sábado 28.11.2020
Cordoba Hoy

Descansa tras verla el veterinario

El propietario de la yegua accidentada asegura que no fue un golpe de calor, sino que "se escurrió"

El colectivo de cocheros cierra filas para defenderse de los ataques e insultos por las redes sociales y aseguran que "no somos maltratadores" y que los caballos son "lo que nos permite dar de comer a la familia"

El propietario de la yegua accidentada refrescando a otro de sus animales
El propietario de la yegua accidentada refrescando a otro de sus animales
El propietario de la yegua accidentada asegura que no fue un golpe de calor, sino que "se escurrió"

"A la yegua no le dio ningún golpe de calor; se escurrió y cayó al suelo, pero se repuso de inmediato cuando le quitamos los arreos para levantarla". Es José Ruiz Bermúdez, el propietario del animal que ayer se hizo famoso por las imágenes difundidas por las redes sociales, que han levantado oleadas de protestas e indignación por parte de diversos colectivos sociales y particulares contra la actividad turística de los coches de caballos para pasear por la ciudad.

Tanto él como un compañero suyo de nombre Gonzalo, aseguran que "no somos maltratadores" y afirman que sus animales están bien cuidados, se les da de beber y de comer y se les trata como si fueran de la familia. Y la razón es clara: "Son la herramienta con la que les doy de comer a mis hijos; ¿cómo quiere usted que los maltrate? Es absurdo".

"No somos maltratados; es absurdo pensarlo cuando esos animales son la herramienta con la que damos de comer a nuestros hijos"

El colectivo de propietarios de coches de paseo de caballo turístico ha hecho piña esta mañana en torno a José Ruiz y su yegua. Todos rechazan que fuera un golpe de calor. "En ese caso el animal se hubiera quedado dos horas tumbado en el suelo, como le pasa también a las personas, pero nada más levantarlo entre todos estaba normal", afirman. Es más, su propietario ha indicado que la yegua "ha pasado la revisión veterinaria y está bien". Aún así, le ha dejado unos días de descanso para que se reponga del todo y también, que todo hay que decirlo, para que se calmen las aguas en las redes sociales al respecto.

POli-coches caballos

Y es que un vídeo colgado por una mujer se ha hecho viral con la imagen del animal cayendo. Eso ha supuesto una enfervorecida reacción popular contra esta actividad, en donde se acusa a los propietarios de los vehículos de maltratadores y otras cosas mucho peores, además de pedir el cese de este tipo de trabajos. De hecho, algunos de los propietarios han asegurado que tras la Semana Santa se cayeron muchos animales por la cera y "ante eso nadie dice nada". 

De hecho, esta mañana acudieron hasta la parada de caballos una pareja de la Patrulla Verde de la Policía Local y le ha solicitado al propietario que el animal accidentado no puede volver a ser usado para tirar del carruaje hasta que se certifique su estado de salud por parte de un veterinario.

"Lo que no saben esos que hablan tanto por el Facebook sin saber de lo que hablan es que nosotros cuando hay un aviso de calor o de alertas meteorológicas no hacemos el servicio entre las 14.00 y las 19.00 horas", señala Gonzalo, para añadir que "nosotros refrescamos, también, a los animales con cubos de agua y hemos pedido al Ayuntamiento a ver si, además, nos ponen un toldo en la parada", ubicada, en este caso, en la calle Tomás Conde, si bien hay otra junto al Obispado.

Coches Caballos 1

"Para que se haga una idea, el caballo es como el coche para los taxis y los cuidamos igual; nosotros tenemos mucho cariño a los animales, porque esta actividad es de generaciones, de más de cien años, y nos hemos criado con los caballos desde pequeñitos y si les pasa algo nos tendríamos que gastar un dinero que no tenemos en reponerlos; es una cuestión también de economía", señala otro del gremio.

"En septiembre u octubre nos volveremos a reunir para recuperar la asociación en la que estábamos"

Se trata de una actividad que está muy extendida también por otras zonas del país, como Sevilla, Madrid, la Línea de la Concepción y Sanlúcar de Barrameda, y en todas partes "se producen accidentes con animales que se caen, como se pueden escurrir también las personas, y si ocurre algo se los lleva al veterinario, pero todo dentro de lo normal", añade el propietario de la yegua accidentada.

coches caballos 2

Este suceso y la reacción popular ha hecho reflexionar al colectivo, que en septiembre u octubre se reunirán entre ellos para recuperar la asociación en la que estaban todos, pero que se acabó disolviendo. "Está claro que la unión hace la fuerza para defendernos en conjunto", señalan.

coches caballos 4