martes 30.11.2021
Cordoba Hoy

JAVIER GARCÍA. PRESIDENTE DE COTA CERO EN CÓRDOBA

"Es curioso que las salas de apuestas sean todas cien por cien accesibles"

Javier García posa para Córdoba Hoy
Javier García posa para Córdoba Hoy
"Es curioso que las salas de apuestas sean todas cien por cien accesibles"

Javier García es el presidente de la Asociación Nacional de Personas con Discapacidad Cota Cero, por lo que de accesibilidad sabe algo. Repasamos con él cómo está la ciudad de Córdoba en este sentido, y nos vamos a llevar más de una sorpresa.

Javier García posa para Córdoba Hoy

¿Por qué va en silla de ruedas?

He sido afectado de polio. Entre 1955 y 1965 existiendo como ya existía la vacuna en Estados Unidos y en Europa, en España por diversas razones en aquella década fatídica no se suministro hasta el año 64. Nací en el 61 y a mí me pilló. Si se hubieran hecho las cosas de otra manera, posiblemente no me hubiera visto afectado de polio desde los seis meses y medio de nacido. He estado andando con una órtesis ortopédica en la pierna ayudándomes con un bastón, pero es un proceso degenerativo y acelerado. Después de la polio vino en 2010 lo que la OMS denominó síndrome post-polio, y es una degradación importante de todas nuestras funciones ya agravadas de por sí. Experimentamos un bajón importante y un retroceso en nuestras facultades hasta el punto de que la mayoría vamos en sillas de ruedas. Yo llevo sentado en esta silla unos 15 años.

Ahora ya liberado de mi responsabilidad laboral, me dedico más a nuestra asociación de carácter reivindicativa e intentamos hacer cosas. Nosotros cuando pedimos cosas no sólo nos amparamos en las exigencias legales, sino que pedimos accesibilidad para mucha más gente: Abueletes, la mamá con carritos, niños pequeños o los accidentados coyunturales, que los hay, y todos ellos necesitan de la accesibilidad.

Es más esta mañana (la entrevista se hizo el pasado viernes) con Lola Baena en la entrada del Arqueológico, donde hay una rampa importante a lo largo de las escaleras, vimos que la totalidad de los que accedieron al interior del edificio lo hicieron no por las escaleras, sino por la rampa. Por eso decimos que cuando pedimos la accesibilidad que la gente entienda que no es sólo para un sector minoritario de la sociedad, sino que es bueno para el resto de la sociedad.

Eso se ve incluso en los pasos de cebra, donde todo el mundo baja a la calzada por la rampa.

En efecto. Que los pasos de cebra estén a cota cero, en Córdoba en el 90% de los casos no sucede. Había una ordenanza municipal sobre accesibilidad del año 92, que está ya absolutamente obsoleta, y nosotros hemos pedido por activa y por pasiva que se aplique el Decreto 293 de 2009, de la Junta, donde dice meridianamente claro que los pasos de peatones tienen que estar todos a cota cero.

¿El 90%?

Es una pena, pero es así. La inmensa mayoría. Hay una mejor labor en la zona del Centro, y es importante, pero te vas a las zonas aledañas de la ciudad y la mayoría de los pasos de peatones tienen unos escalones tremendos que nos obliga a tener que circular por la calzada para llegar a destino poniéndonos a nosotros en peligro y en situación de riesgo a los conductores de coches. Muchos dicen al vernos así, ¿pero dónde va esta persona por medio de la carretera? Pero es que muchas veces tienes una necesidad imperiosa para ir a un cuarto de baño o a un ambulatorio o fisioterapeuta y no es derecibo hacer esos recorridos de tanto riesgo.

Javier García posa para Córdoba Hoy

¿Qué tal fue, por cierto, la visita al Museo Arqueológico?

Muy bien. En estas cuestiones de discapacidad las personas que tienen capacidad de actuación tienen que estar mentalizadas con el tema, y en este sentido contento y satisfecho porque hemos estado con Cristina Casanueva, con Lola Baena y con Alberto Montejo en el Arqueológico. Nos han estado enseñando que con motivo de la restauración de la fachada principal del Museo han acometido algunas cuestiones en materia de accesibilidad que nos parecen extraordinarias. Lo importante es que siempre que se acometa cualquier tipo de acción en el protocolo tiene que haber un punto que diga que hay que prestar la debida atención a la accesibilidad.

