lunes 23.11.2020
Cordoba Hoy

NATURALEZA

Uno de los peces más amenazados del planeta está en la provincia y podría tener un "carácter cordobés" único

Se trata del jarabugo. Un estudio genético determinará en la próxima primavera si hay una subespecie en el Bembézar o incluso si se trata de una especie única y distinta al original del Guadiana, lo que lo convertiría en un "tesoro genético".
Un jarabugo. Foto de la Wikipedia
Un jarabugo. Foto de la Wikipedia
Uno de los peces más amenazados del planeta está en la provincia y podría tener un "carácter cordobés" único

Uno de los peces más amenazados del planeta está en Córdoba y además podría ser único. Se trata del jarabugo, una especie que no alcanza los ocho centímetros de longitud. Su carácter especial es doble. Por una parte parece no estar relacionado con otras especies, y algunos investigadores lo acercan a teóricos parientes de las montañas tunecinas o bien de los Balcanes o Asia Menor. Por otra parte podría haber una subespecie o variante cordobesa, lo que lo transformaría en "oro puro" a juicio del miembro de la Sociedad Cordobesa de Historia Natural, Fernando Díaz: "lo haría todavía más raro, sería un tesoro genético". 

El jarabugo está incluido en un programa de seguimiento y conservación desarrollado por la Consejería de Agricultura y Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que se lleva a cabo a través de la Agencia del Medio Ambiente y Agua. El plan hace un seguimiento de las poblaciones y desde hace unas semanas también un estudio de la caracterización genética. "Creemos que podría tener diferencias con respecto a la población del Guadiana, hasta el punto de ser otra especie".

Y es que este pez en extremo peligro, y así lo señala el decreto 139 del año 2011, se creía endémico de la Cuenca del Guadiana. Sin embargo unas observaciones en 1989 lo detectan en la subcuenca del Bembézar, en Córdoba. Estuvieron a cargo de Paloma Barranchina. Ya en el 2010 se encuentra allí una presencia más extendida gracias a Ramón de Miguel, de la Universidad de Córdoba.

El jarabugo está en peligro de extinción fundamentalmente por la fragmentación de los ríos al generarse obstáculos artificiales e insalvables, lo que impide que se reproduzca en condiciones, pues se trata de una especie migratoria que remonta los cauces para desovar. También afecta en gran medida la introducción de especies invasoras para la pesca deportiva o la sobrexplotación de los acuíferos, al vivir en ríos de escaso caudal. Aunque es muy resistente a la sequía no puede con semejantes excesos.

"Es un pez de los más amenazados del planeta, y lo podemos decir sin ningún tipo de cortapisas", ha añadido Díaz. Sólo existe en la cuenca del Guadiana y en la subcuenca del Bembézar, con el misterio, que será desvelado la próxima primavera, de si en el caso de la provincia de Córdoba estuviéramos ante una subespecie u otra especie diferente. 

Actualmente el jarabugo se encuentra presente sólo en 12 ríos y sus afluentes dentro de las mencionadas cuencas. En los últimos años en varios de esos lugares ha desaparecido hasta la mitad de la población. 

Comentarios