viernes 12.08.2022
Cordoba Hoy

PANCHO GAMERO. DOCTOR INGENIERO AGRÓNOMO ESPECIALIZADO EN AGUAS

"Si alguien recogiera el agua de manantial que ahora va al alcantarillado habría para baldear calles"

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
"Si alguien recogiera el agua de manantial que ahora va al alcantarillado habría para baldear calles"

Francisco Gamero Gutiérrez, más conocido en Córdoba por Pancho, es doctor ingeniero agrónomo especializado en los manantiales, que en la capital se los conoce vulgarmente como veneros. En este sentido, el extremeño, natural de Badajoz, pero ya cordobés por derecho y años de vida en la capital, elaboró un mapa cartográfico de la localización por encima del centenar de manantiales y también una cartografía de su distribución mediante distintas canalizaciones hacia la ciudad de Córdoba. Eso cobró forma de tesis doctoral bajo el título de 'Cartografía, morfología y estructura de las antiguas conducciones de abastecimiento de aguas a la ciudad de Córdoba (Sierra Morena Central, España)'.

Precisamente su formación es lo que hizo que emigrara de tierras extremeñas donde no había ingenierías, sino que se quedaban en peritajes, "y como me hablaron bien de Agrónomos me vine y ya hice por quedarme". Lo curioso es que con el tiempo, "al final uno acaba sabiendo más de la historia de aquí que los propios vecinos".

Esa curiosidad natural le ha hecho estar estudiando Historia del Arte para especializarse bien en Patrimonio o bien en Arqueología, a fin de seguir profundizando en el conocimiento de la historia de esta ciudad singular. "Ya queda menos para complementar mis investigaciones sobre el patrimonio hidráulico desde un punto de vista físico, no sólo las aguas, sino de lo que es el patrimonio tangible relacionado con ellas".

Y no se quedó ahí. Ha acabado siendo espeleólogo de la mano del Grupo Espeleológico G40 de Priego de Córdoba, pero desde hace diciembre de 2019 está junto a otros 80 asociados en otro grupo de espeleología a nivel cordobés con 80 asociados. Se llama Geko. "Esa especialización con la Federación Andaluza de Espeleología me ha permitido meterme en el subsuelo de Córdoba municipio", asegura para añadir que "abajo tienes otra visión diferente a lo superficial; cambia tu percepción de la realidad, porque la dinámica en subsuelo es diferente que a la superficie tanto en la geología como el agua".

Por lo pronto, ha visto de primera mano y ha estudiado los sistemas kársticos formados por el carbonato cálcico que se erosiona creando oquedades, aunque también las hay que son obra humana a través de minas de agua en las que Pancho se ha metido a menudo. "Eso me ha permitido en algunos puntos detectar zonas de contaminación provocado por el mal uso del agua para uso y disfrute en piscina o de la red de saneamiento, que es agua sucia".

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

¿A qué zonas se refiere?

Hay dos zonas que yo he detectado bastante contaminadas. Una es la zona de El Patriarca por sulfato cúprico. Es agua de piscina. En algunos subterráneos por donde me he metido he visto todo el sulfato en las rocas interiores. Los productos que se echan en las piscinas con los años provocan grietas y como hay tantas piscinas están contaminando el subsuelo de toda la zona de El Patriarca. Eso después va a los acuíferos y es un ciclo que se va extendiendo.

Ha señalado que son dos. ¿Cuál es la otra con especial problema de contaminación?

Es una zona bastante interesante y que tiene un nivel alto de contaminación, no tanto de piscina como de la propia red de saneamiento, que es la de San Juan Bautista de La Salle. Era la antigua calle Tía Dominga, pero como sonaba muy mal le cambiaron el nombre. Ahí vengo denunciando hace ya bastante tiempo que hay un problema muy gordo.  Allí se encuentra el nacimiento del famoso Cañito Bazán, que son unas conducciones subterráneas de origen musulmán con una serie de pozos y que normalmente echa agua medianamente limpia, un manantial. No es agua potable por no estar clorada, pero al menos sí es biodegradable por el suelo y por la propia infiltración del subsuelo.