En este aso se ha producido, se han hecho cosas y queda mucho por hacer. Pero hay mejora significativas que nosotros reconocemos y agradecemos.

¿Las mejoras en el Arqueológico han sido a raíz de informes suyos?

Claro, hay compañeros nuestros que han visitado el Museo, algunos hasta en cuatro ocasiones, y han tenido siempre mucha dificultad, hubo muchas zonas que no han podido visitar y en cambio ahora reconocen, valoran y agradecen que se hayan ampliado nuestras posibilidades a la hora de visitarlo. Quedan cositas pendientes, pero con el buen propósito y la buena predisposición que hemos notado en todas estas personas que nos atendieron, entendemos que se resolverán en breve.

¿Qué han hecho para mejorar la accesibilidad?

Por ejemplo, la puerta principal, que ha sido objeto de una profunda e intensa reparación y reforma en los últimos tiempos, se había quedado un pequeño escalón de unos cuatro o cinco centímetros, que no es muy significativo para la accesibilidad, pero los preceptos legales establecen que tiene que estar a cota cero. Han actuado y lo han dejado perfecto, con una solución provisional que dicen que en breve será definitiva. Luego, en el acceso al patio más adentro hay unos escalones importantes y han ubicado una plataforma estupenda con buenas terminaciones para evitar accidentes. Hemos estado recorriendo también el edificio nuevo y hemos visto que la puerta del cuarto de baño no es accesible porque se abría hacia fuera y nosotros necesitamos que sea de corredera; han tomado buena nota y han dicho que lo van a hacer.

Hay una plataforma también para bajar a lo que es el yacimiento y que yo muchas veces las defino de carácter testimonial. Muchos sitios las ponen por obligación, pero no responden a la necesidad y ya que se hace un gasto de accesibilidad pues que no sea para nada.

¿En qué falla?

Tiene una tolerancia de carga muy baja, hasta 250 kilos. La silla de ruedas pesa 150 kilos y si va una persona como yo, que pesa otros tantos, evidentemente a mí no me puede bajar. Sirve para personas con silla manual y con menos peso. La inmensa mayoría nos movemos con sillas grandes y eléctricas y necesitamos una tolerancia de carga mayor.

Luego la plataforma de embarque tiene muy poco más de un metro cuando la norma pide 1,20 metros.

Pero es que el edificio es de 2008 y las normas se aplican con el Decreto 293 de 2009, así que por un pelo no pilló ese tipo de exigencias. Pero han tomado muy buena nota de todo con su actitud que ha sido muy recepetiva a nuestras necesidades.

Javier García posa para Córdoba Hoy

Son actuaciones que mejoran el Museo de cara al turismo también.

Fíjate que en España está muy gerealizado el pensamiento de que el turismo es de sol y playa, pero nada más lejos de la realidad. El cultural y el de interior cuenta con una riqueza patrimonial extraordinaria y tenemos que ponerla en valor y tenemos que hacerlo para todos, sin discriminar a nadie. En Europa estamos más de 80 millones de personas con discapacidad y nos solemos mover, y cuando lo hacemos tenemos que hacer una prospección previa para comprobar si allí donde queremos ir vamos a tener o no problemas de movilidad. Es importante saber que los destinos ofrecen una serie de posibilidades y que sean accesibles.

La Comunidad Económica Europea  decía que, aparte de las exigencias legales que conlleva, hay un criterio económico añadido y es que las personas con discapacidad no nos solemos mover solos; vamos acompañados, con lo que arrastramos un número importante de personas.

También está la desestacionalidad. Nosotros somos personas liberadas ya de nuestras responsabilidades laborales y profesionales y podemos desplazarnos a las zonas turísticas fuera de los periodos habituales, por lo que cubrimos un vacío importante que tiene el sector turístico. En la medida en que todo eso se planifique con lógica y perspectiva redundará en un beneficio económico.

¿Suspende Córdoba en accesibilidad?

La accesibilidad no es algo que se pueda valorar en términos absolutos, sino relativos. Es decir, si comparamos Córdoba con Málaga, pierde. Pero si lo hacemos con Sevilla, por ejemplo, Córdoba gana. En Córdoba hay mucho por hacer y es evidente. En Córdoba en el año 94 se aprobó en Pleno que se constituyese una comisión municipal de participación ciudadana para temas de accesibilidad y que en este mandato todavía no se ha convocado. Eso dice mucho y deja mucho que desear respecto al interés que puedan tener desde un punto de vista político para abordar estos temas con la seriedad que merecen.

