sábado 31.10.2020
Cordoba Hoy

Francisco Gómez, presidente de la Agrupación

"Lo que pueda pasar o hacerse en otras fechas será otra cosa, pero no será la Semana Santa"

Francisco Gómez Sanmiguel
Francisco Gómez Sanmiguel
"Lo que pueda pasar o hacerse en otras fechas será otra cosa, pero no será la Semana Santa"

No es la primera vez que el sentido común se impone a la necesidad de expresar a gritos la fe en la calle. Si entre 1932 y 1934 no salió a la calle ninguna procesión por el enrarecido ambiente social y político de la España de entonces, algo que luego no logró frenar ni la Guerra Civil, lo ha vuelto a hacer un bicho minúsculo que tiene a medio mundo en vilo y que ya ha causado demasiadas muertes.

De hecho, es la segunda vez (y cuarto año de su historia desde el siglo XVI) que en la Semana Santa de Córdoba no sale ni una procesión, porque, tal y como se señala en Wikipedia, el edicto de 1819 del obispo Pedro Antonio de Trevilla al menos permitía una procesión: La del Santo Entierro Oficial con todo los pasos de la Pasión, ordenados cronológicamente, el Viernes Santo. En esta situación, y llegando a su fin la Semana de Pasión con el Domingo de Resurrección, el presidente de la Agrupación de Cofradías de Córdoba, Francisco Gómez Sanmiguel, nos habla de sus sensaciones.

Francisco Gómez Sanmiguel 9

Una Semana Santa atípica donde las haya. ¿Cuál es su sensación personal ante lo que ha ocurrido? ¿Cómo lo ha vivido desde su casa?

Mi sensación personal es agridulce. Por un lado, te queda el malestar de no haber podido disfrutar de las estaciones de penitencia de las distintas hermandades por las calles de la ciudad, pero, por otro lado, te queda el orgullo como cofrade de ver cómo todas las hermandades se están volcando en ayudar y asistir a todas las personas que lo están pasando mal en estos momentos y creo que, en la situación actual, eso es lo más importante.

En cuanto a como la he vivido en casa, pues puedo decirte que como la gran mayoría de cofrades, de una manera más interior e íntima, acordándome de quienes en estas semanas están sufriendo a causa de esta pandemia y rogándole a mis Titulares por ello.

En su caso personal debe de ser una sensación todavía más extraña después de haber celebrado bajo su mandato eventos tan importantes como las magnas. ¿No es un contraste enorme entre aquellos acontecimientos y el vacío de ahora?

Por supuesto, el contraste es enorme, pero lo verdaderamente extraño es esa sensación de no tener la cercanía de nuestros Titulares. Incluso cuando se suspende una estación de penitencia por la lluvia, al menos te queda el poder estar junto a Ellos en el templo, rezando junto a tus hermanos. Este año no hemos podido tener ni eso y es esa situación la que te provoca un enorme vacío.

"Te queda el orgullo como cofrade de ver cómo todas las hermandades se están volcando en ayudar y asistir a todas las personas que lo están pasando mal"


 A toro pasado, pero es bueno conocerlo: ¿Cuáles iban a ser las novedades de este año y que nos hemos quedado con las ganas de ver?

Si se refiere a nivel patrimonial, sería muy extenso exponer la relación de estrenos que íbamos a disfrutar este año pero sí se podría resaltar la llegada a la Carrera Oficial por vez primera de la hermandad de la Conversión y también de la Titular Mariana de la Hermandad de la Sagrada Cena, María Santísima de la Esperanza del Valle, que tampoco pudo hacerlo el pasado año a causa de la lluvia.

Si se refiere a nivel organizativo, la parte final de la Carrera Oficial se había acortado concluyendo este año en la Puerta de Santa Catalina permitiendo a las últimas hermandades del día girar hacia la izquierda para buscar su regreso por la calle Deanes.

