domingo 01.11.2020

JORNADAS DEL COLEGIO DE ABOGADOS SOBRE EL FUTURO DE LA JUSTICIA

Aznar advierte en Córdoba de que "nos esperan tiempos complicados"

El expresidente reclama una regulación más laxa, revisando la cantidad y calidad de las leyes actuales, para hacer frente a desafíos como el aumento del proteccionismo o la inestabilidad en la Unión Europea

José María Aznar, esta tarde en el Colegio de Abogados de Córdoba.
José María Aznar, esta tarde en el Colegio de Abogados de Córdoba.
Aznar advierte en Córdoba de que "nos esperan tiempos complicados"

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha estado esta tarde en Córdoba para participar en unas jornadas del Colegio de Abogados sobre el futuro de la justicia en España. En su intervención, el exmandatario ha alertado de que "nos esperan tiempos complicados" por una situación internacional en la que "el entorno no nos va a ayudar". Aznar se refería, entre otras cosas, al previsible aumento del proteccionismo -es uno de los ejes de la política de Trump- y a la inestabilidad de la Unión Europea.

Para hacer frente a una situación compleja, Aznar considera que se debe legislar menos, pero con más calidad en las normas. Esto es, un neoliberalismo en lo judicial. El expresidente citó a Niall Ferguson, un historiador británico de prestigio, "quien ha reflexionado sobre la decadencia de las sociedades occidentales" por los efectos de la "sobrerregulación en la actividad económica y empresarial". El analista británico advierte, en una opinión que suscribe Aznar, de que en tales circunstancias "el imperio de la ley se convierte en el imperio de los abogados".

"Hay que preguntarse si las normas van a facilitar las cosas a la gente o las van a poner más difíciles", una reflexión que Aznar ha planteado en varias ocasiones. Y también, ha dicho, hay que "revisar la cantidad y calidad de muchas normas" -sin aclarar cuáles- y "depurar la normativa". Un exceso de reglamentación tiene, en su opinión, varios efectos perversos: se diluye la responsabilidad de cada administración pública -"no se sabe quién hace cada cosa"-; se incrementan los costes de la justicia; se fragmenta el mercado interior; y aumenta el riesgo de "irregularidades" en los procedimientos judiciales y de gestión.

En este panorama, con exceso de legislación, las leyes "no afectan por igual a quienes tienen recursos que a las pequeñas y medianas empresas". Y aunque Aznar reconoce que "se han dado pasos para legislar menos y mejorar", aún "hay que avanzar más".

aznar 6 - copia

Que cada palo aguante su vela

Aznar también se ha referido al papel de la justicia en asuntos que no le competen. Los más notables son la depuración de responsabilidades políticas y los nacionalismos. El político del PP vino a decir que cada palo aguante su vela: "La justicia está actuando sobre cuestiones que no son de su ámbito de responsabilidad. Y eso produce distorsiones muy importantes. Cada uno debe jugar su papel, no el de los demás". Por ello, Aznar ha recordado que "la justicia no puede impartir responsabilidad política; si eso no se entiende, tendremos muchos problemas".

El expresidente ha criticado a quienes consideran que la responsabilidad política se dirime en los tribunales de justicia, un argumento usado a menudo por los partidos políticos, incluido el PP. "Eso no es verdad", ha dicho tajantemente, porque "la función de los jueces y fiscales no es determinar responsabilidades políticas".

La situación política actual también ha sido objeto de análisis en su ponencia. Los problemas para formar gobierno y la inestabilidad política han provocado, ha recordado Aznar, que durante 15 meses no se haya aprobado ninguna ley que merezca tal nombre. "La fragmentación política", ha expuesto, "puede ofrecer estabilidad pero no propiciar reformas. Y necesitamos estabilidad y reformas, las dos cosas".

Finalmente, la dificultad para alcanzar grandes acuerdos políticos tiene una explicación, en opinión del exmandatario. "No es posible llegar a acuerdos entre personas que piensan totalmente distinto, como ocurre ahora mismo. El consenso no sólo no es posible, sino que no es necesario".