miércoles 30.11.2022
Cordoba Hoy

Obtener préstamos rápidos: solución económica en medio de urgencias

euros-427533_640 (1)
Obtener préstamos rápidos: solución económica en medio de urgencias

Todas las personas pueden pasar por un problema de liquidez. Además, este inconveniente puede surgir justo en un momento de urgencia: enfermedad, accidentes, pagos de servicios, etc. En tales casos, una excelente alternativa es optar por un préstamo rápido. Se recibe una cantidad de dinero para solventar la emergencia, para luego retornarla con un interés. El asunto es que la obtención de este préstamo suele ser rápida.

En el caso de los préstamos personales urgentes se necesita seguridad de tener el dinero. Las empresas que ofrecen estos servicios dan garantía de la entrega del préstamo, sin esperar días ni semanas. Quien solicita estos préstamos los obtienen prácticamente de inmediato. Igualmente, hay que considerar que son préstamos dados a personas naturales, no a empresas o instituciones. Tienen ciertos márgenes de cantidades monetarias y pautas para su obtención. 

Características de los préstamos rápidos

No son iguales a los préstamos bancarios o a los otorgados por instituciones públicas. Se han vuelto muy frecuentes y hoy en día existen bastantes empresas que ofrecen tales servicios financieros. Veamos algunas peculiaridades de estos préstamos:

  • Se concede de inmediato: en tan solo minutos u horas. Nada de esperar largos periodos para su aprobación. 

  • Muchas veces se obvia si el solicitante está en ASNEF; pero cuando esto sucede hay que tener ciertas previsiones.

  • Algunos bancos tradicionales ofrecen este servicio, pero suelen hacerlo con pocos clientes. Igualmente, no todos los bancos tienen a disposición los créditos rápidos.

  • Lo más frecuente es que esta modalidad de préstamo sea dada por privados, quienes además ofrecen este servicio por Internet.

  • Tienen una suma menor a los préstamos convencionales bancarios. Un préstamo de banco, en ocasiones, alcanza para comprar inmuebles o vehículos. En cambio, un préstamo rápido se efectúa por cantidades menores.

La comunión entre los préstamos rápidos e Internet es indudable. La web es el medio por excelencia para concretar trámites a gran velocidad en nuestra época. Permite, además, que la gente haga esta petición desde varios dispositivos: móvil, ordenador, etc. Por ejemplo, si alguien necesita un préstamo rápido lo solicita desde su móvil y lo obtiene en poco tiempo. 

¿Cómo se solicita un préstamo rápido?

Los préstamos rápidos son más fáciles de pedir. Requieren rellenar un cuestionario sencillo y a la vez, estar en contacto previo con la empresa prestamista. 

  • Se hace la petición del préstamo, por lo general por un cuestionario en la web.

  • La persona recibe una respuesta inmediata, indicando si su préstamo procede o no.

  • En minutos, o a más tardar en una hora, se recibe la cantidad solicitada en la cuenta bancaria indicada.

  • Los préstamos rápidos de cifras más elevadas demoran hasta un máximo de 48 horas.

  • El pago del préstamo debe hacerse en un mes, aunque a veces se aceptan plazos más extensos.

Queda claro que un préstamo rápido es una excelente solución para emergencias y gastos inesperados. Muchas veces, aparece algún desembolso monetario que desajusta cualquier presupuesto. Entonces, las personas quedan sin liquidez para solventar otros gastos.

¿Para qué sirven los préstamos rápidos?

Ya hemos advertido que son por cantidades pequeñas, no son para grandes gastos. No solo se caracterizan por la cantidad de dinero, sino también por la inmediatez con que se entregan. Por eso, suelen usarse en instancias como las siguientes:

  • En emergencias de salud, cuando se necesita dinero para medicamentos o insumos que se exigen con rapidez.

  • Cuando ocurre algún accidente, extravíos o cualquier contingencia que conlleva un gasto fuera de lo presupuestado.

  • Muy comunes en viajes en los que se presentan gastos fuera de lo previsto.

  • Reparaciones, arreglos, compras urgentes, etc. Cualquier gasto que debe cubrirse con urgencia, pero que coincide con ausencia de liquidez monetaria.

  • Pagos de servicios, hipotecas, mensualidades, etc. En ocasiones, las personas no cuentan con dinero en el momento en que deben hacer estos pagos puntuales. Son pagos que se deben hacer en fechas inamovibles, por lo que deben optar por un préstamo rápido para solventar.

Como vemos, los préstamos rápidos tienen cierta versatilidad. Son una herramienta diferente al crédito, ya que se pagan en un solo abono (o varios). Sin duda, son una alternativa de servicios financieros que debe ser tomada en cuenta. 

Comentarios