"Si comparamos Córdoba con Málaga, pierde. Pero si lo hacemos con Sevilla, por ejemplo, Córdoba gana"

Ahora se va a convocar el consejo local para la discapacidad tras cruzar el meridiano del actual mandato. Lo veníamos pidiendo desde el minuto uno, no se nos ha atendido y parece ser que a finales de este mes tendremos el consejo local de la discapacidad. Estos órganos consultivos y de participación son el instrumento más sano y efectivo que puede tener el Ayuntamiento para conocer la situación real de la ciudad. Si queremos hacerlo bien tenemos que hacerlo así, y si no, pues nada, seguiremos sumidos en el ostracismo y la oscuridad.

Bueno, pero se ha creado en este mandato un área municipal específica de discapacidad, con un delegado que se dedica a eso. ¿No es una mejora con respecto a situaciones anteriores?

Lo que se ha creado es un observatorio para la discapacidad. Es un órgano que adolece de estructura orgánica, no tiene estatutos, no tiene reglamento, que se reúne, según declaraciones del propio concejal, Bernado Jordano, cuando quieren, donde quieren, no levantan acta de las reuniones y cuando uno ve estas cosas supone una falta de respeto a la sociedad.

Habiendo como hay órganos perfectamente constituidos y eficientemente reglados recurrir a este tipo de subterfugios nos parece una falta de respeto. ¿Qué se ha hecho en estos dos años en accesibilidad? Todo lo que hemos visto han sido propuestas, intenciones, y que existe, por lo visto, un número importante de actuaciones recogidas pero a las que nadie tiene acceso. Hay una cierta oscuridad que no es propia de un sistema en el que vivimos en la actualidad. Las cosas que queremos hacer bien las tenemos que hacer de otra manera. Estamos a tiempo de rectificar y ponernos al nivel de Lucena.

Javier García posa para Córdoba Hoy

Explíquese, por favor.

Siempre pongo de ejemplo al Ayuntamiento de Lucena, donde hay una comisión de accesibilidad que tiene exactamente el mismo régimen interno y reglamento que la comisión de accesibilidad de la capital. Allí funciona constantemente. El presidente es el alcalde y allí no delega como ocurre en Córdoba. Pienso que porque una vez cada dos meses el alcalde se reúna con sus ciudadanos para conocer de primera mano los problemas de accesibilidad de su ciudad es de primero de Primaria en un sistema democrático como el nuestro y en el que tenemos que promover la participación.

En Córdoba debería hacerse así. Al alcalde, José María Bellido, le pediría que no delegara necesariamente en Bernardo Jordano, que estará muy liado con otras cosas de recursos humanos, pero que los temas de accesibilidad requieren una importancia y una profesionalidad de dedicación y eso nosotros no lo hemos visto hasta ahora.

"El 90 por ciento de los pasos de cebra de Córdoba siguen sin ser accesibles"

Aparte de rebajar los pasos de cebra a cota cero, ¿qué otras necesidades de mejora necesita el colectivo?

A los cuatro días de estar nombrado Bernardo Jordano como concejal coincidimos con él en la puerta del Rectorado de la Universidad y me acuerdo que había un compañero nuestro intentando maniobrar y por poco se cae en uno de los socavones que presentan los alcorques de los árboles. Son unos puntos de peligro y de riesgo cierto para todos y para nosotros también. Además estrangulan los huecos de paso de las aceras. La normativa legal dice que tiene que estar relleno de una gravilla especial que facilite el paso del agua, pero que, a su vez, el alcorque se quede en cota cero con respecto al acerado y amplíe lo que es el hueco de paso.

No se ha hecho casi nada. He visto algunas cosas por ahí rellenando alcorques con albero y cuando caen cuatro gotas se monta ahí un barrizal impresentable. No sé con quién hablan o a quién escuchan o a quién le piden opinión, pero a los que estamos en la calle no nos la piden. No se hacen las cosas como se deberían hacer y como regula el Decreto de la Junta 293: Gravilla permeable, que tiene un componente como de pegamento que impide que si los perros rascan salte en parte.

