miércoles 16.06.2021
Cordoba Hoy

ENRIQUE BAÑULS. EMPRESARIO FERIANTE

"Sin el proyecto Vive Park el sector hubiera muerto y ahora nos va a servir para llegar vivos al día 22"

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy
Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy
"Sin el proyecto Vive Park el sector hubiera muerto y ahora nos va a servir para llegar vivos al día 22"

Enrique Bañuls, es un empresario sevillano de 56 años que se ha convertido en portavoz de la Asociación de Industriales Feriantes de Andalucía, Ceuta y Melilla y ha sido, de hecho, el responsable en Córdoba de Vive Park, la iniciativa de parque de atracciones móvil puesta en marcha por el colectivo para sortear esta crisis.

Pero, igualmente, viaja de forma constante para tratar de buscar otros sitios para instalar esta iniciativa, como es el caso próximamente de Algeciras. "Soy feriante de toda la vida, desde que tengo uso de razón. Mis padres eran feriantes y mis abuelos también", afirma contundente.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

¿Es algo casi familiar?

En mi caso, sí. Normalmente suele pasar. La feria es una profesión y para mí, en concreto, es más un modo de vida. Suele pasar de padres a hijos, que se crían y crecen en este mundillo. Es un modo de buscarse la vida que tiene su gracia y acaba enganchando.

¿Engancha?

Hombre, cuando eres joven ¿a quién no le gusta estar en la feria? Siempre de fiesta. Estás estudiando y te apetece estar ahí con los amigos. Estás mucho en la calle, vives en rulot, y eso para cuando eres un niño o un adolescente es muy atractivo y viene bien. Ya luego, cuando te vas formando como adulto te das cuenta de que no era tan fabuloso. Pero te das cuenta cuando ya no tienes más remedio.

Supongo que ya está usted en esa fase.

Yo ya estoy en otra más allá. Esa fase la pasé ya.

"Al principio esta vida te engancha cuando eres un niño o un adolescente, pero cuando te vas formando como adulto te das cuenta de que no era tan fabuloso"

Aparte de estar viajando de un lado para otro en estos últimos meses, que hasta resulta un poco complicado localizarle ¿está usted en activo? Quiero decir si tiene usted atracciones por ejemplo en Vive Park Córdoba.

Bueno. Sí me localizas y, de hecho, ahora estamos hablando. No me digas eso, que me has localizado.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

De acuerdo, tiene razón. Pero la verdad es que está muy ocupado yendo y viniendo de un lado para otro...

Sí. Es que estos momentos que estamos viviendo ahora son un poco diferentes. Yo llevo mis atracciones, mi empresa y estoy presente en el parque de Córdoba, y de hecho llevo viniendo a la Feria de Córdoba durante toda mi vida. Esto es así. Lo que ocurre es que ahora nos hemos reinventado un poco, porque esto, al final, es un parque de atracciones móvil adaptado a la Covid y a los nuevos tiempos y tenemos que introducirlo en las ciudades.

Al principio hemos tenido que demostrar que funciona, que es seguro y, además, tiene una aceptación popular, como se ha podido comprobar en Córdoba. Los pocos sitios a los que hemos ido hasta ahora ha sido así. Entonces tenemos que intentar colocarlo en otro lado, y es un trabajo un poco como un plus que me toca vivir como representante y como directivo de la Asociación.

¿Cuáles son sus atracciones?

En Córdoba de nuestra empresa tenemos el 'Ratón vacilón', el 'Ala Delta', que es una montaña rusa, porque la empresa que tengo está especializada en montañas rusas, y luego también tenemos otra atracción, que es el 'Inverter', que es para mayores. Ésas son las que hemos traído este año. En otras ocasiones hemos traído más, pero este 2021 es un poco especial.

Siempre he tenido curiosidad por saber si ustedes eligen sus atracciones o se sortean, porque nadie coincide en los cacharritos que tienen.