Pero eso no es lo que pasa ahí. Porque, por lo que sea, un vecino o un grupo de vecinos sus desagües de lavadoras y retretes lo vierten al manantial. Esa galería antigua que llegado un momento afloraba y se convertía en una zubia, una conducción al aire libre, se usaba para regar la zona del naranjal que había en El Tablero, donde está el circuito. Se urbanizó y ese manantial transcurre por el interior de los chalés. Ocurre que en algunos sitios tiene registros y llena, desborda y mana un líquido verde asqueroso, con lejía y agua putrefacta y corrupta, que yo le he visto llenar piscinas familiares enteras. Es un auténtico foco de contaminación. Los vecinos llevan años denunciando a Emacsa, que no hace nada.

Y ése no es el auténtico problema. La conducción musulmana tiene un diseño en forma de y griega. Parte de esa canalización en un momento dado y también de forma subterránea va para La Salle. Eso, de vez en vez, entra en carga, sube de forma estrepitosa y sale por algún aula de allí vertiendo bolos de grasa y carbonato cálcico al patio del colegio contaminándolo todo.

Pero ¿desde cuándo está ese problema?

Lleva años. Cuando hicieron las instalaciones nuevas deportivas en La Salle, un gimnasio nuevo, para crear el hueco oportuno tuvieron que retirar roca miocénica hecha de carbonato cálcico, que es la roca amarillenta de la Mezquita y de las iglesias fernandinas, y al abrirla por dentro estaba negra. Y eso es así porque la red de saneamiento junto  al manantial lleva años infiltrándose por toda esa roca por detrás del propio colegio.

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

¿De eso Emacsa tiene conocimiento?

Lo sabe desde hace años que se lo he dicho yo. Se han enviado técnicos para inspeccionar todo aquello, pero no dan con la tecla. La verdad es que empezaron a mirar en una zona más baja, a la altura de La Salle, y les he señalado que hay que ir más arriba por la zona de la calle Cuevas Romanas, a la altura del antiguo arroyo de San León que pasa por ahí. Creo que ahí está el foco de contaminación.

Y no te creas que la cosa acaba ahí. Eso pasa por el nuevo campo de golf que están haciendo en El Parador de La Arruzafa y mucho me temo que van a utilizar esas aguas para regarlo. Es decir, que van a distribuir toda la contaminación que lleva ese agua con riego. Eso se va a saber muy fácilmente, porque durante años no querían destinar el agua por estar contaminada y la tiraba Emacsa al alcantarillado que tiene la calle donde la parada del autobús Barón de Fuente Quintos. El Parador cuenta con una enorme alberca, ese agua la gestionan ahí y la usarán para el riego.

¿Agua contaminada para el riego?

Hombre, para eso tiene dos opciones: O un pozo, para el que no conozco licencia alguna, o utilizar agua clorada. Pero también pueden usar ese agua sobre la que tienen derechos parciales históricos, ya que las pajas de agua se compartían con el naranjal que había al lado. Pero el agua que el corresponde por derecho me extrañaría mucho que la tiraran. Lo oportuno sería escribir a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y al Ayuntamiento para conocer qué licencia tienen de uso de esas aguas y saber qué agua usan para el césped del futuro campo de golf.

Lo mismo, entonces, que han hecho para el que se va a hacer nuevo.

En Turruñuelos, sí. Se trata de saber de dónde sale el agua, el volumen de agua que se va a utilizar y cosas así. Lo básico en estos casos.

¿La contaminación de la zona de El Patriarca la está causando un particular?

Sí. Uno o varios. Piensa que esa infraestructura antes en El Brillante no tenían un alcantarillado directo. Había pozos negros antes de que llegara la red de saneamiento. especialmente en la zona del Hospital de San Juan de Dios. En la vertiente izquierda, donde se encuentra la calle Bruselas y la calle Toledo, que se urbanizó antes. Todo eso no ha tenido alcantarillado y cada uno se buscaba la vida.

La zona de El Patriarca es más moderna, pero aún así hay una galería subterránea que es del manantial de El Patriarca, que nace allí mismo y que captaron en época romana. Pues bien, quien sea está conectando a esa galería antigua que va directamente al Parador de La Arruzafa y de ahí al día de hoy va al alcantarillado. Pero no sé qué pasará con esas aguas cuando el campo de golf esté en funcionamiento. En su día analicé esas aguas y me salía que tenían restos propios de lavadora.

¿Cree usted que esa persona o personas son conscientes de lo que están haciendo?

