domingo 13.06.2021

CITA CON LA CIENCIA

Alló, científico: "¿Hay un lago bajo la plaza de Las Tendillas?"

La Universidad de Córdoba reúne a 10 científicos e investigadores con público en general al estilo de las citas en bares. El objetivo, divulgar la ciencia

uco cita con la ciencia
El encuentro 'Cita con la Ciencia' celebrado en el bar Automático. En primer plano, Teresa Morales -a la derecha- intenta explicar a su interlocutor qué es la epigenética.
Alló, científico: "¿Hay un lago bajo la plaza de Las Tendillas?"

¿Qué tienen en común un biológo, un químico, un filósofo o una ingeniera hidráulica? En principio, nada más allá de que todos son científicos -sí, el filósofo también-. Y que todos ellos, de hasta 10 disciplinas distintas, han participado esta tarde en la iniciativa Cita con la Ciencia de la Universidad de Córdoba para divulgar la investigación. Al más puro estilo de las citas amorosas en bares, la decena de profesores de la UCO han compartido una hora de charlas y debate con público profano en la materia. Cada científico disponía de cinco minutos para explicar a su partenaire -otros diez en total- a qué se dedica, qué investiga o, en algún caso, cuál es su materia. Y aceptaban cualquier tipo de pregunta sobre la rama que dominan.

Por ejemplo, es difícil resistir la tentación de preguntar a una ingeniera hidrálica sobre la leyenda del lago subterráneo de Las Tendillas. ¿Eso existe? ¿Hay alguna prueba? María José Polo no elude la pregunta y, contra lo que pueda pensarse, lo considera algo posible, aunque "no hay ninguna evidencia", asegura. Las aguas de la Sierra, explica esta profesora de la UCO que estudia las cuencas hidrográficas, se canalizan hacia el río pero en la plataforma del centro de Córdoba podrían acumularse en un acuífero.

Los proyectos que han explicado los investigadores son de lo más variado. La psicóloga Carmen Viejo estudia las relaciones de pareja, un asunto que no llama la atención en alguien que trabaja con la mente humana... salvo porque son amoríos de adolescentes. Con su trabajo, Carmen Viejo intenta prevenir los efectos nocivos de entender mal las relaciones de pareja.

Teresa Morales trabaja con la epigenética, una ciencia tan complicada de entender para un neófito que la investigadora necesita sus cinco minutos para explicar de qué trata. Y lo cierto es que lo consigue, aun a riesgo de tener que dejar preguntas en el aire y de que uno no sepa muy bien en qué consiste su investigación. A su lado, el biólogo Sergio Pedraza se afana en explicar cómo un simple análisis de sangre puede salvar vidas: su estudio consiste en buscar un método para prevenir el cáncer de páncreas que, asegura, sólo se suele detectar cuando está en una fase muy avanzada, ya no vale la quimioterapia y la cirugía es muy complicada. Pedraza explica que su proyecto es similar al que ya existe para prevenir el cáncer de próstata.

Humanidades

En Cita con la Ciencia también ha habido espacio para las Humanidades -¿por qué no?-. Así, la joven profesora de Estudios Árabes Lourdes Bonhome -que sabe arameo, hebreo, sumerio y varias lenguas semíticas- capta la atención con un precioso objeto: una lámina original de un libro del siglo XIII, en perfecto estado, que cualquiera puede tocar y repasar. Es un poema de amor de un poeta persa. No hay muchas ocasiones de tener entre las manos una cosa así.

Manuel Bermúdez, filósofo, ha desarrollado una aplicación que permite analizar discursos y representarlos en una gráfica según siete baremos preestablecidos. Para explicarla, emplea palabras de Manuel Azaña antes de la llegada de la Segunda República y después del golpe de estado de Franco. Sorprendentemente, su programa muestra cómo el político era más exaltado antes de la República y se mostró más conciliador en julio del 36. Su programa guarda otra sorpresa. "Hemos analizado los discursos de Obama y de Bush, ¡y son iguales!", explica a su contertulio. Pero ya no hay tiempo para más, sus cinco minutos han pasado.

Quizás su herramienta para analizar la oratoria le haya servido a Bermúdez para plantear bien sus 10 citas. Al término del encuentro, el filósofo ha sido el más votado por el público como el mejor comunicador. Para que luego menosprecien a las Humanidades.