Eres tú el que eliges las atracciones que quieres ofrecer. Las adquieres en función de tus posibilidades y de la oferta de negocio que tú tengas o tu capacidad para colocar esas atracciones. La escoges, las compras. No es algo que te toque en la tómbola.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

Hasta que ha conseguido montar su empresa habrá comenzado con alguna en particular.

Ten en cuenta que en la familia somos ya la cuarta generación de feriantes. No es algo de la noche a la mañana. La empresa no ha salido sola. Tengo una hermana y un primo hermano y son tres las atracciones que tenemos montadas en Córdoba, pero tenemos más. No es una cosa que yo empezara con ello, sino que me ha venido dado.

"Mis abualos tenían atracciones de las primeras décadas de 1900, con la rueda de caballito, la Bicicleta o las primeras Cunitas"

¿Sus abuelos, por ejemplo, qué atracciones tenían en la feria?

Como somos de la misma edad aproximadamente te lo puedo contar. ¿Te acuerdas de las Cunitas? Pues ese tipo de atracciones. Tenía también una rueda de caballito o la Bicicleta que la llamaban así. Eran atracciones de su época muy antiguas. Estamos hablando de las primeras décadas del 1900, hace mucho tiempo, y luego ya en 1940.

Tengo fotos, tengo recuerdos, tengo las historias que me contaban mis abuelos y yo lo tengo más presente y lo vivo más, pero posiblemente mucha gente no se acuerde de esas cosas. Las Cunitas sí tienes que acordarte porque yo me he subido en ellas. También tenían el Girasol, que era una de las atracciones que me contaba mi padre. Y la Ola Marina, que es más de nuestra época ya.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

Cuénteme un poco en qué situación se encuentra a día de hoy. Sé que lo estaban pasando fatal y que se manifestaron incluso en Córdoba...

Hombre, el sector fatal, no. Lo siguiente. Llevamos 18 meses sin tener ingresos. Nosotros terminamos la campaña en octubre y vuelve a empezar en abril y cuando ocurrió esto de la pandemia fue en marzo. O sea que muchos de mis compañeros se pasaron todo el invierno adaptando atracciones, poniéndolas al día, innovándolas, con todos los gastos ya hechos para salir y cuendo fue la hora nos encontramos con todo esto de golpe.

Nos quedamos parados, que en nuestro caso es literal, con todas las cosas paradas y muchos compañeros sin poder hacer nada. Algunos, a lo mejor, podemos hacer algo en Navidad y estamos activos, y también vamos a Carnavales, pero hay otros, que incluso no están dados de alta, porque es un trabajo temporal y se dan de alta en abril y como pasó esto no han tenido siquiera derecho a cobrar ni prestaciones ni nada y han quedado por completo en la nada. Sin ayuda ni amparo y pasando verdaderas necesidades. Los que somos más tipo empresa han sido 18 meses sin ingresos haciendo frente a seguros a IBIs, haciendo frente a todo lo que conlleva una empresa: Entrar en un ERTE, pagar la Seguridad Social, inversiones no amortizadas y en mi caso a base de ICOs, necesidades y encaje de bolillos.

"Era injusto que nuestra actividad estuviera parada y parques de atracciones funcionaran; no podías montar una montala rusa, pero la gente sí podía montarse en una montaña rusa en un parque"

Esta iniciativa del Vive Park, tan ingeniosa, ¿a quién se le ha ocurrido?

(Se ríe) Ya el año pasado con la pandemia, en el proceso de desescalada nosotros quedamos en tierra de nadie. Porque nadie pensó en nuestra situación. Somos un sector minoritario, en España a lo mejor somos unas 30.000 familias; somos muchos, pero comparados con otros sectores no destacamos. No somos restaurantes ni hoteles ni agencias de viaje, pero somos miles de familias y damos trabajo a muchos otros de forma indirecta.

Tuvimos que demostrar que nuestra actividad era injusto que estuviera parada, mientras que parques de atracciones o cosas parecidas a las nuestras podían funcionar y entraban en la desescalada, nosotros, como atracciones de feria no podíamos funcionar. Tú no podías montar una montala rusa, sin embargo sí te podías montar en una montaña rusa en un parque de atracciones. Era un poco incongruente y había un cierto vacío legal ahí. Tuvimos que luchar y demostrar a la Junta de Andalucía que existíamos.