Otra posibilidad es poner el recurso de las rejillas metálicas, pero como son objeto de vandalismo reiterado habrá que buscar otra alternativa. En la Plaza de Las Tendillas si se fijan bien sí están los alcorques rellenos de gravilla y es una solución ideal. Bernardo nos dijo que sí en aquel momento, y hasta ahora no me consta que se haya hecho nada en serio.

Lo que me molestó de verdad es que no hace mucho coincidimos otro de Córdoba y yo con él en una videoconferencia a nivel nacional sobre accesibilidad y dijo que tenían registradas un número importante de acciones que "haremos cuando podamos". Lo curioso de ese tema y todos coincidíamos en que nadie teníamos conocimiento de la relación de esas intervenciones. Es un poco vender humo. A estas alturas eso me molesta muchísimo. Nosotros trabajamos en esto con honestidad y lo mínimo que esperamos es que nos traten con un mínimo de respeto para darnos la información en condiciones.

Me daría igual que no me dieran información si donde antes había un obstáculo ya no lo hay cuando salgo a pasear. Que no es el caso tampoco.

Javier García posa para Córdoba Hoy

¿A nivel de empresas y servicios privados, como bancos, supermercados y demás, se están poniendo las pilas en este sentido?

Vuelvo a sacar a colación a Lucena, donde se hizo una campaña muy agresiva con este tema de entrada a comercios. Una campaña que en su última fase no requirió por parte del Ayuntaniento ningún tipo de sanción ni expediente disciplinario. Lo que sí es importante es que la ciudadanía perciba con la claridad y rotundidad necesaria que los problemas de accesibilidad hay que acompeterlos de forma inequívoca y en el menor plazo de tiepo posible. El Real Decreto 1/2013, a nivel nacional, sobre los derechos de las personas con discapacidad establecía que la fecha límite para que en España todos los bienes y servicios fueran accesibles era el 4 de diciembre de 2017. A nosotros nos invitaron en la FEMP cuatro días antes de esa fecha límite y me acuerdo que el eslogan de ese encuentro era '¿A partir de ahora, qué?'. Lo curioso es que en ese momento el 90% de los ayuntamientos allí presentes es cuando se enteraron de la existencia de este decreto y de la obligatoriedad que implicaba.

Hay que hacer campañas en serio, como se hizo en Lucena. Allí queremos un montón al amigo Pepe Cantizani, que fue el concejal del área, por su compromiso, su seriedad y profesionalidad. Como consecuencia de aquello, ahora en Lucena puedo decir que el 90% de sus comercios son accesibles y el 10 restantes es por dificultades especiales que requerían de un esfuerzo poco razonable para acometerlo. La ciudad se ha transformado, con efecto de sinergias, porque un establecimiento veía que el de al lado había arreglado la entrada y él también lo hacía.

¿Se ha sancionado alguna vez por este motivo?

Los temas de acesibilidad han sido desde siempre la hermana pobre de la familia. A pesar de la legislación que reconoce de forma expresa que existe un régimen sancionador en el que las administraciones públicas pueden hacerlo, hasta ahora son muy pocas las demandas que se han puesto.

Tuvimos una reunión virtual con el director general para personas con discapacidad, Jesús Celaya, antes de que abandonara su cargo hace unos meses y le hicimos precisamente esa pregunta, y por aquella época hubo una cuestión muy mediática de que una compañía aérea a una persona en silla de ruedas no le dejó embarcar y fue sancionada de forma específica. Esa tendencia tenemos que cambiarla. Hacer ver que resolver las barreras y dificultades es tan obligatorio como que te pillen fumando en un bar. Ese tipo de compromiso es el que nosotros queremos para la accesibilidad.

"Con recursos técnicos, con dinero y con ganas yo creo que sí, que se pueden solucionar prácticamente todos los problemas y hacer iuna ciudad 100% accesible"

¿Es posible una ciudad 100% accesible?

No. No he visto nada que sea 100% accesible. Hay incluso hermanos pobres dentro de la accesibilidad, como la cognitiva, que no está ni regulado, y cuando vas a un edificio siempre te topas con algo: O no hay bucle coclear para personas sordas o no hay señalizaciones en braille; siempre hay deficiencias. Pero es como todo, cuando los recursos son limitados hay que priorizar en función de la proporcionalidad, y en nuestro caso con impedimento físico para moverse somos más del 50%. Y si hay que empezar por algo es por quitar escalones y poner rampas. Luego hay que ir haciendo cositas para facilitar las cosas a todo el mundo.

