales de este sitio irrepetible, que ha movido a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía a postular su candidatura para ingresar en el selecto grupo de los bienes declarados Patrimonio Mundial. En este sentido, los términos de comparación con sitios de similar naturaleza a Medina Azahara se establecen con ponencias en torno a la problemática actual y las perspectivas de futuro de las ciudades islámicas incluidas en la Lista Representativa del Patrimonio Mundial.

Los otros casos similares a Medina Azahara

En definitiva, se trata de una mirada general sobre todo esto que se acompaña de cuatro importantes ponencias sobre otros tantos sitios, sobre su gestión y conservación, y que son representativos de la problemática que envuelve a la propia Medina Azahara: Anjar, una ciudad fundada tempranamente por el califa omeya Walid I a principios del siglo VIII, según el modelo de las ciudades-palacio de la Antigüedad, declarada Patrimonio Mundial en 1984; Qusayr Amra, un pequeño palacio fortificado con baño, construido por los califas omeyas en el desierto en 712-715, notable por sus pinturas figurativas de tradición romana, declarado en 1984, con una extensión en 1994; Samarra, gigantesca ciudad, capital del califato abasí entre 836 y 892, que conserva las ruinas de palacios y mezquitas con notable decoración, declarada en 2007 e incluida en la lista de bienes en peligro, y Qal'a des Beni Hammad, ciudad fortificada y primera capital de la dinastía hammadí, fundada en 1007 y destruida en 1052. Su mezquita, una de las mayores del país,  fue declarada en 1980.

Junto con las ponencias, el programa de visitas a Córdoba y a la propia Medina Azahara y su territorio será una de las claves del congreso para dar a conocer a especialistas y asistentes los valores de la ciudad califal como su parte excavada, que se corresponde con el sector central del alcázar o palacio; las canteras de donde se extrajo la piedra para su construcción, el acueducto que la abasteció de agua, los caminos y puentes que permitieron su conexión con Córdoba y al-Andalus y grandes fincas de recreo y explotación agropecuaria que surgen a su alrededor.

Mesa redonda

El congreso se cerrará con una mesa redonda de alto nivel institucional, en la que estarán presentes la propia Consejería de Cultura, el Ministerio de Cultura, la Unesco, a través del Centro de Patrimonio Mundial, y la Casa Árabe.

Toda una serie de infraestructuras de abastecimiento de agua y de materiales de construcción, así como de caminos y asentamientos, permitieron la vida autónoma de Medina Azahara. Gran parte de ellas persisten en la actualidad y cualifican un territorio histórico que forma parte consustancial de la propia ciudad. Tras su abandono y destrucción a comienzos del siglo XI, Medina Azahara fue olvidada y expoliada, pero quedó en la memoria de las gentes y de los poetas como símbolo de la edad de oro del Califato cordobés.

En 1911 comenzaron las primeras excavaciones, dando inicio a un proceso de recuperación (excavación y restauración) ininterrumpido hasta la actualidad. De su enorme extensión sólo se ha excavado un 10%, correspondiente al sector central del alcázar, que domina la ciudad desde las cotas más altas. Su urbanismo, su arquitectura y sus materiales artísticos, unidos al excepcional paisaje de su ubicación, hacen de Medina Azahara la expresión más acabada de la herencia cultural del Califato cordobés.

Comentarios