(Duda) Hombre, si no es consciente, sí es responsable. Uno cuando hace una casa, si la ha hecho una constructora, tiene que haber un control por parte de la Administración y saber de dónde vas a usar el agua. Para que te puedan dar agua tiene que haber una red de saneamiento, no te la pueden dar una red de abastecimiento. Tuvo que haber, por tanto, algún tipo de chequeo por parte de la Administración y como esas viviendas son modernas y no son los antiguos cortijos que había antes ahí hay una responsabilidad tanto de la Administración, porque es el que el visto bueno para la habitabilidad de una vivienda, como el propietario que tiene que saber dónde vierte sus aguas.

Al final el agua de lavadora no sale de un manantial de forma natural. Esas lejías y esas cosas que salen de ahí es que alguien lo tiene conectado. A menos que por lo que sea la red se deteriore y no tengo un buen funcionamiento y derive estas conducciones antiguas. En ese caso, la responsabilidad sería de Emacsa por no tener la red de saneamiento en correcto funcionamiento. Es lo que yo creo que pasa, precisamente, en la calle San Juan Bautista de La Salle, que no tiene la red bien cuidada ahí y es caro mantenerlo.

Bueno, pero cuando se produce un problema así, no es cuestión de escatimar.

Pues lleva años así. No es algo del verano pasado precisamente.

¿Cuál es el problema que se está produciendo en Trassierra, donde el agua está desapareciendo de los manantiales?

Es un tema complejo con un doble enfoque: El agua en sí y la contaminación de esas aguas. La contaminación es por distinta naturaleza, bien por actividades agroganaderas que genera purines, aunque por desgracia la población de ganado se ha ido extinguiendo, pero el río Guadiato sí que arrastra contaminación de purines de la actividad ganadera que le viene de aguas arriba. Eso lo vienen denunciado estudios ministeriales desde el año 2019. Luego está la actividad agraria con los fito sanitarios. Es otro tipo de contaminación que también tenemos.

El problema es que no todos los tramos de la red de aguas superficiales tienen controles anuales o periódicos por parte de la CHG. Si no tienes toda la red controlada, si hay alguna zona del Bejarano que se escapa al control hay un problema, y que si surge un problema de contaminación se tarda más en detectar. También está la contaminación por particulares de las edificaciones ilegales que carecen de red de saneamiento ni tampoco hay un seguimiento de los pozos negros y son todos ilegales, eso vierte directamente al subsuelo, que acaba en los acuíferos.

Después existe otro tipo de contaminación, que es la generada por la propia Administración, que suena a contradicción. Pero es lo que he dicho antes, que si haces una red de saneamiento en Santa María de Trassierra y no tienes licencia ni tienes un sistema de depuración acorde con la contaminación que se está generando, estás tú contaminando. Eso es más grave, porque que lo haga un particular o dos o tres está muy mal, pero el ejemplo que se da desde la Administración está fatal.

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

Pero yo tenía entendido que el problema que hay ahora en esa zona era la falta de agua.

Allí hay una serie de acuíferos naturales que tienen carga y descarga natural, mediante la pluviometría. Eso varía según la zona y la media viene siendo de unos 600 litros por metro cuadrado. Siempre en la Sierra llueve un poco más que en la ciudad y en la Campiña. Pues bien el problema que tenemos allí es similar al déficit y la deuda pública, es decir que si vas gastando más cada año acumulas esa deuda y cada vez vas necesitando más dinero. Sabemos que llueve 600, pero si vas consumiendo 700 u 800 cada año agronómico partes con déficit por muy bien que llueva ese año y cada tienes un nivel más bajo.

Si a eso le unes las captaciones ilegales o mayores uso de agua para cultivos intensivos, tienes una demanda cada vez mayor y un recurso que va a menos. A partí de ahí se produce la muerte del ecosistema.

¿Cómo la muerte del ecosistema? ¿Se está muriendo?

Es que todo lo que estamos hablando conlleva la aparición de enfermedades para la vegetación y los animales. Por ejemplo, la grafiosis que se detecta en la zona de la Fábrica de Paños como en la de Popea, ha provocado que los olmos enfermen, provocando una depresión en el área. Si uno va para allá se encuentra que el 90% de los olmos están enfermos y se caen. Se degrada por falta de agua y eso causa que el gradiente térmico, la diferencia de temperatura, también varíe.

Eso no suena nada bien.

