martes 11.05.2021

INVESTIGACIÓN

La Abuela Carmen comercializará las primeras cebollas negras que saldrán al mercado a nivel mundial

Son fruto de una investigación de año y medio del IFAPA y tiene propiedades saludables y de sabor especiales

ZURERA CEBOLLAS
El delegado de AgrIcultura, Francisco Zurera, el presidente del IFAPA, Jerónimo Pérez Parra y el gerente de la empresa La Abuela Carmen, Manuel Vaquero
La Abuela Carmen comercializará las primeras cebollas negras que saldrán al mercado a nivel mundial

Un ejemplo más de que las investigaciones que lleva a cabo el Instituto de Investigación Agraria y Pesquera (IFAPA), dependiente de la Junta, tienen buen fin. Ya ocurrió con los vinos tintos que se empezaron a comercializar en la zona de Montilla-Moriles y ahora son las cebollas negras, toda una novedad a nivel mundial, que puede revolucionar el mundo de la cocina y, además, serviría de complemento perfecto para las empresas productoras de ajo que se ven amenazadas seriamente por la superproducción china.

Esta mañana, el delegado de AgrIcultura, Francisco Zurera; el presidente del IFAPA, Jerónimo Pérez Parra,  y el gerente de la empresa La Abuela Carmen, de Montalbán, Manuel Vaquero, han presentado públicamente el resultado de esta investigación con la que se han conseguido unas cebollas especiales con un gusto y unas propiedades que las hacen únicas en el mundo. Con la salvedad de un producto algo similar que se cultiva en Japón, pero que se comercializada para consumo interno y más como cuestión medicinal que como alimento.

Así, si el cultivo de ajo negro se llevó a cabo en 2013 con bastante éxito comercial, hasta el punto de que el 80% de la producción se exporta al exterior, el de la cebolla negra finalizó este mismo 2015, tras año y medio de investigación, y la comercialización correrá a cargo de La Abuela Carmen. Una firma que genera 140 empleos estables, a los que se suman otros 1.000 en plena época de cosecha.

Según explicó su gerente, el ajo negro es un sector pujante y con esta cebolla se va a tratar de conseguir la misma meta. “Es más dulce que la normal, duplica el contenido de antioxidantes, es más ligera y algo más ácida en el gusto y, además, no te hace llorar cuando la pelas”, ha explicado el gerente de la firma sobre sus propiedades.

Según Vaquero, “este tipo de productos tan novedosos, basados en una rigurosa investigación, son los que pueden hacer que nos mantengamos ante el acoso de la competencia”, en alusión a la invasión del ajo chino, que ya supone el 80% de la producción mundial y que ha obligado a reducir la cifra de hectáreas en España desde las 40.000 hasta las 17.000 actuales.

No obstante, “la agroindustria sigue siendo un sector con margen todavía para crecer, a pesar del peso que ya tiene, y las cebollas negras son la prueba”, ha añadido. Un producto que casa perfectamente con todo tipo de carnes fuertes, como la de caza o el pato, además de que se puede usar como elemento beneficioso para la salud, ya que “es bueno para el resfriado, el reuma o el colesterol y es fuente de vitaminas”, ha insistido Vaquero.

La producción, recolección, calibrado y fermentación en cámara son pasos que ya se han producido, pero todavía queda lo más importante: su comercialización. La empresa montalbeña tiene prevista su distribución a nivel nacional y europea, además de que también quiere aplicar procesos de conservación, “pero nos falta saber cómo lo queremos envasar”. Hasta entonces, los consumidores tendrán que esperar pacientemente para probarlo.

Por otra parte, Zurera ha lanzado un mensaje de tranquilidad hacia los consumidores, tras el último informe de la OMS sobre las carnes y el cáncer de colón al señalar que en Andalucía “tenemos una producción de calidad y carnes sanas, que mantienen altísimos niveles de seguridad alimentaria”.

De igual modo, el responsable de la Junta ha explicado que se prevé una cosecha de aceituna normal, con unas 250.000 toneladas en la provincia de Córdoba y aproximadamente un millón de toneladas para toda Andalucía. En cualquier caso, Zurera no ha estimado conveniente que los precios del aceite bajen, debido a que producir un kilo sigue costando 2,4 euros y por debajo de eso no sería rentable.

Comentarios