jueves 27.01.2022
Cordoba Hoy

Efemérides cordobesas

Tal día como hoy, de 1572, Córdoba recordó la visita de Felipe II con una puerta: La del Puente

El monarca había llegado dos años antes a la ciudad califal para aplastar la rebelión morisca de Abén Humeya en la Alpujarra, de la que se encargó su hermanastro, Don Juan de Austria
Detalle de la Puera del Puente en conmemoración a Felipe II. Foto de ARTENCORDOBA.com
Detalle de la Puera del Puente en conmemoración a Felipe II. Foto de ARTENCORDOBA.com
Tal día como hoy, de 1572, Córdoba recordó la visita de Felipe II con una puerta: La del Puente

Al margen de las inundaciones de 1963, sobre las que no vamos a insistir ya en esta sección de periódico, esta jornada tuvo su aquél en 1572, porque el entonces corregidor licenciado Alonso Pérez de Arteaga (que no era ningún mindungui, puesto que ya ocupó ese mismo cargo en Guadalajara, 1545-46, el señorío de Vizcaya,  1555, y en Medina del Campo, 1564), tuvo la original idea de elevar la que ahora se conoce como Puerta del Puente o del Triunfo (por San Rafael, y no por batalla alguna que no fuera celestial).

Esa puerta era un enclave histórico donde antaño también se localizaron las puertas romanas, así como musulmanas: Bab al-Qantara, Bab al-Wadi, Bab al-Yazira o Bab al-Sura y que en época romana unía la ciudad con el Puente Romano y la Vía Augusta.

El motivo para construirla fue que dos años antes, el gran rey imperial Felipe II se pasó una buena temporada por tierras califales, concretamente en la ciudad donde sus bisabuelos, Isabel y Fernando, montaron la Corte mientras se conquistaba Granada y donde se dice que la Reina por excelencia recibió a Colón para escucharle solicitar medios materiales y personales con que llegar 'antes' a las muy lejanas Indias, dos años antes (la famosa prueba del huevo, de gallina, evidentemente). Y como el corregidor quería y respetaba mucho a su rey, le dedicó el monumento.

Rebelón de la Alpujarra en una imagen de Jordi Bru

¿Pero qué hacía Felipe II en Córdoba en 1570? Casi nada: Venir a aplastar la rebelión de los moriscos del omeya Abén Humeya en La Alpujarra (que se recoge en la imagen anterior de la web de Jordi Bru). Bueno, en realidad, encargó la maniobra militar a su hermanastro, Don Juan de Austria, mientras él  trasladaba las Cortes Generales a Córdoba, que por entonces contaba con unos 50.000 habitantes, y allí se reunieron en la Sala Capitular de la Mezquita-Catedral, pasando el monarca la Semana Santa en el monasterio de San Jerónimo de Valparaíso (al lado de Medina Azahara) y acudiendo a misa durante la Pascua en la propia Mezquita-catedral. De ahí a crear la Liga Santa contra el Imperio Otomano, fue un suspiro de tiempo.

Pues bien, el citado corregidor Hernán Ruiz III mandó reconstruir la primitiva Puerta del Puente. Los motivos esgrimidos fueron principalmente que era una de las puertas principales de la ciudad, era por tanto la que recibía más trasiego de personas y aprovisionamientos, y la necesidad de agrandarla y embellecerla. Los motivos artísticos y urbanísticos fueron poderosos entre las autoridades de la ciudad, debido al interés por adecentar en lo posible la ciudad.

Francisco de Montalbán inició su ejecución, pero fue Hernán Ruiz III quien se hizo cargo de la obra, debido a la duda que el diseño de la puerta fuera diferente al esperado. Eso supuso un encarecimiento de la obra (como ocurre en la actualidad), pasándose de los 1.400 ducados iniciales a los 3.100 (por entonces, era mucho, pero la equivalencia actual por el oro y la plata que llevaban sería de 27,1 euros actuales por cada ducado, es decir unos 84.000 euros de ahora). El arquitecto cordobés realizó una monumental puerta del más puro diseño renacentista inspirada en los arcos de triunfo de época romana, rematándola con un frontón semicircular, de carácter manierista.

En el siglo XX a esta puerta, liberándola de los edificios tangenciales, se le dio carácter de arco de triunfo exento. La puerta presenta un vano único y dos columnas dóricas a cada lado, sosteniendo un entablamento rematado por una amplia cornisa. En el centro hallamos una cartela en memoria del rey Felipe II. Sobre las inscripciones se remató la construcción con un frontón semicircular en el que aparecen dos personajes vestidos de época que a modo de tenantes presentan el escudo de Felipe II.

La fuente más utilizada para este artículo ha sido Cordobapedia y Wikipedia, la enciclopedia más universal que hay en Internet actualmente.

Comentarios