miércoles 08.02.2023
Cordoba Hoy

SANIDAD PÚBLICA

El centro de salud Poniente implanta la figura de asistente de enfermería para abordar heridas crónicas complejas

Botella señala que el objetivo es asegurar una atención integral de calidad para dar respuesta a las necesidades del paciente y su familia
María Jesús Botella en el centro de salud Poniente
María Jesús Botella en el centro de salud Poniente
El centro de salud Poniente implanta la figura de asistente de enfermería para abordar heridas crónicas complejas

El centro de Salud Poniente de Córdoba ha implantado una nueva figura asistencial de enfermería dirigida a optimizar la eficiencia en el abordaje de las heridas crónicas complejas. El objetivo es "asegurar una atención integral, individualizada y de calidad para dar respuesta a las necesidades específicas del paciente y su familia, garantizando la continuidad asistencial", tal como ha indicado la delegada de Salud y Consumo, María Jesús Botella (PP), durante una visita al centro para conocer las mejoras llevadas a cabo en el mismo.

Botella ha informado que en noviembre de 2022 comenzó la actividad de la Enfermería de Práctica Avanzada en Heridas Crónicas Complejas dentro del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir, a través del Proceso Asistencial Integrado de Diabetes, como una herramienta fundamental en el control de las lesiones de estos pacientes. Los resultados se han traducido en beneficios asistenciales, tanto en prevención de este tipo de lesiones, así como para la reducción de los procesos de cicatrización de estas heridas.

La delegada ha explicado que "las heridas crónicas son una patología frecuente y uno de los problemas de salud pública más importantes en los países desarrollados y su incidencia continúa aumentando, debido principalmente al incremento y el envejecimiento de la población".

Atención Especializada

Las funciones de esta figura asistencial pasan por unificar criterios de actuación con Atención Especializada (cirugía plástica, vascular, dermatología) y Atención Primaria. Por este motivo, se ha creado la figura de un enfermero referente en heridas crónicas, en cada Unidad de Gestión Clínica.

Igualmente se pretende dar respuesta a la demanda asistencial de los usuarios para la revisión de curas; potenciar la prevención de lesiones, con especial atención a los pacientes inmovilizados. tanto en domicilios como en residencias; conocer la prevalencia y la incidencia de las heridas crónicas; o mejorar la comunicación y coordinación con los profesionales a través de visitas mensuales programadas a los centros de salud.

Por otro lado, esta figura adecúa un uso eficiente de los recursos para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, incide en la labor docente de profesionales sanitarios, tanto en Atención Primaria como sociosanitarios en residencias, y potencia la investigación.

Esta nueva figura pretende también facilitar la prevención como la mejor alternativa para evitar la aparición de heridas crónicas y, en su defecto, promover su curación si es que ya han aparecido, actuando como referencia, soporte y asesoramiento para equipos de atención primaria, unidades de hospitalización, centros sociosanitarios y residenciales. Las enfermeras de práctica avanzada desarrollan su labor como atención directa a personas con heridas complejas, así como facilitando consultoría, formación y generación y transferencia del conocimiento.

De hecho, la mayoría de estas profesionales participan o lideran proyectos de investigación relacionados con los cuidados de las heridas. Se trata de un perfil profesional con liderazgo clínico en el ámbito de su trabajo, con autonomía para la toma de decisiones complejas, basadas en la aplicación de la evidencia y en los resultados de la investigación a su práctica profesional. Las heridas crónicas son lesiones de la piel con una escasa o nula tendencia a la cicatrización que no evolucionan adecuadamente en el tiempo esperado mientras se mantenga la causa que la produce.

Pueden provocar complicaciones graves o incidir sobre la calidad de vida. Las más frecuentes se dividen en dos grandes grupos: lesiones relacionadas con la dependencia (úlceras por presión, lesiones cutáneas asociadas a la humedad y lesiones por fricción) y las lesiones en extremidad inferior que se identifican con las úlceras venosas y las diabéticas.

Unidades de Residencias

Por otro lado, durante su visita al centro de salud Poniente, la delegada de Salud y Consumo se ha referido a la Unidad de Residencias que atiende en el Distrito Sanitario Córdoba Guadalquivir a 35 centros residenciales, 23 ubicados en la zona urbana, y una población de 2.200 residentes.  Como ha explicado Botella, las Unidades de Residencias surgen ante el aumento de las necesidades de atención y cuidados de las personas residentes, agravado con la pandemia, "dentro de una estrategia organizativa de mejora de la atención sanitaria en los centros residenciales de mayores, con el objetivo de mejorar la calidad asistencial, la seguridad clínica, la calidad de vida y la satisfacción de las personas".

Entre las funciones de estas enfermeras de gestión de casos se encuentran mejorar la accesibilidad al sistema sanitario, adaptar las recomendaciones de los planes y procesos asistenciales a la población más vulnerable, apoyar y dar soporte a los profesionales de referencia del centro de salud al que pertenece el centro residencial, coordinar la atención que reciben los residentes, continuar con la vigilancia epidemiológica del COVID-19 y otras enfermedades infecciosas, así como la formación del personal de la residencia en medidas de prevención y promoción de la salud.

Inversiones

Por último, Botella ha hecho referencia a una serie de mejoras realizadas en el centro de salud de Poniente en las que se han invertido 120.762 euros para la pintura interior del edificio, instalación de placas solares, reparación de cornisas, nuevo depósito de agua de sistema contra incendios, colocación de lavabos en consultas y reparación de escaleras.

Comentarios