Imagínate que de alguna manera tenemos un sumidero de frescor en la Sierra y esas temperaturas frescas a distintas horas del ciclo de día y noche llegan a la ciudad. Pues bien, ese frescor va a ir desapareciendo, porque no es capaz la Sierra de retrotraerlo, y eso quiere decir que esa renovación del aire que tenemos en la ciudad va a ir poco a poco disminuyendo, y, por tanto, la bolsa de calor va a ir aumentando.

Lo que nos faltaba.

Piensa que lo que ocurre en la Sierra afecta a Córdoba y lo que ocurre en la capital afecta a la Sierra. No son unidades espaciales independientes ni microclimas. Están muy interralacionados. Son como las corrientes marinas que permiten que haya una temperatura medianamente agradable en Centroeuropa. Siempre se ha dicho que si esas corrientes se cortaran Euros se congelaría. Aquí ocurriría algo parecido y si cortas estos ciclos de aire fresco que suben un  bajan de l Sierra puede aumentar el efecto invernadero y de bolsas de calor en la ciudad. Por tanto, la falta de agua arriba afecta, y mucho.

A eso iba. ¿No hay agua, entonces? ¿Ahora mismo está aquello seco?

Vamos a ver. El tema de los acuíferos es muy complejo porque su estado está sujeto a muchos parámetros de todo tipo. Lo que echo en falta ante la problemática que tenemos aquí es un estudio más concienzudo sobre los acuíferos, la tipología que tenemos, sobre el estado de recarga en el nivel freático que tienen. Sería un seguimiento a partir de determinado momento con un continuo histórico para ver su evolución.

También se puede ver de forma indirecta, ya que no existen esos informes por parte de la Administración.

Explíquese, por favor.

Durante muchos años yo he estudiado los manantiales. Los hay que son de referencia y vas y los contemplas. Más o menos tienes ya una idea de su amor de agua en determinadas épocas del año. Por ejemplo, me he acercado al venero de Santa María que está por la zona de Anta, y está seco, siendo como ha sido uno de los manantiales que más ha abastecido a la ciudad de Córdoba con la riqueza que tiene. y unos pozos que hay allí están secos del todo. Eso lo ves también en la Fuente de la Raja en la Cuesta de la Traición. Pero es que donde están las parcelas ilegales se están quedando los vecinos sin agua. Me llamaron en abril a Huerta de los Arcos, por la zona de Cinco Pollos y Huerta Unida, donde siempre ha habido una serie de manantiales y huertas históricas, los propietarios preocupados porque no hay agua y no estaban en agosto. Me metí en la mina de agua y en los pozos y estaban por completo secos.

¿Eso de qué es indicativo?

Primero que el nivel freático está más bajo, porque entre pozos legales e ilegales están chupando todos al mismo tiempo y está bajando a marchas forzadas. Lo llamativo es que se están robando el agua unos a otros. Al principio era más bajo de El Brillante, los que llegaron después y fueron más arriba se la quitaron a los de abajo. Después van yendo cada vez más alto a costa de los de abajo. Un ejemplo gráfico de lo que sucede: Es como una granizada con un pajita, empiezas a sorber y al final el líquido se te va y se te queda sólo lo poroso del hielo. Eso es lo que está ocurriendo.

Eso conlleva que si tienes un determinado grado de contaminación y tú le quitas la parte acuosa o se la disminuyes, aumenta el grado de concentración de la contaminación. Si ú no tienes agua y la Confederación desde noviembre ha prohibido el baldeo de las calles en Córdoba por estar en alerta, ocurre que las plagas como las de cucarachas y de ratas aumentan.

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

¿Eso es consecuencia de no baldear?

Si no baldeas, no limpias. Han aumentado de forma considerable las alertas de vecinos con la presencia de cucarachas y ratas en la ciudad. En la última reunión que se produjo en Sadeco se habló de eso y de la preocupación que está generando la falta de higiene porque falta agua. El problema añadido es que te pueden venir enfermedades asociadas y pueden volver enfermedades que teníamos un poco olvidadas.

¿Como cuáles, por ejemplo?

Es difícil de decir, pero las bacterias se pueden ver fortalecidas. Se ha vuelto a hablar mucho de la sarna que va a más. No estoy seguro que tenga una vinculación directa con el agua, pero la falta de higiene como ocurría en las ciudades españolas en el último siglo ha traído mucha mala calidad de vida. Fíjate, a modo de curiosidad, en Córdoba capital a principios del Siglo XX la mortandad infantil de niños de menos de cinco años era la mayor en España por la mala calidad de las aguas. Se les hinchaba la barriga a los niños y morían. Después de aquello se ha producido una selección natural y las generaciones siguientes han salido más fortalecidas. Son cosas que creemos que pertenecen al pasado pero podrían volver.