"Hemos regalado 500 tickets para que el Ayuntamiento los distribuyera entre las asociaciones de personas más desfavorecidas"

La Junta, a decir verdad, nos ha acogido y atendido muy bien cuando fuimos a hablar con ella. El problema que teníamos es que nos relacionaban diectamente con ferias. Es verdad que vivimos de la feria, pero somos una parte de ella y pensamos que podíamos funcionar como parque y como ente independiente de una feria.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

¿Qué pasos siguieron?

Tuvimos que demostrar que podíamos trabajar y este año al ver que la pandemia seguía presente y afectando le planeamos a distintos ayuntamientos la iniciativa. La primera importante era la Feria de Abril de Sevilla, que quedó suspendida en diciembre. Eso nos hizo temer un nuevo año cero y eso era inaguantable para el sector y de todos los que dependen de él. Sin una solución como ésta, el sector estaba herido de muerte, si no es que desaparecía del todo. Hubiera sido imposible mantenerlo.

Así que planteamos esta iniciativa a Sevilla; el alcalde, Juan Espadas, fue valiente, porque era la primera de esta experiencia siendo una de las ferias más importantes, si no la más de España en volumen, y como tal su parque de atracciones era también el más importante en volumen. Pero no teníamos ninguna experiencia previa parecida, y era como entrar sin entrenar a jugar en la final de la Champions. Pese a esa complicación creyeron en nosotros.

Otra cuestión era la económica. El Ayuntamiento nos cedía los terrenos, pero nosotros necesitábamos algo más, porque económicamente, con el protocolo que hicimos en su día, había que aforarlo, incluir guardias de seguridad, servicios y todo lo que conlleva un parque de atracciones y eso cuesta mucho dinero, y en las circunstancias que estábamos lo pasábamos mal y no teníamos recursos. El Ayuntamiento hizo lo que pudo y nosotros tres cuartos de lo mismo. Sacamos de donde no había, con préstamos, nos hipotecamos más, otros no pudieron llegar y conseguimos montar el primer Vive Park que fue en Sevilla.

Que fue bastante bien.

Sí. allí estuvimos del 26 de marzo al 25 de abril, que lo hicimos coincidir con lo que hubiera sido la Feria de Abril, mejor dicho la 'no Feria' que se le dice ahora, y así estuvimos. Con un éxito magnífico a nivel de aceptación. A lo mejor no en lo económico, porque no es una feria al uso y no había las aglomeraciones de personas que suele haber en los periodos de normalidad, pero sí con una gran aceptación, aunque los propios ciudadanos tenían algo de miedo al principio, por estar en una época con bastante incidencia aún. Pero salimos todos encantados. Y nosotros volvimos a sentirnos vivos.

"Somos antes que nada feriantes y vivimos de la feria; esta experiencia ha estado muy bien como reinvención, pero necesitamos las ferias"

Ésa es la expresion que resume lo que es Vive Park. ¿Esta experiencia ha venido para quedarse o es circunstancial como parece?

Esto es sólo reinventarnos. Somos, antes que nada, feriantes y vivimos de la feria. Cuando haya normalidad y vuelvan las ferias lo que tenemos que hacer son ferias, que es de lo que vivimos y lo que sabemos hacer. Además, nuestras atracciones están adaptadas y condicionadas para ello.

Esto ha sido tener que reinventarnos por necesidad para seguir funcionando, pero lo nuestro es la feria propiamente dicha. Cuando sea así, todo el mundo estaremos de acuerdo que esta iniciativa está muy bien y ha gustado.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

Al menos, la experiencia ahí se queda preparada por si nos vemos en otra parecida.