Francisco Gómez Sanmiguel 7

Supongo que el contacto con los hermanos mayores de las estaciones de penitencia ha sido constante. ¿Qué le han transmitido? ¿Cómo han estado los ánimos de los cofrades?

Todos, sin excepción, han mostrado un grado de madurez enorme ante la situación que estamos viviendo. El mensaje general ha sido de tranquila aceptación, de que lo verdaderamente importante en estos momentos es ayudar a quienes lo están pasando mal ahora y de preparación para seguir prestando ayuda ante lo que está por venir, así como de una total confianza en que el año que viene volveremos a tener una espléndida Semana Santa.

Creo que esta situación, que nunca habíamos vivido antes, ha sido hasta cierto punto enriquecedora y nos ha servido a todos para reflexionar. Me decía un hermano mayor el Martes Santo, y creo que lleva toda la razón, que al privarnos de la estación de penitencia, el Señor nos ha igualado a todos, de modo que es una oportunidad para entender que todos por igual somos hermanos.

"Al privarnos de la estación de penitencia, el Señor nos ha igualado a todos, de modo que es una oportunidad para entender que todos por igual somos hermanos"

La gran pregunta que se está haciendo todo el mundo: ¿Se traslada o no la Semana Santa a después del verano?

Ésta ha sido una de las preguntas que más veces he contestado en esta Semana Santa y en los días previos. Ahora no es el momento de pensar en eso, han muerto personas, hay familias separadas por las medidas de confinamiento, ancianos solos en sus casas, personas que han perdido sus ingresos o se han visto afectadas por un ERTE, ahora es el momento de pensar en ayudar a todos los que lo están pasando mal y cuando toda esta situación pase, será el momento de pensar si hay algo que celebrar y cómo y cuándo celebrarlo porque la Semana Santa sí se ha celebrado, de forma distinta, pero sí se ha celebrado, de igual manera que ahora celebraremos la Pascua de Resurrección.

Francisco Gómez Sanmiguel 10

En cualquier caso, ¿eso serviría de algo? Lo digo porque aunque salgan procesiones a la calle en septiembre u octubre va a resultar extraño al estar fuera de su ámbito y época natural. Es como celebrar la Navidad en julio.

Como ya le digo, la Semana Santa la hemos celebrado, de una forma distinta, pero la hemos celebrado. Lo que pueda pasar o hacerse en otras fechas será otra cosa, pero no será la Semana Santa.

Lo que es innegable es que la ausencia de Semana Santa va a mermar la economía cordobesa, porque entre fieles y visitantes se movía mucho dinero y la hostelería lo tiene como temporada alta. ¿Han hecho un cálculo aproximado de lo que va a suponer eso para la capital?

No nos corresponde a nosotros hacer esa valoración, si bien el estudio presentado el pasado mes de diciembre por la Diputación Provincial de Córdoba (a través del Instituto Provincial de Desarrollo Económico, Iprodeco) y realizado por Analistas Económicos de Andalucía dejaba claro que la Semana Santa y las cofradías que la hacen posible generan un beneficio de 330,4 millones de euros en nuestra provincia, por unos gastos de poco más de 85 millones, lo que supone un beneficio neto de 245 millones de euros y que implica que cada euro invertido se multiplica por 3,9.

"La Diputación hizo un estudio del impacto económico que señala que la Semana Santa genera en Córdoba un beneficio neto de 245 millones de euros"

Por cierto que en los telediarios cada vez que se habla de la no Semana Santa se refieren directamente a Sevilla o Málaga, cuando la cordobesa no le va a la zaga a ninguna de ellas. ¿No le molesta a usted personalmente y a las cofradías cordobesas en general?

El que en los telediarios se hable más de Sevilla o Málaga viene relacionado con la promoción que de sus Semanas Santas hacen esas ciudades y de cómo sus ciudadanos las apoyan y defienden. Por ponerle un ejemplo, le puedo decir que el centro de Sevilla está completamente cerrado durante una semana con vallas que tapan los comercios y no dejan ver sus escaparates, con un cierre total del paso, exceptuando vecinos, muchas horas diarias y aún estoy por ver a esos comerciantes protestando.

