martes 16.08.2022

PARA GARANTIZAR LA INTEGRIDAD DEL MURO NORTE

El Cabildo plantea que la segunda puerta sea de cristal

Con la puerta de cristal transparente que plantea el Cabildo se lograría el efecto de "la integración" del Patio de los Naranjos "dentro del edificio" de la Mezquita-Catedral y también que el templo en sí "se prolongue a través" del Patio de los Naranjos

Imagen de abril de 2017 de la retirada de la celosía de Rafael de la Hoz para abrir una segunda puerta a la Semana Santa
El Cabildo plantea que la segunda puerta sea de cristal

El Cabildo Catedral de Córdoba para velar por la integridad del muro Norte de la Mezquita-Catedral va a plantear, contando para ello con la Junta de Andalucía, que la llamada segunda puerta no sea una réplica abatible de la celosía de madera maciza ya retirada del arco en cuestión, tal y como ya se había previsto y aprobado, sino que se coloque una puerta de cristal transparente de doble hoja para que "entre la luz".

Así lo ha anunciado este jueves, en declaraciones a los periodistas, el deán presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya, quien ha explicado que el diseño de ese nuevo proyecto de segunda puerta "no debe ser un trabajo solo de los arquitectos del Cabildo, sino también conjuntamente con los arquitectos de la Junta de Andalucía, de la Delegación de Cultura en Córdoba, para que, una vez que nos sentemos, veamos cuál es el efecto mejor".

En este sentido, Pérez Moya ha indicado que con la puerta de cristal transparente que plantea el Cabildo se logrará el efecto de "la integración" del Patio de los Naranjos "dentro del edificio" de la Mezquita-Catedral y también que el templo en sí "se prolongue a través" del Patio de los Naranjos, por la "sintonía" que se lograría entre las hileras de naranjos y las hileras de columnas, de ahí que "habrá que estudiar muy seriamente qué proyecto" se hace, "y que resulte más espléndido y estéticamente mejor".

La necesidad de modificar el proyecto de segunda puerta ha surgido a raíz de la prospección arqueológica realizada previamente, gracias a la cual se ha descubierto, no solo que el proyecto previsto tendría difícil encaje, sino que la celosía retirada, que data de los años 70 del pasado siglo, "era de una anchura desproporcionada y, cada vez que cambiaba el tiempo, en invierno y verano, presionaba sobre el muro de una manera horrible, según dicen los arquitectos conservadores y los arqueólogos".

En consecuencia, según ha advertido Pérez Moya, si se volviese a colocar la celosía retirada en el arco ahora abierto en el muro Norte del monumento, que da al Patio de los Naranjos, se tendría que "prever que dentro de unos años habría que reforzar el muro", lo que quiere decir que la celosía retirada, al igual que las otras tres que aún cubren otros tres arcos, suponen "una amenaza para la estructura del muro Norte de la Mezquita-Catedral".

La solución, según ha argumentado el presidente del Cabildo, dado el riesgo que suponen las celosías para el monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pasa porque "todos busquemos la razón, el método científico y que podamos llegar a unas conclusiones que sean para todos evidentes", en cuanto a "cómo poder corregir esa influencia negativa que tienen sobre el muro" las celosías.

En cualquier caso, según ha resaltado Pérez Moya, mientras se acuerda y diseña el nuevo proyecto de segunda puerta y se estudia qué hacer respecto a las otras celosías, el arco ahora cubierto por un plástico quedará así, aunque se retirará durante la próxima Semana Santa, para que las procesiones puedan pasar al interior del principal templo de la Diócesis, que ya está integrado desde la pasada Semana Santa en la Carrera Oficial.

Comentarios