Es que las atracciones son las mismas. Te subes en la noria, la pista de coches o el 'Ratón vacilón' o te compras un algodón dulce y es el mismo, no ha cambiado en nada (se ríe). ¿Qué ha cambiado? Su adaptación total y absoluta a los protocolos Covid para dar seguridad sanitaria a las personas. La diferencia es que hay un control de aforo para evitar aglomeraciones, en el parque tiene el uso obligado de mascarillas, no se puede fumar, no se puede comer, la restauración es sentada en veladores (incluido el algodón y los dulces), y todas las atracciones las desinfectamos después de cada uso y tienen cartelería con la información al usuario, de modo que si son del mismo núcleo familiar pueden subir al mismo vehículo y si no, al 50% uno en cada extremo.

Eso implica fala de aglomeraciones, un horario, son más días de lo habitual... Es otro concepto: Lo mismo, pero adaptado a la Covid. Cuando se vaya la Covid, Dios quiera que pronto y no vuelva para nunca más (se ríe), volverán nuestra queridas ferias y nuestros trajes de gitana, nuestro Flamenco, nuestras sevillanas, nuestras casetas y muchos compañeros que ahora mismo no pueden estar aquí, como el caso de los fuegos artificiales y mucha gente, como los compañeros de cátering, que no son colegas, pero sí compañeros de viaje.

Tras los éxitos de Sevilla, Jerez y Córdoba, que se acaba este domingo, ¿hay más ayuntamientos que se hayan animado y les hayan contactado para negociar algo?

¡Sí, hombre! Muchos más. Hemos hecho también pueblecitos pequeños. El alcalde Carmona, Juan Ávila, la verdad es nos llamó y se interesó siempre y desde primera hora por esta iniciativa junto con el de Sevilla capital y estuvo dispuesto a prestar ayuda, y allí fue un exitazo, con una población mucho menor.

Ahora estamos preparándonos para ir a Algeciras, que por eso quizá es por lo que dices que he estado moviéndome mucho, y estamos intentando hacer otras cosas. En Lora del Río también hemos montado, en Jerez, Puerto de Santa María y Puerto Real. Esta semana mismo inauguramos otro más pequeño...

Ten en cuenta que nosotros somos muchas familias y durante el mes de mayo no hay sólo una feria; hay muchas al mismo tiempo. No cabemos todos en un mismo sitio e intentamos hacer las máximas posibles y repartirnos.

En verano, lo mismo.

Sí claro. Pero esperemos que cuando llegue el verano estemos ya muchos vacunados y estemos mejor, y ahí tenemos esta fórmula funcionando.

"A Endesa le pido que nos eche un cable; si puede ser de los gordos, porque es triste ener que funcionar con generadores teniendo unas instalaciones fabulosas en los recintos feriales"

Por cierto, ¿es puramente andaluza, no?

Vive Park nace de la iniciativa de nuestra asociación. Pero ha servido como ejemplo a otros compañeros, que también lo han intentado en otros puntos de España. No exactamente de la misma manera, pero les ha servido como ejemplo y está sirviendo para que otros compañeros del resto del país puedan presentar lo mismo en los distintos ayuntamientos, que no son ferias, porque éstas son del Sur por excelencia, pero son fiestas y dentro de ellas siempre están los cacharritos, como decimos por aquí, o las barracas que dicen en Bilbao y en el resto del Norte.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

Entonces, ¿han contactado con ustedes para que les trasladaran la idea y les aconsejaran?

Hay compañeros a los que les hemos trasladado la idea sobre cómo se puede o no hacer. De todos modos, tenemos nuestras páginas en redes sociales, en Facebook e Instagram. Tenemos colgado todo el historial desde Sevilla hasta la actualidad. Hay montones de documentales e informativos y se explica un poco todo lo ocurrido.

¿En Córdoba ha sido mejor de lo que esperaban?

Hemos tenido una buena aceptación. Gracias a Dios, a nuestro esfuerzo y nuestro trabajo para tratar de hacerlo lo mejor que sabemos con los medios que tenemos. La verdad es que estamos muy contentos y la gente de Córdoba, también. Intentamos, además, ayudar a las personas que nos ayudan y no hemos podido hacer más cosas, porque hemos tenido pocos días, quisimos abrir más días, pero no ha podido ser por problemas ajenos a nostros, pero en los días que hemos funcionado hemos hecho un dos por uno y regalamos 500 tickets a personas desfavorecidas que entregamos al Ayuntamiento para que lo repartiera entre asociaciones de gente menos pudiente y de alguna forma ayudar a quienes peor lo pasan.

