lunes 25.10.2021
Cordoba Hoy

JOSEBA ECEOLAZA LATORRE. ESCRITOR

"No existe la voz de Federico García Lorca, porque se quedó dormido cuando iban a grabarla"

Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy
Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy
"No existe la voz de Federico García Lorca, porque se quedó dormido cuando iban a grabarla"

Joseba Eceolaza Latorre, nació en Pamplona hace 42 años y es escritor desde que a los 28 publicó su primer libro, que resultó ser un poemario, 'Apuntes de servilleta'. Desde entonces ha procurado ir alimentando con paciencia y sabiduría el inquieto gusanillo de la pluma (la que escribe y plasma sobre papel pensamientos arropados con palabras). Le van los ensayos. Su segundo libro, 'Camino Oscoz y otras historias del 36', prologado por Manuela Carmena, habla de una maestra republicana nacida en 1910 en Pamplona, que fue la única asesinada en Navarra en 1936 tras un lamentable y degradante paseíllo por las calles de la capital navarra.

Pero es que en los últimos años ha sido una de las caras visibles de Batzarre y de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra (AFFNA36) y uno de los impulsores del Parque de la Memoria de Sartaguda (un monumento a las víctimas navarras del franquismo), porque de forma indirecta el drama llamó a su puerta al contar con un familiar exiliado por un régimen rencoroso y que nació enfermo al llegar al poder con un golpe de Estado regado en abundancia de sangre.

Fue parlamentario entre 2007 y 2011, y recibió el Premio Parlamentario Revelación por la Asociación de Prensa de Navarra, además de haber sido nombra en 2017 responsable de Comunicación en CCOO de Navarra (concretamente secretario de Políticas Sociales y Públicas, como reza en su Twitter).

Muy recientemente (poco más de una semanita) se ha pasado por el centro social Rey Heredia de Córdoba para presentar su último libro, 'Tras la pista de Federico García Lorca' (¿se han dado cuenta de la musicalidad que implica pronunciar su nombre y apellidos todos seguidos y de golpe?), de la mano de Martina Velarde, secretaria general de Podemos Andalucía, y Ana Naranjo, diputada andaluza por Córdoba de Unidas Podemos.

Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy

Le iba a preguntar por qué ha venido invitado a Córdoba invitado por Unidas Podemos por Andalucía (UPporA), pero, vamos, prácticamente ya lo ha respondido en su presentación.

(Se sonríe)

Pues entrando en materia, si usted llegara a un bar donde ha quedado con sus amigos y amigas acompañado de Federico García Lorca, ¿quién les diría que viene con usted?

Aquí tenéis a un remolino, divertido y profundo.

¿Por qué? ¿Qué tipo de persona era El Poeta?

Federico era un hombre de verdad muy, muy divertido, un ser complejo, extremo en las emociones y un hombre muy, muy audaz.

Y odiado por determinadas personas, ¿no?

Precisamente (se ríe), por ser todo eso que era, le odiaban bastante.

"No fue un militante de ningún partido político, como sí lo pudo ser Rafael Alberti o Miguel Hernández, pero eso no quiere decir que fuera neutral políticamente o que fuera apolítico"

¿Y cómo alguien como él era tan molesto?

Él, y es un poco lo que defiendo en la tesis del libro, no fue un militante de ningún partido político, como sí lo pudo ser Rafael Alberti o Miguel Hernández, pero eso no quiere decir que fuera neutral políticamente o que fuera apolítico. Fue un hombre muy comprometido a nivel social y su teatro y su poesía son el reflejo de ese compromiso. No sólo su teatro y su poesía, que es lo que más sabemos. Lo que hago en el libro es analizar las charlas y las entrevistas a periodistas que del concedió y sobre todo la experiencia con los actores de La Barraca, que es una compañía de teatro universitario que él pone en marcha, con la que se recorre 64 pueblos y ciudades de España llevando el teatro clásico a la gente sencilla. Sólo una mirada política es capaz de impulsar eso y de darse cuenta que la España del año 32 la cultura tenía que llegar a la gente sencilla.

Usted lo conoce mucho mejor que yo y quizá en las obras de teatro sí se intuya ese compromiso, pero ¿en su poesía también? ¿Había política de fondo en sus versos?

