miércoles 01.02.2023
Cordoba Hoy

CONSEJO DEL MOVIMIENTO CIUDADANO

El CMC exige que se atiendan las quejas vecinales por incumplir las ordenanzas municipales

Se perpetúan en el tiempo incumplimientos por uso de la vía pública, emisión de ruidos y humos o por problemas de accesibilidad
Turistas en la zona patrimonial
Turistas en la zona patrimonial haciendo uso de la Mezquita como 'terraza' de algunos negocios
El CMC exige que se atiendan las quejas vecinales por incumplir las ordenanzas municipales

El Consejo del Movimiento Ciudadano (CMC) ha exigido al Ayuntamiento de Córdoba que disponga los servicios de seguridad, vigilancia e inspección de la Policía Local y de Gerencia de Urbanismo en defensa de las quejas vecinales consolidadas sobre incumplimiento de las ordenanzas municipales.

"En estos días prenavideños, pero con la antesala de una semana de puente infinito, no es el momento de dar sensación de impunidad, sino que se debe organizar la deseada actividad pública y privada sin que se altere la convivencia. Por ejemplo, la actividad de música en las calles debe controlar su volumen", señala el colectivo que preside Juan Andrés de Gracia en un comunicado.

En estos momentos se agudizan los problemas que ya se vienen denunciando, en algún caso durante años, como sucede sobre molestias por actividad no autorizada en la calle Don Rodrigo, donde hay vecindario que se ve permanente sometido a ruidos o a humos y olores por negocios que no están autorizados para ello, "de lo que tiene constancia el Ayuntamiento desde hace años".

O las quejas permanentes por invadir las aceras en la Avenida de Barcelona, María la Judía, Gran Capitán, o barrios populares como Valdeolleros o Ciudad Jardín, por ejemplo. "No nos referimos a quejas puntuales, hacemos referencia a problemas con apoyo colectivo de asociaciones vecinales", añaden. Otro ejemplo es el corte de aceras estrechas por veladores que impiden el paso, obligando al peatón o a la silla de ruedas a bajarse a la calzada.

Desde el Consejo del Movimiento Ciudadano se está denunciando el uso no permitido de los recorridos peatonales con la instalación de todo tipo de elementos en la vía pública pegados a fachadas. En este caso se alude no sólo a mesas de veladores, "aunque proliferan de forma ilegal los taburetes o toneles pegados a la pared, sino a tiendas que sacan percheros, a fruterías que invaden el acerado, a talleres que aparcan vehículos esperando su arreglo, en definitiva, a toda una gama de ocupación ilegal de la vía pública y de los espacios peatonales".

En este sentido, "no es admisible que se use el mobiliario urbano (bancos,...) como extensión de la actividad hostelera privada".

Así, el CMC recuerda que no se puede difundir música al exterior de los negocios ni instalar televisiones, "por mucho que el Consistorio dé mal ejemplo con el espectáculo de la calle Cruz Conde". Tampoco se pueden cortar las aceras con toldos ilegales que convierten las calles en túneles incluso en pleno Centro de la ciudad de forma que se apropian de la vía pública de forma descarada, "por muy famoso que sea el negocio".

Tampoco se pueden sacar barras, ni vender bebida o preparar comidas en el exterior de los establecimientos, por mucho que "la propia Mezquita sirva de terraza para algunos negocios de forma increíble".

Comentarios