jueves 27.01.2022
Cordoba Hoy

Efemérides cordobesas

Tal día como hoy, de 1955, llegan a Córdoba los ya nauseabundos restos de la ballena 'Moby Dick'

La peregrinación por la España franquista de este inmenso cetáceo que se iba descomponiendo ha acabado como obra de teatro con el nombre de 'Ultramarins'
Cartel de la obra de teatro Ultamarins que rememoraba la gira de 'Moby Dick' por la España franquista
Cartel de la obra de teatro Ultamarins que rememoraba la gira de 'Moby Dick' por la España franquista
Tal día como hoy, de 1955, llegan a Córdoba los ya nauseabundos restos de la ballena 'Moby Dick'

Coincidiendo con el rodaje del Moby Dick de John Huston, con Gregory Peck como capitán Ahab, en la España franquista de 1955 se inició una gira con una inmensa ballena a la que denominaron 'Moby Dick' y que tal día como hoy, de 1955, recaló en Córdoba, según recuerda Cordobapedia en su web. La exposición tuvo lugar en una inmensa carpa del Paseo de La Victoria, y por entonces los instigadores del evento aseguraban formar parte de una gira por Francia, Suiza, Italia o Alemania que habría sido vista ya por más de 24 millones de espectadores.

El caso es que era una animal real y auténtico, un ejemplar de hembra de unos 20 metros de longitud y alrededor de 60 toneladas, que había sido capturada entre el 12 y el 14 de abril de 1954 en el Estrecho. Sus captores, en lugar de venderla para carne proteína en una España realmente necesitada, tuvieron la ocurrencia de embalsamarla para convertirla en atracción de feria y así sacarle sus buenos cuartos. Al parecer, un año antes un danés, Leif Søgaard, adquirió otro ejemplar más pequeño en Estados Unidos, y realizó una gira medianamente lucrativa, y en eso pensaron sus cazadores.

Las crónicas de la época señalaban que el animal se paseó por Madrid, Barcelona, Burgos, Zamora, Sevilla o Zaragoza, y como en esa época las sistemas de embalsamamiento, por mucho que los promotores señalaban que eran de última generación (a base de inyecciones de formalina y aire comprimido), dejaban mucho que desear, el bicho se iba pudriendo dejando un olor nauseabundo y miles de moscas a su alrededor, con lo que la llegada a Córdoba tuvo que ser todo un cromo.

La aventura de este hiperbóreo cetáceo no quedó en el olvido y llegó a inspirar al húngaro László Krasznahorkai, nacido en 1954, para escribir su novela Melancolía de la resistencia, y que luego el director de cine Béla Tarr adaptaría al cine con Armonías de Werckmeister, en el año 2000.

En España, el dramaturgo valenciano Paco Zarzoso lo recreó en un montaje de Companyia Hongaresa de Teatre, 'Ultramarins', estrenada en Sagunto, donde la 'auténtica Moby Dick recaló en su tiempo. La obra nos cuenta la historia de dos feriantes, padre e hija, que pasean una ballena disecada por los pueblos de la España profunda de los años 50. En uno de estos pueblos olvidados coincidirán con un viajante, un encuentro con el que pondrán punto y final a un espectáculo itinerante que ambos saben ya condenado a la putrefacción.

Comentarios