Clarísimamente, por ejemplo en Poeta en Nueva York. Es un canto contra los excesos del capitalismo, porque Federico García Lorca está, de hecho, en el Crack del 29 allí, en un hotel mirando al río Hudson y él ve la pobreza y el sufrimiento de los negros que se están muriendo de hambre y de pena. Él está viendo como la gente se está suicidando y él ve los efectos del Crack de 1929 y Poeta en Nueva York, desde luego, es una crítica a los excesos del capitalismo.

Pero el último libro que tiene, que a mí es el que más me gusta, 'Sonetos del amor oscuro', es una confesión homosexual clarísima. De hecho, el amor oscuro es la metáfora de la homosexualidad, por lo tanto claro que hay una mirada política en su teatro, sus charlas, en su actuar diario y también en su poesía.

"Él ve personalmente los efectos del Crack de 1929 y Poeta en Nueva York, desde luego, es una crítica a los excesos del capitalismo"

¿Él no tenía amigos de todo tipo? Quiero decir en lo que luego se convirtieron en los dos bandos de una penosa Guerra Civil?

Es que no es incompatible. Federico García Lorca era una persona respetuosa y elegante. Yo también tengo amigos de diferentes ideologías (se ríe) pero eso no me convierte en una persona neutral. Federico García Lorca claro que tenía amigos de la derecha. Uno de ellos fue el poeta falangista Luis Rosales, a quien por cierto le pidió socorro para poder entrar en su casa y salvar la vida, que al final no lo consiguió. Claro que tenía otro tipo de amigos, pero en general su ambiente, desde luego, era de izquierdas. De hecho, él era socio de la Asociación Amigos de la Unión Soviética y participa en una recepción que se le concede a Rafael Alberti cuando llega de Moscú y aparece Federico García Lorca rodeado de Alberto, María Teresa de León y de otro tío de poetas con el puño levantado.

Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy

Lo que digo: No fue un poeta tan militante, como lo pudo ser Miguel Hernández o Rafael Alberti, pero él sí que fue una persona muy comprometida, por ejemplo, como he comentado en su teatro. Mariana Pineda era una heroína republicana; en Bodas de sangre aparece claramente la mujer que se rebela contra las convenciones sociales; ni te digo ya en La Casa de Bernarda Alba o en Yerma y demás. Ahí hay una mirada social. Y luego en sus charlas, en sus declaraciones a la prensa cuando le preguntan sobre los actores de La barraca, él habla del teatro popular y hace una crítica mordaz y clara a las clases altas. Y él dice que hay que bajar las plateas a las butacas sencillas.

"Habla del teatro popular y hace una crítica mordaz y clara a las clases altas; y dice que hay que bajar las plateas a las butacas sencillas"

Tiene un discurso sobre el teatro más que evidente y un último detalle que he descubierto cuando he investigado para el libro, es la versión que ponía en las tablas sobre el escenario de Fuenteovejuna. Todos conocemos cómo es esta obra, en el que se une el pueblo contra el comendador y la última escena son los Reyes Católicos avalando esa revolución. Pues bien, en la versión de Federico García Lorca no hay reyes.

¿Y tan molesto era que le tuvieron que dar el paseíllo final?

Pues sí. Era molesto para las clases sociales más pudientes de Granada y era también muy molesto para las derechas. Hay una mezcla de razones para asesinarle. En primer lugar, que él era un poeta izquierdas comprometido con le Gobierno republicano y, de hecho, su valedor era Fernando de los Ríos, ministro de Instrucción Pública, que es quien aprueba una subvención para los actores de La Barraca, que es lo que posibilita poder comprar los dos famosos camiones para recorre los pueblos. Además, era cuñado del alcalde de Granda, Fernández-Montesinos Lustau, que lo asesinan el 16 de agosto.

Formaba parte de una familia liberal y de izquierdas y escribió con una mirada progresista, y llegó a comentar que Granada estaba infectada de la peor burguesía de España. Todo eso, desde luego, le hizo sumar puntos para, desgraciadamente en ese contexto de guerra, ser asesinado.

Se mezcló una última cosa: Uno de sus asesinos, que fue Juan Luis Trescastros, pero también Ramón Ruiz Alonso había sido diputado de la CEDA y en las elecciones de febrero de 1936 pierde el acta de diputado por Granada y eso a él le hace desarrollar un odio y una frustración asesina, que es probablemente la que le hace tener ese impulso para matar a Federico García Lorca, porque es él quien encabeza la detención del poeta en plena Granada el 16 de agosto, a las dos de la tarde en pleno verano.

