domingo 16.05.2021
Cordoba Hoy

Microcemento, el material ideal para realizar una reforma en poco tiempo

casa
Arquitectura: Ángela Moyano Espinosa de los Monteros. Interiorismo: Makeartbr Fotografía: Alfonso Iriarte Muñoz-Seca
Microcemento, el material ideal para realizar una reforma en poco tiempo

El microcemento es un material muy versátil, ya que se puede aplicar en suelos, paredes, encimeras, o incluso realizar piletas con él. Este material puede aplicarse sobre superficies ya construidas, por lo que acortará el tiempo de las reformas y aportará una modernidad increíble a las nuevas estancias. La gran cantidad de colores y acabados que presenta conseguirán que se pueda personalizar cualquier espacio.

Uno de los elementos constructivos que más se ha hecho hueco en las reformas de casas y locales comerciales es el microcemento. Este pavimento continuo se presenta como una solución duradera, estética, limpia y muy elegante para utilizar no solo como suelo, sino también como revestimiento de paredes, para encimeras de cocinas, e incluso para realizar las pilas o piletas de cocinas y baños.

Las ventajas de utilizar el microcemento como material principal en una reforma son varias. Entre ellas destacar que es un material que no necesita de obra, puesto que se puede aplicar directamente sobre cualquier superficie, sin necesidad de retirar la anterior. Esta facilidad implica que las obras de reforma se puedan realizar en un tiempo bastante corto.

Gran variedad de acabados y colores

Otra de las ventajas que ofrece el microcemento es que brinda una gran variedad de acabados y de tonos, de manera que se ajusta a cualquier estilo decorativo. En el caso de las encimeras esto es un plus, puesto que se podrá presumir de tener una encimera totalmente individualizada y personalizada a medida.

Es un material muy utilizado en suelos y encimeras por sus buenas prestaciones, ya que estos soportes requieren de revestimientos que sean robustos y que aguanten bien el tránsito y el trabajo diario sobre ellos. Aplicar microcemento en estos espacios tiene además otro gran beneficio:una buena resistencia a la abrasión y al desgaste

Otro de los beneficios que ofrece el microcemento es que es un material totalmente impermeable si se le aplican determinados acabados específicos. Esta característica lo hace perfecto para su uso en superficies como la cocina o los baños, que suelen ser lugares en los que existe cierta humedad. 

En el caso de los microcementos utilizados como pavimentos, es interesante conocer su capacidad antideslizante si se trata el material con los productos adecuados. De esta forma, los suelos quedarán perfectos a la vista, pero también serán seguros. 

Cocina nueva gracias al microcemento

La reforma de una cocina con microcemento implica realizar un cambio sustancial en esta estancia, ya que este material añadirá mucho valor a la encimera o a los suelos de esta estancia. Gracias a la infinidad de acabados que existen se puede convertir el corazón de la casa en una sala minimalista, ecléctica, de estilo industrial, nórdico, o incluso darle toques más rústicos con la utilización de colores más cálidos y acabados menos pulidos. 

Suelos continuos elegantes y sin juntas

En cuanto a la reforma de un suelo con microcemento, igualmente dependerá del estilo y de los gustos del cliente. Pero lo seguro es que merecerá la pena el resultado. Un pavimento continuo de microcemento aligera visualmente los suelos de cualquier casa o local gracias a que no tiene juntas, lo moderniza y aporta un toque de gran elegancia. Además, el hecho de poder decidir entre decenas de acabados y de colores implica que el cliente pueda personalizar absolutamente su casa o local comercial.  

Mantenimiento muy sencillo

El suelo de microcemento apenas necesita de limpieza y mantenimiento, no más allá de lo habitual, ya que es un pavimento bastante resistente a la abrasión. Además, gracias a los productos que se utilizan para imprimirles brillo y protección estarán bastante protegidos. No obstante, si se desea que el estado del suelo siga siendo óptimo con el paso del tiempo, lo ideal es utilizar en su limpieza productos específicos como ceras protectoras que mantienen su brillo y su intensidad cromáticos, así como limpiadores especializados para aportarles un extra de dureza.

Comentarios