lunes 23.11.2020
Cordoba Hoy

EFECTOS DELA PANDEMIA EN LA CONVIVENCIA

Bellido pide que la ciudadanía denuncie infracciones y avisa que no tolerará coacciones

El fin de semana un vecino denunció una fiesta con exceso de personas y su fachada fue atacada
El alcalde de Córdoba, José María Bellido
El alcalde de Córdoba, José María Bellido
Bellido pide que la ciudadanía denuncie infracciones y avisa que no tolerará coacciones

El alcalde de Córdoba, José María Bellido (PP), ha pedido encarecidamente a la población que cumpla al pie de la letra tanto lo que determina la orden de la Junta del 14 de octubre como el nuevo estado de alarma decretado ayer, domingo, por el Gobierno central para frenar el avance de la pandemia y tratar de ser, al mismo tiempo, "lo mejor y la ejemplaridad más absoluta", amén de evitar que las restricciones puedan ir a más.

Y eso implica una condena hacia quienes se vengan de determinados vecinos que han hecho pública un comportamiento no deseable, como ha sido el caso de una fiesta en una vivienda particular, a la que la Policía Local tuvo que acudir para cortar por lo sano con esa peligrosa concentración de personas e imponer una sanción. Pero es que se ha dado la circunstancia de que la fachada de la casa de la persona que denunció ha sido atacada de forma vandálica a modo de venganza por el chivatazo.

En este sentido, Bellido ha advertido que será muy contundente no sólo con quien incumpla las normas obligadas por la pandemia, sino también contra quienes se tomen la justicia por su mano como en el ejemplo anterior. De hecho, ha avanzado esta mañana que, a pesar de que aún no se ha celebrado una junta de seguridad, el control de los incumplimientos se van a llevar a cabo tanto por la Policía Local como por la Policía Nacional.

"La nueva situación supone un recorte de derechos, que son auténticos sacrificios, y no debemos juzgar a quienes ejerzan sus libertades no limitadas", ha advertido. Y en este sentido ha querido separar claramente lo que son "nuestros derechos" por un lado y lo que son "comportamientos no deseables de nuestro vecinos", por otro. El toque de queda supondrá, entre otras cosas, menos relaciones sociales, y, de hecho, "hay gente que dentro de su libertad podrá si lo ve conveniente confinarse, y que nadie caiga en el error de juzgar esos comportamientos", ha añadido.

También es el momento de ser solidarios y los primeros el Ayuntamiento para ayudar al ciudadano, ha señalado Bellido, quien ha avanzado que se pondrán en marcha medidas económicas económicas y sociales para sectores empresariales afectados por la crisis, como son el turismo, los mercadillos o la hostelería y restauración. Además de esa ayuda, a la ciudadanía cordobesa le ha pedido que "si tenemos que consumir lo hagamos en nuestros comercios de cercanía y bares".

Pero ha insistido en la idea de que "denunciaremos los incumplimientos en cualquier orden y pido a los vecinos que den el aviso y llamen a la Policía sin miedo cuando vean una infracción, porque no vamos a permitir tampoco coacciones a los que denuncien y que se use cierto grado de violencia por denunciar incumplimientos del estado de alarma". Se trata más bien de un "llamamiento a la solidaridad y a la convivencia y respeto y no caer en enfrentamientos entre ciudadanos para recuperar las libertades individuales".

Comentarios