lunes 30.11.2020
Cordoba Hoy

Rechaza la Becerrada de la Mujer

Equo denuncia el palco infantil gratuito en la feria taurina de Córdoba

El portavoz, Salustiano Luque, compara esta campaña al de las "cadenas de hamburgueserías para esconder la realidad del producto que ofrecen, en este caso, sangre, dolor y muerte"

Propaganda sobre el palco gratis infantil en los toros de Córdoba
Propaganda sobre el palco gratis infantil en los toros de Córdoba
Equo denuncia el palco infantil gratuito en la feria taurina de Córdoba

El partido ecologista Equo Córdoba ha expresado, a través de un comunicado, su "rotundo rechazo" al palco infantil gratuito que se ha establecido para la feria taurina de la capital cordobesa y denuncia, además, la manipulación de menores desde 5 años para que "normalicen el maltrato y la crueldad a los animales". Además, se ha mostrado totalmente en contra, un año más, de la Becerrada de la Mujer Cordobesa que cierra los festejos taurinos por mostrar una imagen de la mujer "anacrónica e impropia del siglo XXI y sus valores de igualdad y respeto".

Equo ha expresado, de este modo, duras críticas contra la novedad que supone la presencia de un espacio infantil gratuito con monitores, regales y juegos en el coso de Los Califas. Y es que, para la formación ecologista, supone un nuevo paso en el proceso de adoctrinar en la crueldad y la falta de respeto a los animales, por medio de estrategias comerciales. 

Equo considera que permitiendo la entrada a menores de edad a un espectáculo "tan violento y cruel" como una corrida de toros "se vulneran los derechos de la infancia y se desoyen las recomendaciones del Comité de Derechos de los Niños de la ONU", en las que se afirma que hay que apartar a los menores de la violencia de la tauromaquia, ya que es "una actividad completamente inadecuada para las niñas y niños, que aprenden que se puede torturar y matar animales por diversión".

Zona de la plaza de toros

Salustiano Luque, coportavoz de Equo Córdoba, ha comentado que "por medio de regalos y actividades con monitores, los organizadores repiten estrategias más propias de cadenas de hamburgueserías para esconder la realidad del producto que ofrecen, en este caso, sangre, dolor y muerte". En su opinión, "tan sólo falta que aparezca un famoso payaso en los cosos taurinos para convencer a los más pequeños que el toro no sufre de verdad y maquillar esta práctica horrible, que camina con firmeza hacía su desaparición, ya que cada día son más las personas que ven la tauromaquia como un fósil de otra época, un muerto viviente, rancio y que nos da mala imagen como sociedad".

Por este motivo, Equo reclama a la Junta de Andalucía, como ya ha hecho en repetidas ocasiones, que prohíban el acceso de menores a corridas de toros para protegerlos de un espectáculo de tanta violencia contra los animales.

Igualmente, Equo ha expresado su rechazo a la celebración de la Becerrada Homenaje a la Mujer Cordobesa, que cerrará la temporada taurina, por el sufrimiento que genera en los animales y "por mantener y reproducir una visión de la mujer anacrónica e impropia del siglo XXI y sus valores de igualdad y respeto". Así, Equo entiende que un homenaje a las mujeres cordobesas no puede pasar por un espectáculo cruel y sangriento, sino por luchar por el final de las violencias machistas y la igualdad real.

toros de lidia

En palabras de Ana María Carnero, coportavoz provincial de la formación ecologista, "en un momento de empoderamiento de las mujeres y el feminismo, en el año de #YoSiTeCreo y el rechazo absoluto a la bochornosa sentencia sobre 'La Manada', en Córdoba hay quien cree que lo que la mujer cordobesa necesita y quiere es un espectáculo anacrónico y machista como la Becerrada".

Se trata, según la coportavoz, de "un mundo especialmente cerrado y sexista, que sigue viendo a la mujer como objeto, aunque sea de homenaje, nunca como sujeto". Además, la Becerrada es la forma más cruel de tauromaquia, al provocar daño y sufrimiento a una cría de toro de lidia a manos de aprendices con escasa experiencia, en ocasiones menores de edad.

"Es hora de acabar con el apoyo público a esta tradición consistente en que inexpertos aprendices provocan dolor y sufrimiento en becerros que son cachorros de toro", ha añadido. Comenta, asimismo, que "es intolerable la participación y asistencia de menores a un espectáculo cruel y sangriento, completamente inadecuado para los niños y niñas, que aprenden que se puede torturar y matar animales por diversión desoyendo las recomendaciones del Comité de Derechos de los Niños de la ONU en las que se afirma que hay que apartar a los menores de la violencia de la tauromaquia".

Comentarios