domingo 17.01.2021

SEGÚN UN ESTUDIO DE FORMASTER

Desde el carné con puntos los accidentes con heridos han subido un 40% en Córdoba

Por contra, los siniestros con víctimas mortales bajan un 59%, pero anualmente más de 2.000 cordobeses salen con heridas en problemas relacionados con vehículos

Captura de pantalla 2017-04-24 a las 17.30.06
Captura de pantalla 2017-04-24 a las 17.30.06
Desde el carné con puntos los accidentes con heridos han subido un 40% en Córdoba

En la provincia de Córdoba, desde la puesta en marcha del carné por puntos, en junio de 2006, los fallecidos por accidentes de tráfico han descendido un 59%. Sin embargo, y el dato que preocupa a Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, es que los siniestros de tráfico con heridos no han descendido, sino que han subido un 40%. Por este motivo, desde la Asociación Formaster se reclama a las administraciones que las políticas de seguridad vial en Córdoba vayan también destinadas a la reducción del número de accidentes de tráfico en carreteras, calles y travesías de la provincia.

Así, en Córdoba se dieron, según últimos datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), 1.491 accidentes con víctimas, en los cuales fallecieron 26 personas. Un dato que deja a la provincia andaluza muy lejos de la propuesta de la Unión Europea (UE) para 2020 de cero víctimas mortales en las carreteras.

Respecto al resto de provincias de Andalucía, se comprueba, según los datos de Formaster, que ha sucedido algo parecido y en todas las provincias el descenso de fallecidos ha sido mayor que la bajada de accidentes de tráfico con víctimas. Incluso en las provincias de Málaga, Córdoba y Sevilla los accidentes de tráfico con víctimas subieron, en el caso de Sevilla y Córdoba de forma bastante considerable (más del 40%), siendo Sevilla la quinta provincia con peores datos de España.

Provincia

Descenso de Fallecidos

Descenso de Accidentes con víctimas

Almería

76%

33%

Cádiz

65%

16%

Córdoba

59%

Suben un 40%

Granada

58%

24%

Huelva

65%

27%

Jaén

59%

1,73%

Málaga

62%

Suben un 7,4%

Sevilla

65%

Suben un 47,9%

 

Igualmente sucede con los datos nacionales para toda España, que revelan que los fallecidos por motivos de tráfico descendieron un 60% mientras que los accidentes de tráfico con víctimas no lo hacen en la misma proporción, y bajan sólo un 2%.

Radiografía de los siniestros en Córdoba

Si se elabora una radiografía de la siniestralidad vial en Córdoba, la zona donde más accidentes de tráfico con víctimas se producen es en las vías urbanas (calles y travesías), donde se dan el 66% de los siniestros, seguido de las carreteras convencionales, con un 26%, y sólo el 5% ocurren en autovías o autopistas. Para Formaste, estos datos demuestran que "debe hacerse especial hincapié en políticas de seguridad vial en las zonas urbanas de la provincia".

accidente pretorio

En Córdoba al año se producen 19 accidentes por cada 10.000 habitantes, un ratio muy por debajo de la media nacional, que está en 21 accidentes por cada 10.000 habitantes. El problema para Formaste es que anualmente más de 2.000 cordobeses resultan heridos en un accidente de tráfico. En Andalucía es Almería quien tiene el ratio más bajo con 10 accidentes por cada 10.000 habitantes y siendo Sevilla el más alto con 27 accidentes por cada 10.000 habitantes. A nivel nacional el dato más preocupante es el de Barcelona con 36 accidentes por cada 10.000 habitantes y el más bajo es el de Zamora con sólo seis accidentes por cada 10.000 habitantes.

Unir esfuerzos

Para Formaster es muy importante el descenso de las víctimas mortales por accidente de Tráfico desde la puesta en marcha de medidas como el carné por puntos y que la bajada haya sido significativa a nivel nacional y en todas las provincias españolas. Pero la Asociación está preocupada por que no haya ocurrido lo mismo en relación al número de accidentes de tráfico con heridos donde a nivel nacional sólo ha descendido un 2% y en muchas provincias, incluso, han aumentado de forma muy significativa. Por ello, solicita que todos los actores que trabajan por la Seguridad Vial en España "empiecen a unir esfuerzos y acciones para enseñar los riesgos que conlleva la conducción en relación a los accidentes de tráfico con heridos y que la conducción imprudente en la carretera no sólo produce fallecidos, sino también heridos y víctimas".

La conclusión a la que se llega desde la Asociación Formaster es que las medidas de seguridad, tanto activas como pasivas, que incorporan los vehículos han contribuido a la reducción de fallecidos, pero no en la percepción del riesgo, que hace que a mayor seguridad que percibe el conductor, mayores riesgos asume y esto conlleva a más accidentes.

IMG_2122

Por este motivo, la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial propone siete puntos a tener en cuenta para seguir bajando la siniestralidad vial en nuestras carreteras y ciudades, además de los fallecidos en accidente de tráfico. El primero de ellos es una mayor implicación de la sociedad ante un problema tan grave como es la siniestralidad vial en nuestras carreteras.

Recomendaciones de Formaster

De igual modo, plantea que las campañas de sensibilización para la sociedad también vayan encaminadas a bajar el número de accidentes en carretera, además de que se impulsen planes nacionales (PIVE) que ayuden a modernizar el parque automovilístico con coches que aporten mayor tecnología aplicada a la seguridad.

formaster

Por otro lado, recomienda incluir mayor educación vial, ya que cuanto más pronto se enseñe a los hijos seguridad vial mejores conductores y ciudadanos los haremos ante el mundo vial. Entre tanto, ayuntamientos y corporaciones locales, provinciales y autonómicas podrían realizar acciones de concienciación social ante el gran número de accidentes en carreteras y vías urbanas, incorporando Planes de Movilidad adecuados a las ciudades.

Otro punto importante es que el ciudadano tenga conciencia del riesgo que conlleva los despistes al volante, la velocidad, el no respetar las normas de circulación y el consumo del alcohol y las drogas unidas a conducción. Finalmente, habría que mejorar las vías y carreteras para una eliminación de los puntos negros y una mejor visibilidad de las calles, cruces y travesías, y sobre todo, de pasos de peatones.