lunes 23.11.2020
Cordoba Hoy

GASTRONOMÍA

La popular taberna El Coto se muda a la plaza de San Miguel

El objetivo de los propietarios es abrir para el puente de diciembre
A la izquierda, lo que será la puerta del nuevo establecimiento de El Coto
A la izquierda, lo que será la puerta del nuevo establecimiento de El Coto
La popular taberna El Coto se muda a la plaza de San Miguel

La conocida taberna El Coto, inaugurada en 1972, abrirá (si es posible para el puente de diciembre) su nuevo establecimiento en la Plaza de San Miguel, en concreto en en local que hasta hace unos meses ocupaba el 'Boh bar'. De esta forma se mudan  desde su local en la avenida de Manolete, que precisamente mañana domingo 22 de noviembre abre por última vez sus puertas. 

La taberna El Coto se ganó el corazón de los cordobeses en su ubicación tradicional, en Doce de  Octubre. Allí permaneció abierta desde 1972 hasta mayo del 2017. En su origen fue un club de cazadores. Su pequeño tamaño junto a su decoración abigarrada y referida a la caza y los toros la convirtieron durante años en una de las tabernas con más solera de la capital, con un aspecto tradicional pero que llamaba mucho la atención.

Poco antes  del cierre,  la familia Arranz, que ahora cuenta trabajando con la tercera generación, se había desplazado a Málaga para abrir El Coto muy cerca de la calle Larios, en concreto en la calle Esparteros. Allí estuvieron cuatro años. Pero "la tierra tira mucho", comenta Ramón Arranz, el responsable del negocio. Así que ya en 2019, para el mes de marzo, estaban de vuelta con el comentado local de la Avenida de Manolete.

La nueva trayectoria, como indica Arranz, está ligada siempre con la taberna original. Allá donde van se llevan todas las fotografías y en la medida de sus posibilidades tratan de replicar el viejo club de cazadores. 

Y lo mismo sucede con lo más importante, la cocina. "Champiñón, solomillo, pinchos, riñones, presa, pluma, la carne de caza", enumera el responsable de El Coto para rememorar las especialidades que hicieron popular a la taberna. 

El traslado a San Miguel, un lugar mucho más céntrico, también ha estado motivado por la crisis sanitaria y las restricciones que conlleva para la hostelería. "Teníamos que hacer un cambio", añade Arranz. Y lo cierto es que dentro de los problemas del sector hostelero en Córdoba, este rincón, la calle de la Plata y las Tendillas o aledaños, siguen manteniendo una buena cantidad de clientes y muchos momentos de auténtica bulla.

De esta manera, en unas semanas, se inicia otra etapa de El Coto, que en un par de años cumplirá medio siglo de andadura.
 

Comentarios