"Formaba parte de una familia liberal y de izquierdas y escribió con una mirada progresista; llegó a comentar que Granada estaba infectada de la peor burguesía de España"

Eso es algo que llama la atención. Su assinato fue muy pronto. Del golpe de Estado no pasó ni un mes.

Ni un mes. El golpe de Estado es el 18 de julio, él está en la Huerta de San Vicente, van a buscar a uno de los jardineros que eran de la CNT y él coge mucho miedo por eso. Pero es que, además, detienen a su cuñado, el marido de su hermana Isabel, alcalde de Granada y lo asesinan. Una semana antes él coge corriendo un taxi de la Huerta de San Vicente a el centro de Granada y más o menos se esconde o empieza a vivir ahí en esa casa de los Rosales, que eran los hermanos falangistas muy conocidos.

El poeta vive en el tercer piso, asustado y con muchísimo miedo tocando el piano. Fue una detención muy conocida, porque las derechas que fueron a detenerle, fue muy pronto, en lo que en el mundo de la Memoria Histórica se llama el 'verano caliente del 36', van a detenerle a las dos del mediodía, en el centro de Granada y con muchísima gente porque ponen diferentes fuerzas de derechas en los tejados del entorno. Es decir, que todo el mundo se entera; no van a las tres de la mañana a detenerle, sino que el aparato propagandístico en ese sentido fue muy conocido.

"Fue una detención muy conocida, a las dos de la tarde en pleno 'verano caliente del 36' y con diferentes fuerzas de derechas en los tejados del entorno; un acto de propaganda del aparato"

¿Los Rosales estaban dispuestos a ayudarle?

Estaban dispuestos, no. Lo hicieron. De hecho, dos de los hermanos, que eran además 'camisas viejas', es decir gente con cierto prestigio dentro de la Falange, vienen corriendo del frente de Granada, que en aquel entonces estaba cerca, en plena Sierra granadina, vuelven por la noche a toda prisa y piden explicaciones tanto a Ramón Ruiz Alonso como a los mandos superiores.

Pero se cree que llegan tarde ya. Incluso llegan a preguntarle a Ramón Ruiz Alonso "usted quién es para entrar en la casa de unos falangista". Ahí aparece una denuncia de que Federico García Lorca, además de homosexual, era masón. Se inventan un montón de cosas, porque por aquel entonces se usaba ese tipo de lenguaje, y la denuncia se basa en eso. Lo detienen y lo encarcelan en un centro de detención que está entre Víznar y Alfacar, La Colonia, junto con el maestro de Pulianas, Dióscoro Galindo González, y dos banderilleros anarquistas, Joaquín Arcollas Cabezas y Francisco Galadí Melgar, y el 18 de agosto le asesinan.

Pero los hermanos Rosales sí que hicieron o intentaron mediar para salvarle la vida, pero lo que se comenta es que desgraciadamente llegaron tarde y tampoco les hicieron demasiado caso.

Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy

¿Los tres que ha nombrado son los que asesinaron junto al poeta?

Sí. Si ahora mismo se encontrara la fosa en la que están enterrados, Federico García Lorca tiene que estar con el maestro de Pulianas, que era cojo, es decir que la fosa sería muy detestable, y con los dos banderilleros. Cuatro personas en total.

"Tiene que estar enterrado junto a dos banderilleros anarquistas y el maestro de Pulianas, que era cojo, y por eso tiene que ser una fosa muy reconocible"

¿Los actores de La Barraca se libraron o también lo pasaron mal con la represión franquista y cayeron?

Hubo de todo. Precisamente recojo un poco tu primera pregunta. Dentro de los actores de La Barraca, la mayoría del ambiente era republicano y de izquierdas, pero había de todo. Hubo actores, uno en concreto, que luego luchó en las tropas de Franco. Pero sí que hubo actores que lo pasaron muy mal, los hermanos Sáenz de la Calzada, José María Navaz, luego había una actriz, Carmen Lasgoity, que durante el franquismo no lo pasaron bien.

¿Se supone que se sabe dónde está la fosa del Poeta, no?

(Duda). Hay mucho debate. La Junta de Andalucía actuó sobre el lugar señalado por Ian Gibson, que era un viejo olivo que estaba en el Parque Federico García Lorca, en Alfacar. Según Gibson, un pastor le había indicado que estaba ahí. Pero la Junta intentó abrir la fosa e hizo una prospección, pero no aparecieron ningunos restos. A partir de ahí se sospechó que las propias obras del parque a principios de los años 80' las máquinas pudieron llevarse esos restos. Otras tesis indican que no estaba en ese lugar, sino en los Pozos de  Víznar junto con otras 3.000 personas. En todo caso, ya está habiendo ahora mismo una  actuación de la Junta de Andalucía sobre los Pozos de Víznar y ya iremos viendo qué es lo que ocurre.