No me refería a si hay en la actualidad una ciudad 100% accesible, sino a si puede ser que la haya.

Con recursos técnicos, con dinero y con ganas yo creo que sí, que se pueden solucionar prácticamente todos los problemas. En una ciudad por ejemplo no tengo necesidad de ir a absolutamente todos los sitios. Pero fíjate que es curioso que todos los salones de juego son 100% accesibles. Que eso sea así, a la comunidad con discapacidad no le preocupará tanto como el hecho de que haya centros de salud que sí tienen problemas de accesibilidad o incluso hospitales.

Javier García posa para Córdoba Hoy

¿Los hay?

Claro. En Córdoba, no. Pero en la provincia de Cádiz hicieron un hospital en el que no entraban en los ascensores las camas con enfermos. Son cosas muy graves. Vuelvo a poner a Lucena como ejemplo con una Ciudad de la Justicia que se va a ejecutar, tras haberse licitado las obras, y parece ser que antes de finales de este año se va a empezar a construir. Pues el proyecto fue sometido a consulta por la delegada de Justicia, Purificación Joyera, que es lucentina, al colectivo nuestro. Nos invitó, se trajo a su personal, a los arquitectos el proyecto y tuvimos una reunión maravillosa con un soporte mediático importante con planos y realizamos aportaciones. Esa forma de trabajar es la que debería imperar. Es decir en lugar de ir a toro pasado resolviendo barreras, lo suyo es que ni siquiera existan desde el principio.

"Las comisiones participativas, tanto a nivel de consejo local como de comisión de accesibilidad, no funcionan en ningun lado salvo en Lucena"

Lucena es un ejemplo a seguir. Pero ¿qué pasa con el resto de la provincia?

Las comisiones participativas, tanto a nivel de consejo local como de comisión de accesibilidad, no funcionan en ningun lado. Es una pena, pero sólo funciona en Lucena. Cuando me invitan allí, hago el esfuerzo de ir porque esa ciudad es como una bocanada de aire fresco. Veo cómo interactúa el alcalde con sus ciudadanos específicamente en relación a temas de accesibilidad, me apasiona, me encanta y me llena de ilusión y optimismo. Quiero que eso llegue a todas las ciudades y a todos los sitios.

¿Cota Cero está en todos los municipios?

Somos de ámbito nacional. Pero hay compañeros más activos que otros, y eso destaca. Cota Cero tuvo una actuación importante con la creación y puesta en marcha de la Fiscalía para Discapacidad, con una campaña en todas partes y encontramos mucho apoyo para eso en Sevilla, Málaga y hasta en el Parlamento andaluz. En Córdoba, por ejemplo, no cundió de esa forma y me molestó muchísimo que un mes después de invitar al Ayuntamiento a adherirse a la campaña estaba ya tardando.

En el primer párrafo de la propuesta decía que tenía que darse a conocer a todos los grupos políticos en el primer momento porque queríamos que fuera como declaración institucional, que requiere de la unanimidad de los grupos. Pues bien, en Córdoba, por las razones que fueran, cogieron nuestra propuesta, la mutilaron y se la apropiaron, y en lugar de ser la campaña de adhesión a la propuestas de Cota Cero sobre la Fiscalía de Discapacidad acabó siendo un a propuesta del PP y Cs... ¡Hombre! Son prácticas como mínimo un tanto extrañas y nos preocupó muchísimo.

Se repitió en el acto para poner en valor la reforma realizada en el Gran Teatro de Córdoba. Una reforma que se llevó a cabo porque Cota Cero denunció ante el Ministerio Fiscal y gracias al apoyo de la Fiscalía se materializó la obra y se cumplió, aunque el Ayuntamiento alegó en un principio que era un edificio BIC y no se podía tocar. Pues bien, en ese acto se invitó a distintas asociaciones, entre ellas a nosotros,y allí vinmos que se empezaba a otorgar una serie de reconocimientos  por lo mucho y bien que habían trabajado en la accesibilidad general y ninguno de ellos tenía nada que ver con el tema de la reforma. Ni siquiera se invitó a David Luque, que fue el concejal que llevó a cabo e impulsó la reforma, o al arquitecto del Servicio de Urbanismo que llevó el tema. Pues no. Se apropiaron del mérito por completo.