Emacsa dice ahora que tenemos agua para dos años y medio o tres. Pero como sigamos a este ritmo ya mismo van a tener que adoptar otras medidas más drásticas. Ahora mismo tenemos agua pero el tiempo pasa.

De acuerdo. En su opinión, ¿qué habría que hacer?

Todo esto son síntomas, como cuando uno va al médico y al final a través de ellos te sacan la enfermedad. Aquí ocurre igual. El problema de temperatura, de contaminación del aire y del agua, problemas de todo tipo de captaciones y vertidos son síntomas de un problema. En mi humilde opinión no es tanto una cuestión medioambiental, aunque aparentemente todo apunta a eso, sino más bien antrópico, de las personas. Y dentro de eso, es un problema de orden político que no afecta sólo a Córdoba, faltaría más; si fuera un problema local se enfocaría igualmente a nivel local. Es algo que se puede ver en todas las ciudades del país e incluso a nivel de Unión Europea.

A nivel local uno intenta, desde la sociedad civil, forzar acciones políticas y desde mi relación con la Administración he visto una serie de inercias que frenan muchas iniciativas. Así, por ejemplo, el Consejo de Medio Ambiente no es operativo en la actualidad y desde hace tiempo. Tampoco la Comisión del Árbol funciona y genera una pérdida de confianza de la ciudadanía. Hay una serie de áreas del Ayuntamiento cordobés que definiría como Taifas, Infraestructuras va por un lado, Urbanismo, por otro, Sadeco, pos sus derroteros. Hay una descoordinación total y eso acaba afectando a lo que haces.

¿En qué lo ha notado?

Por ejemplo en el Cinturón Verde que se está haciendo, con el parque del Flamenco y de Levante y demás. Te gastas un dineral para poner árboles y después le pasas el muerto al ´Rea de Infraestructuras. No hay comunicación entre ellos. Infraestructuras dice que no tiene ni personal ni dinero y en unos meses se va a tener que encargar de todo eso, que supone un millón de metros cuadrados de zona verde nuevo. Tú le preguntas al gerente de Urbanismo y te responde que con presupuesto ya está solucionado. Preguntas a Infraestructuras si tiene personal o si les van a pasar dinero y te responden que están todos saturados. Al mismo tiempo les invitas a que vayan a observar lo que se está haciendo y ninguna de las veces se presentan. Hay un problema político de falta de voluntad que no es otra cosa que un reflejo de lo que ocurre a nivel nacional.

Por tanto, intuyo que usted recomienda una coordinación de áreas o una visión más general del problema para actuar.

No. Falta voluntad política. El problema y los síntomas, los conocen, pero no quieren actuar. Si hubiera una voluntad política de crear las estructuras y resortes oportunas los ciudadanos podríamos dormir tranquilos, pero no es así. La estructura del Estado, que se lo dota la nación, hace que se supla la función de la nación. Los partidos políticos son una parte de la sociedad civil que se independiza de ella, actúa de intermediario entre la sociedad civil y el Estado. Si los partidos forman parte del apartado del estado desaparecen como intermediarios y la sobriedad civil para pedir cosas no contamos con intermediarios. Lo mismo ocurre con los sindicatos, que son agregados del estado y dejan de ser intermediarios. Eso se consigue mediante financiación. La propia prensa, la de gran volumen, los grandes grupos, de la mano de los bancos, se supeditan al Estado. estamos huérfanos y cuando quieres hacer una labor a nivel nacional no puedes y cuando quieres hacerlo a nivel local, como está sujeto a unos criterios rígidos similares a los de instancias superiores, tampoco. es un problema de Europa y de carácter Occidental, de toda la Unión Europea.

Pero sigue sin decirme cómo hay que actuar.

Creo que debemos hacerlo, de todos modos, a nivel local, de abajo a arriba, por parte de gente altruista que en la medida de sus posibilidades tomamos la iniciativa para obligar a los que gestionan determinadas parcelas de poder a que tomen las medidas más correctas para mejorar la calidad de vida en Córdoba.

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

¿Y les hacen caso?