Personalmente, es de esperar que si era en el parque de Alfacar no se haya perdido con esas obras que usted indica. es que si no, estaría perdido para siempre.

Claro. Esperemos que no. Algunas veces he hablado con uno de los mayores expertos en medicina forense de la Guerra Civil y analizando con él un poquito el caso me dice que es improbable que habiendo destrozado una fosa con cuatro cuerpos no aparezca ni una esquirla de hueso siquiera. Un bulldozer o una excavadora te puede romper una fosa, pero es muy raro que no apareciera ni un sólo resquicio en las inmediaciones.

"Uno uno de los mayores expertos en medicina forense de la Guerra Civil me dijo que es muy improbable que no saliera a la luz siquiera una esquirla de hueso en las obras del parque de Alfacar"

Hay que ver un poco que es lo que sucedió, pero sí quiero apuntar una cosa: Las familias de los otros tres asignados junto con él tienen tanto derecho como la propia familia García Lorca a reclamar sus restos. No estaríamos sólo hablando del derecho de la familia del poeta, sino también de otros tres derechos más.

Creo que la Junta de Andalucía y los poderes públicos  tienen que responder ante las demandas de esas familias igualmente y actuar.

A ver si hay suerte. Pero a día de hoy no es una prioridad, precisamente, de la Junta de Andalucía.

Vale, pero ahí entra la Ley de Memoria Democrática a nivel de toda España, que mejoraría la Ley de Zapatero en el año 2007 y esa Ley establece una cosa importantísima, que es un cambio de lógica impresionante y de rumbo para la Memoria. Esa Ley dice que el Estado es responsable público de la búsqueda, localización y exhumación de los restos de los asesinados. Es decir, que el propio Gobierno podría actuar también sobre esa fosa en concreto. Y sobre otras, evidentemente.

"La nueva Ley de Memoria dice que el propio Gobierno podría actuar también sobre esa fosa en concreto, y sobre otras, evidentemente"

Ya me lo ha avanzado un poco anteriormente, pero me gustaría que profundizara algo en las fuentes en las que se ha basado para su libro. ¿De dónde ha bebido usted para plasmar lo que dice en Tras la pista de Federico García Lorca?

Mis fuentes son básicamente tres. En primer lugar, los archivos, la hemeroteca de los diferentes periódicos que había de la época. He leído el Heraldo de Madrid, el ABC de Madrid que en aquel entonces era republicano, y diferente prensa de Navarra, que es de mi tierra, porque Federico García Lorca llega a Pamplona y actúa en otros dos pueblos, Tudela y Estella, y me nutrí un poco de lo que se dijo cuando fue a Jaca, a Huesca, Logroño, Santander... En fin.

Los actores de La Barraca, como van a tantos sitios, la prensa de la época se va haciendo eco y yo he ido recogiendo todos esos lugares a través de sus periódicos y sus noticias. A partir de ahí, he sabido qué obras se ponían en escena, si tenían éxito o no...

Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy

Ésa es una curiosidad grande que tengo. ¿Eran buenos?

Eran muy buenos. Ponían en las tablas Fuenteovejuna, los Entremeses de Lope de Vega; ponían en escena también el Romancero de Alvar González, de Antonio Machado, que está inspirado en la Laguna Negra de Soria y en la entradilla del romancero era el propio Federico quien hacía la entradilla, y en general tuvieron mucho éxito. Sólo, que yo haya sabido, tienen dos muy malas experiencias: Una en Soria, que les intentaron agredir unos exaltados derechistas gritando para boicotear la obra y la policía les tiene que proteger, y, desgraciadamente, en mi tierra, en Estella, los callistas les apedrean porque llegan los camiones y ven los anagramas de la República, y eso a Federico García Lorca le impacta muchísimo y, de hecho, él hace referencia en varias entrevistas a esa mala experiencia.

En general en todos los pueblos les tratan muy bien, salvo, que yo haya sabido, en esos dos casos.