También vamos a hacer en el último día, antes de despedirnos, la entrega de comida, a modo de banco de alimentos, para asociaciones de este tipo que lo están pasando muy mal. Se trata de demostrar nuestro agradecimiento a la ciudad de Córdoba y ayudar a la gente que más lo necesitan.

Esto, evidentemente, no les ha solucionado la vida, pero al menos ¿les ha aliviado la situación?

Aliviar, por supuesto. Como dice un amigo mío, nos hemos ahorrado el psicólogo (se ríe). Ya tenemos ahí algo ganado. Pero, aparte del psicólogo, quieras o no hay muchas lecturas dentro de este gremio. Estamos las del tipo empresas, la mayoría son autónomos y casi todas son negocios familiares. Hay de todo. Hay quien no ha podido participar, porque, por desgracia, hace falta invertir dinero y no se han podido activar, porque no han podido pagar género o contar con los seguros o tenía el camión averiado y no ha podido repararlo... Pero al que sí ha podido, le ha servido un poco para salir al paso. No es una feria tampoco, y solemos tener una temporada de seis u ocho meses donde tenemos que sacar para todo el año.

"El Vive Park está sacando a gente del ERTE, recuperando a personal que trabaja habitualmente con nosotros y como balón de oxígeno para llegar vivos al día 22"

El Vive Park está sirviendo para sacar a gente del ERTE, para darle trabajo a gente que suelen trabajar con nosotros a lo largo del tiempo, que los pobres lo han pasado también fatal y hemos podido activarlos. Están con nosotros y nos está sirviendo para ir tirando. Es mucho mejor que estar parados, por supuesto. Bienvenido sea y agradecidos de cómo está saliendo. Si no nos hubiéramos activado con esto, nos hubiéramos muerto, hubiéramos tenido que vender y ya hay muchos compañeros que tienen sus casas habituales alquiladas y están viviendo ellos en la rulot para sobrevivir.

No es cuestión de dar pena, sino de buscar soluciones. Pero hay situaciones verdaderamente dramáticas.

Enrique Bañuls posa para Córdoba Hoy

Es de esperar que con la vacuna la cosa vaya a mejor. ¿Hasta el año que viene pueden aguantar?

Sin esto, no. Creo que sin Vive Park el sector hubiera desaparecido. Si los distintos ayuntamientos nos siguen ayudando, aunque es insuficiente, pero si nos dan el terreno para montarlo cada uno en su época, creo que vamos a ir tirando y va a servir para que, si Dios quiere, para el día 22 esto se normalice, yo espero que antes, y podamos aguantar. Creo que sí, si esto no se para y la situación no va a peor, nos va a dar por lo menos el oxígeno suficiente para llegar al 22 con vida.

¿Qué tal si aprovecha el momento y le manda un mensaje de colaboración a Endesa?

(Se ríe). ¿Qué le puedo decir yo a Endesa?  Le puedo decir que me eche un cable. Si puede ser, de los gordos. Hay temas en los que no quiero entrar, porque desconozco. Son temas burocráticos, pero es triste que en un recinto supermoderno, adaptado perfectamente para montar una feria tengamos los transformadores funcionando, que son los que nos permite dar energía a las atracciones y para nosotros. El caso es que por burocracia pura y dura no podamos evitar el gasto de los transformadores. Nos ha pasado en Córdoba, nos ha pasado en Sevilla. Incluso las viviendas las tenemos con generadores. Es un poco triste, pero es así.

El problema no es pagar la energía eléctrica, que no queremos que nos las regalen. El problema es ponerlo en marcha, porque la burocracia es tremenda. La verdad es que, al final, estamos con generadores habiendo una infraestructura y una instalación maravillosa, y es una verdadera pena.

Comentarios