lunes 18.01.2021
Cordoba Hoy

EFECTOS DE LA PANDEMIA EN LAS TRADICIONES

El "experimento" de citas para Todos los Santos hunde el negocio de las flores en un 80 por ciento

El sector no sólo se enfrenta a un problema coyuntural con la Covid, sino también estructural con el abandono por las nuevas generaciones de visitar los cementerios
Ángel Cuevas, de la Floristería Encarnita
Ángel Cuevas, de la Floristería Encarnita
El "experimento" de citas para Todos los Santos hunde el negocio de las flores en un 80 por ciento

Los tiempos cambian y la evolución no siempre es para bien de ciertos colectivos. La pandemia ha dejado muy tocado al sector de la floristería que en estas fechas de Todos los Santos pretendía hacer su 'agosto', del mismo modo que lo es para las jugueterías la campaña navideña. Pero nada más lejos de la realidad.

"En general, la floristería ha caído un 80% de ventas", asegura Rafael Serrano Moreno, de la Floristería La Viñuela, ubicada junto al cementerio de San Rafael, en el Distrito de Levante. Se trata del principal camposanto con diferencia de la ciudad, no por extensión, sino por tradición de entierros, ya que la mayoría tienen lugar allí.

Floristería en invierno

"Para nosotros ha sido un 60% menos de venta en general", indica, por su parte, Ángel Cuevas, de la Floristería Encarnita, también frente por frente con el citado camposanto. En su caso, abrieron primero en la zona de La Viñuela, el 2 de marzo de 1977, pero el 4 de septiembre de 1978 se trasladaron a donde está ahora mismo. Son, por tanto, 43 años de negocio mirando directamente a San Rafael, porque los cementerios son parte importante de su rentabilidad.

Este año se ha complicado sobremanera con la Covid-19 y a eso se le añade una 'Espada de Damocles' que pende sobre todo el sector y ante la que, por ahora, no hay una solución clara, pese a que le han estado ya dando vueltas. "¿Hay cada vez hay menos visitas a los cementerios? Pues sí; las nuevas generaciones vienen ya muy poco y lo que vemos aún es de personas mayores que tienen muy arraigada esa tradición", explica Cuevas.

Rafael Serrano Moreno, de la Floristería La Viñuela

Evidentemente, lo considera como un riesgo serio y una verdadera amenaza para las floristerías , pero todavía hay cierto tiempo para pensar en ello. "La tendencia será ésa; no será a corto plazo, pero llegará", asegura, para añadir que "a día de hoy hay más incineraciones que entierros, y mentalmente no es lo mismo venir a visitar cuerpos que cenizas".

Ambos han coincido, además, en el desastre que ha supuesto para el negocio de la flor fresca la nueva fórmula impuesta para Todos los Santos de repartir las visitas separadas en citas a lo largo de todo un mes. "No es verdad que hayan acudido más personas a los cementerios que si hubiera sido como un Todos los Santos tradicional", afirman. Y para poder sentenciarlo de ese modo destacan que "tenemos a la vista la entrada a San Rafael, y hemos estado comprobando a diario que en ningún horario de citas se ha cubierto el cupo establecido de 200 personas", por voz de Cuevas.

Floristería en invierno

Sea como sea, es verdad que público ha habido, pero no todos han comprado flores, como solían hacer en años anteriores o bien algunos las traían ya desde sus respectivos barrios de procedencia. ¿El motivo? "Las citas", responde de inmediato el propietario de Floristería Encarnita. Para él, el sistema ha sido "un desastre", especialmente a la hora de coger las citas. "Llamabas y no te cogían el teléfono y las personas mayores, que son el 70% de los que acuden a los cementerios, de Internet están pegados del ala".

De igual modo, en palabras de Rafael Serrano, "no es verdad que en una mañana se haga la misma caja que en toda una jornada, aunque sea concentrada por las circunstancias, y la realidad aha sido ésa". Las visitas eran de una hora y con todo lo que hay que hacer de limpieza y demás no salían a comprar las flores, entre otras cuestiones porque si salías ya no te dejaban volver a entrar".

Floristeria en invierno

Lo que ninguno de los dos entiende es que San Rafael tiene 60 hectáreas, en las que 200 personas ni se notan, y mientras "dicen que en tres días del puente del Pilar unas 200.000 personas visitaron Los Patios, que son recintos muy pequeños, de entre 150 y 200 metros, y que aquí en un mes hayan puesto citas en las que no entren ni 200 personas. Eso no se comprende", apunta Ángel Cuevas.

Rafael Serrano Moreno, de la Floristería La Viñuela

Además, la posibilidad de colocar flores en tumbas por las tardes encargadas por clientes tampoco ha dado buen resultado. Mientras que Serrano señala que no resulta rentable tener que buscar el lugar exacto de un difunto en 60.000 metros cuadrados de calles y recovecos, "con lo que a la segunda vez que lo haces no le ves la gracia", Cuevas dice que eso ya lo venían haciendo de años anteriores con clientes habituales. Y de ésos, "el 70% que nos venían encargando desde hace tiempo la colocación de flores y coronas, en esta ocasión no lo han hecho".

Ángel Cuevas, Floristería Encarnita

De seguir así el próximo año, "va a ser la ruina", aunque ahora están pendientes de ver cómo se desarrolla la campaña de Navidad, para la que han llenado las tiendas de pascueros y otras plantas de temporada, y que son más de adorno de hogares en lugar de cementerios. Pero el caso es que "el experimento que han hecho este año con Todos los Santos ha sido para el negocio lamentable y ya no sabemos cómo hacérselo ver a Cecosam", indican.