"Una de mis fuentes eran los periódicos: He leído el Heraldo de Madrid, el ABC de Madrid que en aquel entonces era republicano, y diferente prensa de Navarra y de donde estuvieron representando teatro con La Barraca"

Disculpe, que le había cortado antes. Tenemos, por tanto, los archivos de hemeroteca periodística, ¿y en que otras fuentes se ha inspirado entonces?

En segundo lugar, el propio García Lorca concede muchísimas entrevistas y da muchas charlas. Yo recomiendo siempre a todo el mundo sus charlas y, por ejemplo, tiene una sobre el teatro, que es magnifica y es muy poco conocida, pero es muy buena. Y, en tercer lugar,  para más ha sido muy importante haberme imbuido del mundo gitano del Sacromonte de Granada.

¿Ha ido allí?

Por supuesto. Llevo 20 años estando con toda esa gente de las cueva. De hecho, el prólogo del libro lo escribe Curro Albaicín, que es una de las personas más conocidas del Sacromonte, y que además es quien recupera la Zambra granadina, que es un palo flamenco muy conocido en su época y que estaba perdiéndose.

Escuchando a todos esos flamencos gitanos me empapé de algunas anécdotas que no aparecen en los libros, apego que son interesantes saber. Entre Lorca y el mundo gitano y flamenco había una conexión muy especial y ellos hablan siempre con muchísimo cariño del poeta no sólo ya porque muchas canciones flamencas están elaboradas a partí de la letra de los poemas lorquianos, la más conocida tal vez sea la Leyenda del tiempo, de Camarón, pero hay muchas otras, el Verde te quiero verde y demás, que son suyas. Además el poeta era de Granada y tuvo una mirada muy especial al mundo gitano y al mundo flamenco y unos de sus libros más pictóricos y conocidos es Romancero gitano.

"Llevo 20 años yendo cada 18 de agosto a las cuevas del Albaicín y me he empapado de anécdotas del mundo flamenco y gitano sobre García Lorca"

¿Ha podido escuchar la voz de Federico?

No. No existe. Y no está registrada por una anécdota muy graciosa y penosa a la vez. Cuando iban a grabarle la voz se quedó dormido en la Residencia de Estudiantes y no acudió a esa grabación. Pero sí hay unas grabaciones en pizarra de 1931 de él tocando el piano para La Argentinita (Encarnación López Júlvez). Él toca unas piezas populares (la Colección de Canciones Populares Españolas) y ahí sí aparece su piano y se cree que hay un giro supuestamente con la voz del poeta, pero es muy confusa la grabación. Pero a día de hoy desconocemos cómo era su voz.

Sí que hay imágenes suyas rodadas y aparece hablando. Hay unas cuantas imágenes de los actores de La Barraca con su típico mono azul y él hace una alocución, pero desgraciadamente no tiene voz.

Esa anécdota la conocí hace poco escrita por uno de los mayores investigadores del asunto y decía que habían quedado para grabar a varios poetas, imagino que a Rafael Alberti o creadores como Buñuel y tal, y no fue porque se quedó dormido. Hay que decir que Federico García Lorca en su época de la Residencia de Estudiantes era bastante fiestero y eso le hace tener una vida nocturna bastante rica. No es de extrañar que tal vez se quedar dormido (se ríe).

Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy

¿Ha agotado toda su investigación en este libro o da para más?

Creo que hay para más. Pero siempre un escrito tiene que poner ciertos límites (sonríe), porque si no el libro no acabaría jamás. Pero lo que suelo decir siempre en entrevistas y charlas es que es cierto que Federico García Lorca ya está muy investigado, pero también es cierto que hay espacios de su vida en los que todavía merece la pena poner un poco de luz. Por ejemplo, los actores de La Barraca sí están estudiados y ellos mismos dejaron varias biografías escritas, pero creo que ahí hay algunos elementos por los que merece la pena seguir indagando.

Sin ir más lejos, en una reciente conversación con otro periodista descubrimos que había una metáfora en el Romancero gitano que hablaba de juego de la pelota y de los pelotaris, que en Navarra y el País Vasco se usa mucho y hablando con él descubrimos que quizá José María Navaz, que había sido jugador del Osasuna (por entonces la Sportiva Foot Ball Club) y uno e los mejores árbitros de Primera División de la Liga española y también pelotari, le podía haber influido para esa metáfora.

Federico García Lorca tenía un mundo tan complejo que siempre hay espacios donde rascar y donde echar la red para rescatarle y conocerle mejor.