(Duda). En realidad les obligas a que te hagan caso, más bien. Siendo tozudo con los escritos, apelando a artículos, generando un estado de opinión. A veces se trata de la imagen mental que tiene el cordobés de distintas cuestiones. Por ejemplo, existía una imagen icónica de los Baños de Popea y todo el mundo lo veíamos como un sitio ideal, muy bonito con un nombre poético y lo que hacemos es despertar a la sociedad cordobesa y les decimos que de idílico tiene poco, porque allí pasan una serie de cuestiones que son auténticos problemones. Eso hace que se rompa la imagen y cuando consigues eso el ciudadano obtiene otra visión de la realidad.

Creo que sobre todo hay que luchar por cuestiones tangibles que llegue a la gente. Luchar por parámetros tozudos que son la realidad física. A un cordobés le hablas de inmigración y es algo más abstracto, pero si hablas del calor o de la falta de agua es muy difícil disfrazarlo ideológicamente. Cuando hace calor, hace calor, por mucho que lo quieras disfrazar ideológicamente de que el PSOE y el PP te van a conseguir más frescor eso lo venden muy mal, porque la realidad es muy tozuda. Y si no tienes agua, por mucho que los escondas, no vas a sacar agua de la nada. Y lo único que te puedes buscar es algún tipo de trasvase o lo que sea.

Precisamente, de eso se está hablando en el Norte de la provincia en estos momentos.

Esa falta de reacción rápida con ese problema en concreto es lo que te hace pensar si la dinámica está sobredimensionada o está bien articulada. ¿Existen unos controles de calidad y de funcionamiento de nuestro Administración? Siempre se nos llena la boca de hablar de calidad, pero no se aplican en realidad criterios ni estudios que se ejecuten y poder decir que los responsables del funcionario funcionan bien. Parece que eres funcionario y ya hagas lo que haga nadie te va a mover de ahí. Todo esto tiene que ir acompañado de un compromiso.

Desde las acciones que hacemos en la Plataforma A Desalambrar sí noto que hay parte del funcionariado que se quitan el sombrero de ser funcionarios y se ponen el de ciudadanos y algunas veces te agilizan los papeles. estoy seguro de que piensan "es que esto me duele" y actúan en consecuencia. Hay cierta hartura, aunque seas parte del sistema.

Por cierto, ¿qué papel está teniendo en todo esto el colectivo A Desalambrar que acaba de mencionar?

En los últimos tiempos desde la Plataforma A Desalambrar creamos un grupo de trabajo de cauces y fuentes fluviales de Córdoba municipio, y a partir de ahí estamos denunciando todo lo que vemos de irregularidades o problemas que tienen las aguas superficiales y subterráneas, tanto a nivel de sus captaciones ilegales, como de su contaminación. Esta iniciativa nuestra está teniendo mucha repercusión, porque de ahí se está viendo con más claridad los problemas que tiene el Bejarano, los Baños de Popera, el Guadiato. No sólo las captaciones ilegales, sino los vertidos contaminantes de particulares y de la propia Administración local, concretamente de Emacsa.

¿Otra vez Emacsa?

Sí. No tienen licencia de vertidos de agua fecales de la red de saneamiento de Santa Maria de Trassierra. Denunciamos esa contaminación y la CHG hizo sus pesquisas con un primer análisis de agua correspondiente. Comprobó que, en efecto, se están vertiendo desde fincas sin haber pedido licencias. A partir de ahí hubo dos o tres expedientes que se han abierto, hubo sanciones, y ahora hay uno en concreto que en el cómputo total ronda los 61.000 euros, al que el Ayuntamiento ha recurrido diciendo que ésos son vertidos de alguien que en un momento dado lo ha hecho.

La verdad es que de forma ininterrumpida está contaminando la propia empresa de aguas, lo cual es un bochorno. Una mancha en el historial de esta empresa que siempre ha sido modélica y no debe bajar la guardia.

¿La bajada del nivel freático puede provocar hundimientos de suelo?

Es complicado. ¿Dónde? Depende del tipo de suelo y cómo estaba el suelo antes. Sé que hay zonas fuera del ámbito cordobés, como México Distrito Federal. Se hizo sobre una laguna y como estaba el suelo a principios del Siglo XX ha bajado unos nueve metros al ir desapareciendo el agua que había debajo. Tanto se nota que hay infraestructuras de tuberías que se han quedado colgadas en el aire. Es un proceso que sigue ocurriendo.

