jueves 09.12.2021
Cordoba Hoy

BROTE DE COVID-19 EN ALCOLEA

Tu Abandono Me Puede Matar desvela que hay ya tres módulos confinados por Covid en la Prisión

La asociación teme que el brote sea "mucho mayor de lo que pretenden hacer ver" y se haya extendido por todo el centro
Interior de la Prisión de Córdoba
Interior de la Prisión de Córdoba por la noche
Tu Abandono Me Puede Matar desvela que hay ya tres módulos confinados por Covid en la Prisión

La asociación mayoritaria en el sector de prisiones con representación mayoritaria en el Centro Penitenciario de Alcolea, Tu Abandono Me Puede Matar, ha informado, a través de un comunicado, que el Módulo 10, que alberga a internos de mayor conflictividad, ha sido confinado por el brote de Covid-19 que se ha desatado en el interior del centro, por lo que ya son tres los módulos afectados.

"Desde esta asociación denunciamos, de nuevo, la falta de transparencia e información" hacia los trabajadores y trabajadoras "que están exponiendo su salud". Y es que los funcionarios y funcionarias "seguimos en primera línea, sin medios, tan sólo con una mascarilla quirúrgica que provee la Administración", y "no se sabe el alcance que haya podido tomar el virus, porque aunque se ha solicitado a la Dirección cribado de todos los internos y trabajadores, se niega a realizarlos", y eso, según la misma fuente, puede deberse a que "el brote es mucho mayor de lo que pretenden hacer ver" y "estará repartido por toda la Prisión".

Es más, a los trabajadores y trabajadoras en contacto con positivos, únicamente "se limitan a aislarlos en departamentos o unidades donde estén solos durante la jornada laboral", pero "no se les envía a casa a pasar la cuarentena". El motivo, para Tu Abandono Me Puede Matar, es que no hay personal suficiente para cubrir los servicios necesarios para el funcionamiento del centro, y eso viene a demostrar "la grave falta de personal que desde esta asociación siempre hemos denunciado en la Prisión de Córdoba en particular y en el resto de centros del país".

Las estadísticas expuestas por el secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, por tanto, "quedan en entredicho" y son "un absoluto desprecio a la verdad y a la realidad que vivimos en las prisiones", ya que la ratio de funcionarios por internos la calcula teniendo en cuenta los dos parámetros del total de internos y funcionarios de todas las áreas, incluidas las oficinas, área sanitaria o técnicos, cuando "realmente en cada módulo integrado por una media de 100 internos tan sólo hay uno o dos funcionarios, que son los que realmente están con ellos las 24 horas del día intentando resolver los problemas diarios, para apagar tensiones antes de que salte la chispa y se prenda fuego y velando por la seguridad de profesionales y de los propios internos".

Esa carga de trabajo en un medio hostil genera un "gran desgaste psicológico que nadie tiene en cuenta, pero que a la larga pasa factura" al funcionario, a cuenta de una nómina "ridícula" y congelada desde hace más de 15 años.

Por este motivo, la asociación afirma asistir "perpleja" a cómo siguen llegando internos en tránsito y en conducción especial y al movimiento "incontrolado" de internos con destino en economato, cocina o lavandería, que se mueven por todo el centro y pueden ser fácilmente un vector de contagio.

La ausencia de un protocolo de actuación y la falta de comunicación a departamentos como el de comunicaciones, "a los que la información del confinamiento de módulos les llega tarde y mal, debido a la nefasta e improvisada gestión que se está realizando", produce, siempre según el comunicado, "incertidumbre" en la actividad a la hora de tratar con las familias y darles explicaciones a la hora de comunicar, lo que acaba provocando tensiones y conflictos innecesarios, fácilmente solucionables si hubiese transparencia y agilidad en la emisión de ordenes.

Desde esta Asociación se exige a la Dirección del centro que realice las gestiones pertinentes para realizar las pruebas necesarias a todos los trabajadores y trabajadoras y un cribado a todos los internos, la dotación de los EPIs adecuados, según la normativa al efecto, y que "no nos dejen desamparados como es costumbre, ya que la plantilla tiene un gran malestar por considerar que se está jugando con la salud de todos los trabajadores y de sus familias", remata el comunicado.

Comentarios