martes 05.07.2022

Córdoba CF

Bajar otro peldaño

Dolorosa duodécima derrota del equipo blanquiverde ante un Almería prudente en ataque que rentabilizó la estrategia

Caballero impotente
Caballero impotente
Bajar otro peldaño

Todo lo que no sea ganar, empezar a sumar de tres, va en contra de los intereses y el futuro en Segunda del Córdoba CF. La cuenta corre. Los califas volvieron a perder, esta vez en los Juegos del Mediterráneo sin que la UD Almería de Lucas Alcaraz mostrara ofensivamente nada. Da la impresión de que ganarle a los blanquiverdes es fácil. Es la rutina del rival. Que la brisa en su área provoca tempestades. Que un balón, en un córner, cuando quedan ocho minutos para el final y como está la situación, puede pasearse, regocijarse, libremente, y hacerse gol. La derrota engrosa una alarmante racha de once partidos sin conocer la victoria, y eso condena. Ajusta las cuentas. Porque los califas endulzaron un choque con buenas intenciones, lo tuvieron bajo control; pero nadie, y ya van tres entrenadores, puede hacer de este equipo, algo mínimamente fiable, regular y sólido. Romero perdió su primer partido, en su primera salida. Una buena primera parte, y eso fue todo. Nada.    

Alfaro y Aguza como novedades. Dijo Romero, antes del viaje, que la identidad del equipo la conforma los jugadores. El de Córdoba puso, en su primer viaje, un once de toque, de fluidez, de posesión y de trato. La tuvo en el inicio; también Javi Lara, que estrelló un córner en el larguero porque la rozó René. Los califas empezaron con mando, activos y con ambición. Con dominio. Con Galán en toda la banda. Con los almerienses en cuadro; buscando el balón cotejado con sentido por un equipo blanquiverde de amarillo chillón, también atractivo por lo que propuso.

Doble cara tras otra buena primera

Probó Lara de lejos; respondió la UD Almería con la electricidad de Pozo causando peligro en su primera llegada. Desperezándose muy lento, pero asentándose. Contuvo el arranque enérgico del Córdoba CF y niveló las aguas. Templó. Quizás demasiado. Cuando los rojiblancos contuvieron y se quitaron el letargo, los nervios, comenzó una fase indefinida, propia de dos equipos en problemas con mucha prisa, urgencia y ninguna paciencia. Jugando lejos de las áreas. Imprecisos e inofensivos. Sin que nada pasara. Regalando minutos. Bloqueados. Insustancial.

Las precipitaciones fueron tónica en la entrada a la segunda. Una continuidad del término de la primera. Quiso encerrar, a base de control, el Córdoba CF a su rival, una UD Almería contemplativa que salvaba la poca creatividad arriba de los califas; sumidos en la previsibilidad, aunque bien atados atrás con el síntoma de la posesión eficaz y tranquila. En esto, Juan Muñoz, tuvo la más clara del partido. Kieszek se estiró pero salió fuera por nada. Y seguida, Corredera, entrando solo, definió arriba con un cabezazo que aceleró el latido de la grada del Mediterráneo.

Buscó el centro, buscó las bandas. Faltó entre tanta búsqueda encontrar clarividencia. Una isla fértil entre las olas de vaivén y balón, tocado y tocado. René llegó antes que Guardiola a una prueba de viveza. Sergi, en su línea de equitativa de lucha y calidad. Y los segundos atropellando los minutos. Apremiando, invocando a un gol como quien se cuestiona la existencia de los milagros antes de implorar los cambios.

Mazazo final

El Córdoba CF transmitió. Ganó en la estética, la envoltura, a la inexpresión en la mueca del equipo de Alcaraz, comprometido en la actitud defensiva, muy parco. Erró Aguza un remate claro que tropezó con René sin problemas. Sin embargo, Kieszek salvó el primero en un mano a mano con Juan Muñoz. El choque se partió. O fueron los dos equipos. Las contras incomodando. Y al Córdoba CF que dolor se le provoca en un soplido. De mimbre avisado.

Apareció Jovanovic, un delantero más, pues salió Fernández, tocado. La baza de la velocidad a falta de un cuarto de hora para rentabilizar el cansancio. El serbio sirvió un balón a Alfaro que mandó fuera. Tampoco. Sin definición. Gol de Motta, de repente. En un sobresalto. En un despropósito. Los ocho minutos finales fueron asimilación, pesadumbre y socorro. Ser colista no significa que no se pueda continuar bajando.

DATOS DEL PARTIDO

UD ALMERÍA: René, Motta, Owona, Morcillo, Nando, Mandi (min. 63, Verza), Joaquín, Corredera (min. 70, Estupiñán), Gaspar, Pozo y Juan Muñoz (min. 88, Trujillo). 

CÓRDOBA CF: Kieszek; Fernández (min. 73, Jovanovic), Caro, Joao, Javi Galán, Edu Ramos, Aguza (min. 86, Jona), Javi Lara, Alfaro (min. 82, Markovic) y Sergi Guardiola.

ÁRBITRO: Fernández Ortega. Colegio Vasco. Amonestó por parte del equipo local a Motta. Por parte del equipo visitante a Javi Galán.

GOL: 1-0 (min. 84) Motta. 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada diecinueve de Liga 1|2|3 disputado en el Estadio Juegos del Mediterráneo ante 5.166 espectadores.

Comentarios