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

Claro que yo lo preguntaba para el caso concreto de Córdoba. México queda un pelín lejos.

Cuando se hizo el Plan Renfe con las prisas del AVE y la Expo de Sevilla y demás le hicieron una auténtica cicatriz a la ciudad que cortó el subsuelo hasta una profundidad de unos 11 metros. El agua se mueve por escorrentía en superficie o se infiltra y si se mueve es por la gravedad. En la cuenca del Guadalquivir el agua tiene parcialmente su  buzamiento (inclinación de la tierra) mirando ligeramente al Guadiato, lo que significa que buena parte se encamina hacia allí y otra parte para el Guadalquivir. Desde la cota más alta de la Sierra a algo más de 400 metros hasta los 90 metros de abajo fluye el agua. Con el Plan Renfe creamos un corte en ese flujo y en cierto modo eso actúa como represa. ¿Qué solución técnica le dieron los ingenieros a eso? Pregunté y me contestaron que una de las soluciones que le dieron es que por debajo del vaso de las vías colocaron bolos de piedra. Cantos grandes del río y de eso modo el agua se vaya filtrando entre los huecos a modo de sifón. Eso carece de mantenimiento y si funciona estupendo. si no estás cortando parte del agua.

Córdoba tiene cordones de agua que son galerías subterráneas formadas por ríos subterráneos y con los años han quedado una especie de venas que van horadando el suelo a una determinada profundidad que varía según las terrazas fluviales de Córdoba. Hay hasta ocho terrazas y la cuarta sería la que está pegada al borde del Guadalquivir. Pues bien, estas terrazas tiene cordones trasversales subterráneos que son canales por donde el agua fluye más rápido que en un suelo freático. Y si te metes por esas venas contemplas auténticas galerías de drenaje. Si cortas estas venas ya no drenas tan fácilmente las terrazas de Las Tendillas, del Museo Arqueológico, del Parque Cruz Conde o la que hay enfrente de la Mezquita. Eso genera un problema, porque cortas el agua. He detectado alguna por el Naranjo y el famoso lago de Las Tendillas seguramente tiene su razón de ser en esta tipología de venas y estará formado por tres o cuatro de ellas.

¿Eso no es un aljibe romano, lo que hay debajo de la Plaza de Las Tendillas?

No. Aquello son oquedades propias del subsuelo que se lo lleva el agua y luego lo que hay es un pozo.

¿Es algo natural, por tanto?

El agua es natural, pero hay sistemas antrópicos, hechos por el hombre, de minas. Por ejemplo, hay sistemas de captación por pozo hechos por el hombre tanto encallados como sillares como en mampostería de una cota media de unos 16 metros, y después existen minas de drenaje de doble naturaleza: Una de origen natural y otra en la que el hombre ha actuado por urgencia, como ocurrió en la zona de la calle Alfaros donde estaba la Muralla aprovechando la diferencia de cotas a distintos niveles. El problema con la Muralla es que vuelves a crear una represa cuando el agua descarga de forma natural en Las Tendillas y quiere salir hacia abajo por gravedad. Aumenta la porosidad y por capilaridad sube el agua por la Muralla y creas problemas de putrefacción. ¿Solución? Un sistema de drenaje de la Muralla. Así, la ciudad tiene sistemas subterráneos de drenaje hoy por completo olvidados.

Cuando tienes un sistema de drenaje de la Muralla drenas lo que es la zona alta de la ciudad aguas abajo buscando el río. Pero es de tontos que si tienes un agua medianamente buena para animales y limpieza no la uses. Por tanto, con el tiempo la canalizas en conducciones y creas por ejemplo la Fuenseca, que en principio era un drenaje natural que luego se hizo artificial y se usa para fuente pública. Usas el drenaje de la Muralla de la Puerta del Rincón para el convento de Santa Isabel de los Ángales, o usas el drenaje de la Muralla de Santa Marta para el convento del mismo nombre que se ubica ahí porque llega ya tarde y no queda espacio dentro de la Medina de la ciudad. El agua de San Agustín para el convento viene del drenaje entre Puerta del Rincón y la Fuenseca drenando la Muralla para el Compás de San Agustín. Así vas creando todo un sistema tanto en el lienzo de la calle Alfaros como en el lienzo de la calle La Feria. De ahí es donde viene, por ejemplo, el drenaje de la Fuente que hay en esa calle.

