"PERSECUCIÓN SINDICAL"

CCOO exige a la empresa AB Mauri la reincorporación del delegado sindical despedido

El sindicato, que se ha concentrado hoy a las puertas de la empresa impidiendo el tránsito de camiones, denuncia que el representante sindical ha sido objeto de persecución desde que fue elegido como representante legal de los trabajadores y trabajadoras, poniéndose en entredicho su profesionalidad
Concentración de CCOO a las puertas de AB Mauri
photo_camera Concentración de CCOO a las puertas de AB Mauri

El Sindicato de Industria de CCOO de Córdoba exige a AB Mauri la inmediata reincorporación del representante legal de los trabajadores y trabajadoras al que han despedido por causas disciplinarias, que el sindicato considera que no están justificadas.

El sindicato, que se ha concentrado hoy a las puertas de la empresa, fabricante de levaduras y otros ingredientes para pastelería y panadería, explica que la empresa ha realizado una supuesta auditoría del trabajador despedido, lo que ha provocado su despido, pero en realidad "este trabajador ha sido despedido por defender los derechos de sus compañeros y compañeras y exigir el cumplimiento del convenio colectivo", ha asegurado el secretario General del Sindicato de Industria de CCOO de Córdoba, Agustín Jiménez.

"No hemos visto ninguna documentación relativa a esa auditoría, lo que implica una absoluta indefensión del delegado, que hasta que no fue elegido como representante sindical, no había recibido ninguna amonestación por parte de la empresa", explica Jiménez. Sin embargo, "desde que el trabajador se convirtió en delegado sindical, la empresa le ha hecho dos auditorías. En la primera, lo sancionaron con tres días de suspensión de empleo y sueldo y ahora, lo despiden sin más justificación que una auditoria que dice que no cumple con sus funciones, pero sin demostrar nada", ha insistido el dirigente de Industria.

"No entendemos como se puede pasar de ser un buen trabajador a cometer errores tan graves -y tan desconocidos- que puedan provocar su despido fulminante", ha añadido Jiménez, quien remarcó que "el trabajador se encuentra en total indefensión, porque desconocemos los datos de esa auditoría y no se pueden contrastar".

Por ello, CCOO ha denunciado ante el Juzgado el despido al entender que no hay causas objetivas para el mismo y que responde a la intención de la empresa de amedrentar a la plantilla para evitar la acción sindical. "No es la primera vez que CCOO se enfrenta a empresas que despiden a un trabajador solo por ser representante de sus compañeros y compañeras y como en esas otras ocasiones -Bronpi o EuroGaza- lucharemos hasta lograr demostrar que el despido de este delegado se ha debido a su labor como representante sindical y lograr su readmisión", ha apostillado Jiménez.