viernes 20.05.2022
Cordoba Hoy

EN LA CIUDAD DE COSENZA

Donna Brettia recupera su espacio en la historia con una estatua de la cordobesa Eva Riquelme

Se considera la primera mujer guerrera de Occidente y será ubicada en el Puente entre la ciudad vieja y la nueva
Imagen de Donna Brettia de la escultora Eva Riquelme
Imagen de Donna Brettia de la escultora Eva Riquelme
Donna Brettia recupera su espacio en la historia con una estatua de la cordobesa Eva Riquelme

La escultora cordobesa Eva Riquelme (www.evariquelme.com) ha elaborado una nueva escultura desde Córdoba para Cosenza (una hermosa ciudad al Sur de Italia, casi en la punta de la 'Bota'). La figura, recién llegada a su destino, pretende rescatar y hacer justicia histórica a Donna Brettia, una mujer que en el año 356 a. C al frente de su pueblo, los Brucios, se opuso al dominio romano (por entonces Lucano) derrotándolo.

Los romanos, por orgullo herido, la cancelaron de la historia y la destinaron al olvido. Donna Brettia se podría considerar, pues, la primera mujer guerrera del mundo occidental, antes inclusio que la celta británica Boudicca.

La figura será ubicada en el Puente de los Mártires que une Cosenza nueva con Cosenza vieja.

Eva Riquelme Jimenez nace en Ibiza (España) en 1969. Desde su infancia manifiesta gran atracción por la pintura, la escultura y la música, disciplinas que desarrollará durante su juventud. Después de unos años en los que se dedica profesionalmente a la canción, grabando discos de cierto éxito con el grupo Corazones Estrangulados junto con nuestro compañero de la SER Ramón Medina, decide dejar en suspenso esta vía creativa para dedicarse totalmente a su gran vocación, la escultura, en la que en pocos años consigue amplios reconocimientos.

En 1994 realiza un monumento a tamaño natural al 'Casco azul' por su misión humanitaria en Bosnia, ahora expuesto en la entrada de la Base Militar de Cerro Muriano.

En el año 96 del siglo pasado termina sus estudios en la Escuela dé Restauración de La Merced, sede de la Diputación de Córdoba, y que fue afectada por un pavoroso incendio. Allí colaborará en la restauración del famoso retablo barroco de la casa palacio. Al año siguiente trabajará como monitora de escultura en la citada escuela.

Desde este momento comienza una imparable producción de esculturas para importantes empresas europeas (miniaturas, monumentos, monedas, trofeos y bustos) las cuales reproducen sus obras en diferentes materiales y tamaños.

En todo momento se le han reconocido grandes dotes para saber representar con gran fuerza y realismo los personajes que le han sido encargados. Por esta capacidad, en el 2001, su fama alcanza niveles internacionales: Es elegida por BLP Bronze International para inmortalizar al Papa Juan Pablo II con una figura en bronce de 5,5 metros de altura. Su boceto de Juan Pablo II fue elegido entre muchos otros por su gran parecido.

En junio de 2002 Eva tuvo el honor de ser recibida por el Santo Padre para la entrega oficial de una replica en 45 cm. (en bronce) de la figura, ahora expuesta en el Museo Vaticano. La estatua ha sido inaugurada en julio en Toronto (Canadá), con ocasión del Día Mundial de la Juventud y ubicada en la Plaza delante de la iglesia que llevará el nombre de este Papa.

Eva vive y trabaja a caballo entre Milán y Córdoba.