martes 15.06.2021

ORDENANZAS MUNICIPALES

El Ayuntamiento aprueba las ordenanzas fiscales con los votos de PSOE, IU y Ganemos

La oposición insiste en que las ordenanzas, que suben un 0,7%, perjudican a la clase media, mientras que el Gobierno defiende la progresividad de los impuestos municipales

Aprobación ordenanzas 2
Los viceportavoces del PP, Salvador Fuentes y José María Bellido, mostraron su rechazo a unas ordenanzas que, en su opinión, perjudican a la clase media
El Ayuntamiento aprueba las ordenanzas fiscales con los votos de PSOE, IU y Ganemos

El Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado hoy definitivamente las ordenanzas fiscales de 2016, que registran una subida del 0,7%, gracias a los votos del cogobierno de PSOE e IU, y de Ganemos. Ciudadanos se abstuvo mientras que UCOR y PP votaron en contra de unas ordenanzas que solo han admitido parcialmente una alegación, la que afecta al límite del valor catastral para la bonificación del IBI de las viviendas de familias numerosas, que pasa de 60.000 a 90.000 euros.

Sobre esta cuestión, la delegada de Hacienda del Ayuntamiento, Alba Doblas, explicó que muchas de las alegaciones no se han podido admitir porque se refieren a ordenanzas que no se han reformado y "sólo pueden ser objeto de reclamación aquellas ordenanzas que hayan sido previamente revisadas".

Mientras el tripartito reconocía que no son las ordenanzas que se quería y aplazaba al próximo año la negociación de unas ordenanzas que puedan abordar las alegaciones presentadas por distintos colectivos, entre ellos la Federación de Asociaciones de Vecinos Al-Zahara o CECO, la oposición ponía el acento en el castigo que va a sufrir la clase media con estos impuestos.

Uno de los puntos más discutidos ha sido la subida del impuesto de circulación, que será del 3,1%. Para los partidos del acuerdo de gobernabilidad es una subida justificada y que afecta a los vehículos más contaminantes, mientras que UCOR y el PP cargaron las tintas en que la subida afecta a más de 65.000 vehículos en la ciudad, lo que supone aproximadamente la mitad del parque automovilístico de la capital cordobesa.

También hubo rifirrafe a cuentas del trabajo de los técnicos municipales. El PP remarcó que han tenido que redoblar esfuerzos para poder sacar adelante las ordenanzas mientras que Alba Doblas, replicó que si han tenido que hacerlo ha sido por la falta de personal que ha dejado el PP en el Ayuntamiento.

Defensa de las ordenanzas

Doblas afirmó que “para la derecha, las subidas o las bajadas se han generalizados de modo que han beneficiado más a quien más tiene y han perjudicado a aquel que efectivamente se encontraba en una situación desfavorable” y añadió que las ordenanzas contemplan beneficios y bonificaciones para aquellos que tienen menos y se encuentran en una situación más difícil y, sobre todo, “con los impuestos se mantienen los servicios públicos que otros mientras tanto intentan privatizar, servicios públicos que otorgan un beneficio a la generalidad de la ciudadanía y que es algo así de simple, así de sencillo, tan escolar como el que todos debemos contribuir al bienestar de todos en la medida de nuestras posibilidades”.

La portavoz del PSOE, Carmen González, señaló que “este proyecto de ordenanzas fiscales lo que viene a significar es los ingresos que este Ayuntamiento va a tener para poder sostener los servicios públicos municipales, que es por lo que tenemos que velar”, aunque como el resto admitió que las ordenanzas “no reconocen la totalidad de la idiosincrasia ni de la firma que este equipo de Gobierno quiere poner para las ordenanzas fiscales para este Ayuntamiento”.

El portavoz de Ganemos, Alberto de los Ríos, dijo que apoyan las ordenanzas porque “hacen recaer el esfuerzo sobre aquellos que más tienen, la progresividad fiscal se aumenta, aunque nos hubiera gustado que se hubiera mantenido la presión fiscal” e “inciden en asuntos que nosotros propusimos como energías renovables, accesibilidad, bonificaciones a grupos sociales con rentas más bajas, aunque echamos en falta una mayor participación ciudadana”.

La oposición

Por el contrario, UCOR, Ciudadanos y PP criticaron las ordenanzas que coincidieron en señalar que no son las ordenanzas que necesitan los cordobeses. Así, José María Bellido, portavoz del Grupo municipal del PP, remarcó que “nos parecen un castigo a las clases medias cordobesas” y “son unas ordenanzas fiscales que han dado la espalda a la ciudad”.

Por su parte, el portavoz de UCOR, Rafael Serrano, insistió en que las ordenanzas "no es lo que quieren los cordobeses, no es lo que necesitan los cordobeses porque entendemos que lo que hace falta es una bajada de impuestos con la cual haya más dinero en los bolsillos de los cordobeses para que consuman en nuestra ciudad, los negocios vayan mejor y haya más creación de puestos de trabajo".

Por último, el portavoz de Ciudadanos, David Dorado, apuntó que aunque la prioridad del Gobierno municipal es ayudar a los más necesitados, la "mejor" ayuda es el fomento del empleo. "Se están olvidando del fomento del empleo y de la actividad económica" y "se centran en incrementar los impuestos a la clase media".

Destacar la intervención del concejal de ciudadanos José Luis Vilches, quien hizo hincapié que "estamos perdiendo el tiempo si no hablamos antes" y "al final lo que se impone son los votos", es decir, "el voto de partido frente a los intereses de la ciudadanía".

Comentarios