Aquí dejamos pasillos de paso, colocamos las vallas con dos metros de separación y raro es el día que el dueño de algún restaurante, que además se beneficia económicamente de la Semana Santa, no proteste pidiendo que se desmonten las vallas para dejar ver la puerta de su establecimiento al que sí se puede acceder tranquilamente. Son diferencias de cultura cofrade y de implicación con sus Semanas Santas.

Francisco Gómez Sanmiguel 8

Hablando de esas diferencias, mientras que Sevilla, Málaga y Granada tienen consideración de Interés Turístico Internacional, la de Córdoba tiene catalogación de Interés Turístico Nacional de Andalucía, como ocurre con otras tantas de la provincia (Puente Genil y Castro del Río). ¿Qué tiene que hacer Córdoba para elevar esas categorías? ¿Depende de nosotros? ¿Qué nos falta por hacer en ese sentido?

Como he referido anteriormente, se necesita el apoyo de la ciudad. Durante el mandato como alcalde de José Antonio Nieto se abordó y se puso en marcha este tema a través del concejal que en aquel momento tenía a su cargo la relación con las cofradías.

"Desde el actual gobierno municipal se nos ha trasladado su deseo de retomar la intención de pedir la catalogación de Interés Turístico Internacional"

Se nos pidió a la Agrupación la realización de una serie de informes y estudios para solicitar dicha declaración y se realizaron y entregaron en su momento, sin embargo todo aquello se paró cuando se le planteo al gobierno municipal la necesidad de realizar al menos dos campañas de promoción de la Semana Santa de Córdoba en medios de comunicación exteriores para seguir avanzando, con la consecuente inversión económica (no excesiva, por cierto).

A partir de aquel momento todo se paró. No obstante, desde el actual gobierno municipal se nos ha trasladado su deseo de retomar este asunto.

Francisco Gómez Sanmiguel 6

Por cierto. Si la situación ha sido dura para la generalidad de las hermandades, la de la Conversión ha tenido que ser especialmente triste por lo que nos ha señalado antes. ¿Qué les ha transmitido en estos momentos tan difíciles?

Efectivamente, como he comentado antes la llegada a Carrera Oficial, que no salida porque ya salía en vísperas por su barrio en años anteriores, de la Hermandad de la Conversión era una de las novedades de este año. Al igual que las demás hermandades, los hermanos de esta cofradía han asumido con entereza la situación de este año y ya piensan en trabajar de cara al próximo año mientras se vuelcan con la labor asistencial tan necesaria en estos días.

En estos momentos, sólo se les puede transmitir, al igual que a todas las hermandades de nuestra ciudad, un mensaje de ánimo para que disfrutasen de una manera interior su estación de penitencia, un mensaje de fe en que esta desgraciada situación que estamos viviendo pasará y mucha esperanza en que pronto todo esto parecerá un mal sueño y el año próximo tendremos una Semana Santa espléndida.

¿Qué tal se ha llevado la Semana Santa virtual? ¿Tienen datos de seguimiento y de los comentarios de los espectadores?

La verdad es que el uso de las nuevas tecnologías ha revolucionado esta Semana Santa. La práctica totalidad de hermandades han hecho uso de las mismas para hacer sentir a sus hermanos la cercanía de sus Titulares, emitiendo imágenes antiguas, compartiendo celebraciones eucarísticas y oraciones durante el tiempo que la hermandad tenía que estar en la calle. Ha sido una forma diferente de vivir la estación de penitencia pero, qué duda cabe, que ha sido de gran ayuda para los cofrades y éstos se han manifestado muy positivamente por poder disfrutar, aunque haya sido de forma virtual, de ese día tan especial para todos ellos.

Comentarios