"García Lorca era bastante fiestero y muy probablemente se quedó dormido cuando le iban a grabar la voz en la Residencia de Estudiantes"

¿Y usted por que se ha enamorado de Federico?

Me enamoré de Federico hace ya muchísimos años porque veo que es una figura  a nivel poético, a nivel teatral, pero también a nivel intelectual. Quiero reivindicar a ese Federico García Lorca pensador. Muchas veces nos ha transmitido que el poeta era un genialoide andaluz y gracioso, Pero además de eso era un estudioso.Dedicaba muchísimas horas estudiando.

No sólo era un genio tocado por una varita mágica, eso también, pero pasaba muchísimas horas estudiando y trabajando. Si no, no podría haber tenido toda la obra que tenía. Por eso, yo conecto con él desde esa mirada.

Y luego, bueno, porque yo he impulsado la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra (AFFNA36) y soy el redactor de la Ley de Memoria Histórica de Navarra, que es la primera Ley de Memoria de toda la España autonómica, que es de 20213 y todos estos temas del mundo republicano y el mundo de los asesinados del 36 siempre tiene muchísima conexión y llevo 20 años yendo al Sacromonte y al Albaicín y es fácil conectar con su mundo.

¿Es usted familiar de represaliado o asesinado, entonces?

En parte, sí. De forma indirecta. Vamos a ver, matan a un tío de mi abuela. En mi familia siempre estos temas han estado muy presentes porque la familia de mi padre se van a vivir a Toulouse y también a París. Mi padre es de un pueblito que está justo en la frontera de Navarra con Francia, que es donde empieza el Camino de Santiago, se llama Espinal, y en la mesa familiar siempre se ha habla muchísimo del mundo republicano, porque muchos escapaban de la dictadura por ahí, por ser uno de los últimos pueblos antes de Francia, y un tío mío sacerdote se fue a Toulouse y una tía mía también se fue a París y todo ese mundo del contrabando, de los maquis, del exilio ha formado parte de las vivencias familiares.

"Creo que la Memoria Democrática de España es la suma de las pequeñas memorias familiares que nuestras abuelas y nuestros abuelos han ido guardando en sus cocinas en silencio y las han ido sacando cuando se han sentido cómodos"

A partir de ahí conecto también con todo ese mundo que siempre estaré agradecido a mi familia de haber contado esa historia y de no haberla ocultado, porque nos enriquece. Creo que la Memoria Democrática de España es la suma de las pequeñas memorias familiares que nuestras abuelas y nuestros abuelos han ido guardando en sus cocinas en silencio y las han ido sacando cuando se han sentido cómodos.

Joseba Eceolaza Latorre posa para Córdoba Hoy

¿Qué hay de verdad sobre la parte mágico-esotérica de García Lorca?

Es verdad. En primer lugar hay que decir que él era una persona muy creyente; católico y ejercía como tal. Hay muchísimos poemas suyos que habla de sus convicciones religiosas. Y sí, es curiosísimo porque tiene una mirada de esas que trascienden la realidad presente a la muerte muy llamativa. Una mezcla de fe y miedo, porque era un hombre muy miedoso. Por ejemplo, todos los 18 de agosto, cuando estoy en las cuevas del Sacromonte, suelo mirar a la Alhambra y al Sierra de Alfaguara y pienso en el miedo que ese hombre tuvo que pasar en sus últimos días. Insisto en que era muy miedoso, es algo que dice todo el mundo que le conoce.

"La muerte en el Romancero gitano está presente todo el tiempo en el Romance de la Luna y en más poemas, junto con los cuchillos, los caballos negros, la lechuza y todo ese mundo casi mágico"

Tiene miedo, entre otras cosas, a la muerte y también era un payaso, en el buen sentido de la palabra, y se vestía de fantasma. En la Residencia de Estudiantes se hacía el muerto, muchas veces lo hizo en plan broma. Jugaba con esas imágenes (se ríe) y creo que en efecto entraba en el mundo de las almas, los espíritus y la muerte desde esa visión que has señalado.

La muerte en el Romancero gitano está presente todo el tiempo en el Romance de la Luna y en más poemas, junto con los cuchillos, los caballos negros, la lechuza y todo ese mundo casi mágico.

¿En que está trabajando ahora?

Sigo trabajando en otros libros sobre la memoria de gente que fue ocultada. Y a eso voy, a ver si me sale alguna cosita dentro de un año y tengo suerte y me va tan bien como están yendo los libros que ya he escrito.

Comentarios