Espero y confío que todos estos temas se puedan reconducir de alguna manera. Y ya que se ha dado un paso adelante con la reunión el día 26 de julio del consejo local, a ver si ahí salen adelante cosas interesantes y no acaba siendo una simple foto sin contenido.

"En la accesibilidad del Alcázar de los Resyes Cristianos Salvador Fuentes y Carmen Chacón están realizando un trabajo fenomenal"

Por cierto que en el Alcázar iba a iniciarse un proceso para la eliminación de barreras y que el edificio fuera lo más accesible posible.

Ahí está haciendo Salvador Fuentes un trabajo fenomenal. Hay que felicitarle personalmente, porque sé que está trabajando mucho y bien con este tema. Ya se han hecho muchas reformas en el interior, se han puesto ascensores y rampas para acceder a la infraestructura del Palacio. Antes sólo podíamos llegar a los jardines y por la parte de atrás. A partir de ahora, no. Me costa que las obras se han licitado y que a finales de año se iniciarán las actuaciones con una puerta nueva por la parte del río que va a estar absolutamente conectada con los ascensores que suben arriba y con las plataformas y demás.

¿Contactaron con ustedes para este asunto?

Lo llevamos meneando más de una década. Me acuerdo que con Francisco Tejada como edil de Urbanismo ya lo hablamos en su día, porque era lamentable y deplorable que un patrimonio tan significativo y tan importante tuviera estas carencias tan graves en accesibilidad. Desde entonces se empezaron a planificar cosas con proyectos e intervenciones y en ésta última nos hemos reunido con Carmen Chacón, que es la que lleva personalmente el proyecto y ha sido siempre muy amable y atenta, por lo que vemos que está en muy buenas manos, por el compromiso político de Salvador Fuentes, decidido por completo a transormar esa triste y penosa realidad, y por la arquitecta, que es una grandísima profesional y lo tiene como si fuera un hijo propio. Me consta que esa mujer haría mucho más si se le dieran más medios y apoyos.

"Tenemos solicitada un intervención en la comisión interparlamentaria de Cultura en Sevilla para ver qué problema hay para poder habilitar un itinerario peatonal accesible desde el edificio del Museo a la puerta del Pórtico de Medina Azahara"

Siempre me pregunté cómo ven ustedes Medina Azahara. Porque es Patrimonio de la Humanidad, pero de accesible tiene más bien poco.

Estuvimos allí cuando se puso en valor y acudió Carmen Calvo como ministra. A ella le dijimos que el Museo es accesible de forma normal y dentro tampoco hay problemas importantes, pero no es razonable que para acceder al yacimiento haya que montar en un autiobús, salir del recinto de Medina Azahara, subir la carretera, y cuando llegas arriba te asomas al mirador y ahí te quedas, porque una silla de ruedas no puede ir más allá. Estuve el viernes con Alberto Montejo, que en el mandato pasado era el responsable de aquello, y se lo comenté también a Cristina Casanueva con que tenemos un tema pendiente en Medina Azahara.

Es un yacimiento, y como tal las cuestiones de accesibilidad son más complicadas de interpretar y poner en marcha que en cualquier otro sitio, pero está también el ejemplo de la necrópolis judía de Lucena con una pasarela, o la villa romana de Fuente Álamo en Puente Genil, que está perfecta, y es así porque desde el minuto uno tuvieron en cuenta la accesibilidad.

Javier García posa para Córdoba Hoy

¿Se podría hacer algo similar en Medina Azahara?

Tenemos solicitada un intervención en la comisión interparlamentaria de Cultura en Sevilla para ver qué problema hay para poder habilitar un itinerario peatonal accesible desde el edificio del Museo a la puerta del Pórtico, que es lo más significativo y relevante. Hay un recorrido de unos mil metros en los que se podría poner una pasarela o algo y la gente tendría la opción de no ir en autobús y darle la vuelta, que es surrealista.

Hay cosas tan sencillas, simples y de tan bajo coste que tenemos que hacerlo. Cristina Casanueva tiene buena predisposición, pero ella necesita apoyos y recursos y queríamos comparecer en la comisión parlamentaria para decirle a los miembros del Parlamento que se pongan las pilas en ese tema, porque no es fácil tener un patrimonio universal en una ciudad (aquí hay cuatro), y Medina Azahara está muy mal en accesibilidad. De hecho, allí el 100% está aún por hacer.

Comentarios