Todos esos sistemas creados para el crecimiento de la ciudad hacia La Axerquía se olvidan. ¿Por qué? Porque en los años 50' del siglo pasado se crea un sistema integral del agua después de muchas décadas dándole solución al crecimiento de la población, finalmente haces un sistema de almacenamiento de agua por pantanos. Traes con eso un agua nueva que es ya de por sí una solución iniciada por los romanos con los acueductos.

Pero al mismo tiempo te olvidas de todo un sistema moderno procedente del siglo XVI hasta mediados del XX de gestión de agua que podría dar de beber a unas 30.000 personas. Así a mediados del Siglo XX lo que en principio era una empresa privada de gestión del agua y luego fue Emacsa en el 1969 se olvida todo ese sistema anterior de gestión del agua de las Murallas y de los veneros traídos desde manantiales de la ciudad y de la Sierra y empieza a actuar como una alfombra bajo la ciudad donde tiras los que has barrido. Eso ha hecho Emacsa en estos años de vida.

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

¿A qué se refiere? 

Ha cogido años de manantiales y han levantado la alfombra del sistema de saneamiento y ha conectado veneros que tenía conocimiento a la red de saneamiento. Eso es un problema muy gordo, porque cuando te llegan unas lluvias en 2010 resulta que hay algún listo que se da cuenta de una cosa: Por simplificar, si de Villa Azul mando 1.000 unidades de agua, cómo voy a estar depurando 1.200 unidades en La Golondrina. No se puede depurar más agua de la que mandas. Y ese listo dice que tenemos conectados los manantiales a la red de saneamiento.

¿Y cómo están esas aguas? Estamos gastando electricidad en depurar agua que es biodegradable o se supone que lo era en un principio. Tienes que hacer una búsqueda de las condiciones que tiene. ¿Han hecho ese estudio? Para nada. Después realizaron estudios parciales. Yo pedí ese informe y no me lo dieron. Y es así, porque carecían de muchos puntos de conexión de los manantiales a la red de saneamiento.

¿Cómo captas tú el agua de todo tipo, desde la sucia o la de lluvia? Por el alcantarillado. Fomento de Construcciones y Contratas a principios del año 2000 se comprometió a estudiar y elaborar una catalogación del alcantarillado cordobés. En un principio les dijeron a los técnicos de Fomento que debía de haber en torno a 10.000 de esos puntos de conexión, pero cuando esos técnicos ven la realidad tras dos años de estudio se encuentran que había 21.370 alcantarillados. Tenían sin cartografiar 11.000 alcantarillas. Dime tú cómo vas a gestionar el agua de pluviometría si tienes por cartografiar más del 50% del alcantarillado.

Pero a partir de ese estudio de Fomento ya sí que se conocen.

Sí. Pero hay un problema añadido y es que la red tiene muchos puntos en los que no está todavía bien saneados. En Córdoba hay muchos modelos de alcantarilla. Los imbornales o bien tienen conexión directa o indirecta. Los de conexión indirecta son los más viejos y tienen problemas de mantenimiento y hay muchos aún de este tipo fuera de control. La de la zona del cementerio de San Rafael es un caos auténtico y poner orden en ese punto del alcantarillado es una locura. Lo sé porque lo conozco bien y lo he visto.

Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy
Pancho Gamero posa para Córdoba Hoy

Cuando me ha puesto el ejemplo de la alfombra que sirve para esconder debajo la suciedad, ¿qué significa eso a nivel de agua? ¿Qué es lo que tenemos debajo?

Lo que quiero decir es que los manantiales y los veneros están conectados a la red de saneamiento. ¿Dónde va el agua de la Fuenseca, el de San Agustín o de Santa Marta? Pues van al ramal primario de la Ribera y por bombeo va a La Golondrina. Si alguien cogiera ese agua y la hubiera puesto por ejemplo en depósitos como antiguamente había en Capitulares de forma subterránea y los tienes medianamente bien, puede acabar sirviendo para el baldeo que ahora te prohíbe la CHG.

Es decir que estamos derrochando agua.

Hombre. No se sabe. No se está aforando ni está bien estudiado. La verdad es que se podría sacar mucho provecho a todas esas aguas. El manantial de Santa María se está perdiendo. ¿Qué pasó con las aguas de La Palma, de Huerta del Rey, del Alcázar? Si le preguntas al gerente de Emacsa no lo sabe.