viernes 07.05.2021

PRESUPUESTOS MUNICIPALES

La alcaldesa tiende la mano a la oposición para hablar de presupuestos pero “sin trampa"

La regidora califica de realista y serio el presupuesto para 2016 que tiene por objetivos dar respuesta a los cordobeses, la recuperación de los servicios públicos y la creación de empleo

Isabel Ambrosio
Isabel Ambrosio en la rueda de prensa en la que ha valorado el proyecto de presupuestos municipales para 2016
La alcaldesa tiende la mano a la oposición para hablar de presupuestos pero “sin trampa"

La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha tendido la mano a los grupos de la oposición para dialogar sobre los presupuestos municipales “pero sin trampa, abriendo un proceso de diálogo en el que no sea poner encima de la mesa una lista de la compra por valor de 100 millones de euros”.

Ahora bien, dejó claro que no está dispuesta a negociar con condiciones porque “la acción del Gobierno municipal la marcan los cordobeses” y “lo que esperamos es contar con la  participación de la oposición y establecer procesos de diálogo que vengan a mejorar y a dar mayores soluciones a los problemas y a los retos que tiene en este momento esta ciudad y este Gobierno municipal”.

Ambrosio calificó los presupuestos de 2016 como de “equilibrados, que cumplen la legalidad y que son realistas” porque “somos un Gobierno serio”. En este sentido dijo que las cuentas, en los ingresos, hacen un “ejercicio de responsabilidad y de realismo, optando por una prudencia, una previsión de ingresos prudente que es lo que nos  permite abordar los retos”.

Además, incidió en que no se pone a la venta patrimonio municipal y la acción de endeudamiento que contempla el Gobierno está “perfectamente equilibrada porque es inferior a la amortización de los préstamos”.

La regidora destacó que los presupuestos inciden en tres ámbitos, tres ámbitos que “tienen que ver con las necesidades que nos marcaron los vecinos pero especialmente con aquellos hitos, aquellas prioridades desde la acción de Gobierno que tiene este equipo”: Los servicios sociales, los servicios públicos y la creación de empleo. 

“Se trata de poner en marcha un cambio de un modelo productivo que comprueba que las inversiones en ladrillo, si previamente no están estudiadas y si no hay un contenido, un por qué, si no hay proyectos, si no hay algo que los alimente, no sólo que no son rentables sino que llegan a ser en algunos casos de dudosa sostenibilidad”, dijo la alcaldesa.

Tres pilares

En lo que se refiere a los servicios sociales destacó el incremento de un 23% de las partidas de esta área con el objetivo de dar una respuesta global a las necesidades más urgentes. De esta forma se incrementa el apoyo a las personas  dependientes, se fortalece la defensa del derecho a la vivienda y se aumenta hasta un millón de euros las ayudas de emergencia, entre otras cuestiones.

Por lo que respecta a los servicios públicos, Ambrosio apuntó que se dedica un 3,5% más que en ejercicio anterior. Todo el ahorro que se produzca por jubilaciones, bajas u otras circunstancias “va a ir a empleo público” dijo la alcaldesa que explicitó que se incrementa un 60% el crédito para la provisión de las nuevas plazas que necesita el  Ayuntamiento  y en torno al 80% los créditos para que desde las bolsas de trabajo se cubran las necesidades.

Las políticas de fomento del empleo y el desarrollo económico también reciben el empuje del equipo de Gobierno. Ambrosio mencionó, además del incremento del presupuesto del Instituto  Municipal de Desarrollo Económico y Empleo (IMDEEC), diversos proyectos, como el Open Future de Telefónica de creación de empresas de base tecnológica o el de Economía Halal, además de acuerdos para el desarrollo del comercio de cercanía, la mejora del modelo de mercados de abastos o el Plan de Promoción Turística.