sábado 02.07.2022

Córdoba CF

Un chasquido

El Arcángel espera la reacción blanquiverde en la visita de la Cultural y Deportiva Leonesa para recortar distancia con la salvación

Concentración futbol
El Arcángel quiere fútbol y la Cultural parece aportarlo
Un chasquido

Debe haber un desenlace felíz después de siete jornadas mustias, mañana (18:00 horas), en el Arcángel. El Córdoba CF es un letargo, un equipo sombrío que padece, aunque no se inmuta ante ningún chasquido; ya sea el de dedos que lo despierte. Ya. O el de su inmensa fractura. Quizás, uno y otro vengan a decir lo mismo. En palabras simples, hay que ganar.

La estancia en el descenso se perpetúa. La telaraña que afea el futuro permanece intacta. El equipo se aturde en sí mismo, en su propio mal, en su propia miseria futbolística y necesita tres puntos que limpien la nube de polvo en la que agoniza la confianza y la capacidad. Ya saben, ni Merino, que es experto y el primero en creer, ha conseguido resultados. Vino hace cinco partidos para detener una huida de puntos; pero continúan yéndose. A pesar del aire tozudo y tosco con el que ha rociado al equipo.

Vuelven Sergi Guardiola y Caro

No valen; ni busquen excusas. El Córdoba CF, el equipo de Merino, es el último. Nadie tiene peores números ni peor clasificación. Está cinco puntos de salvarse y no puede consentir más brecha. Su último partido en casa lo perdió ante CA Osasuna, el anterior lo empató contra el CD Numancia; y el otro lo perdió con el Nàstic. Un punto de los últimos nueve en casa. Y le viene la Cultural Deportiva y Leonesa en el piso 16, jornada en la que aspira alumbrar la oscuridad absoluta blanquiverde. Para eso, la victoria es imprescindible, y la Liga machaca.

El técnico gaditano recupera a su figura por méritos propios, arriba, Sergi Guardiola. También en lo que va de temporada hay aspectos destacables; y uno de ellos tiene que ver con el de Manacor. Bien, la dupla ofensiva, Jona y Guardiola, estará. También Caro, que regresa tras varias semanas lesionado y venían siendo fijo. Convocados dieciocho. Y fuera de la lista, decisión del técnico, los habituales Esteve, Noblejas, Loureiro; y la sorpresa, Alfaro.

Recuerden a Rodri. Vuelve. El que hiciera once goles con la camiseta blanquiverde en una temporada para el olvido, el año pasado. Y de la que se aprendió en Córdoba, quizás, poco. La Cultural y Deportiva Leonesa, donde recaló en verano, es un equipo vistoso, atractivo. Que propone fútbol en su sentido estético. Es valiente, el cuadro de Rubén de la Barrera. Un recién ascendido que se ha anclado con fuerza a la competición igualitaria y encarnizada que propone la Segunda A. Lleva once partidos sin ganar; pero pierde muy poco. Empata mucho. Siete en esta racha. Y no quiere descuidos. Un empate y dos derrotas; no le avalan en El Arcángel. Pero de la última se cumplen dieciocho años.

Comentarios