jueves 02.02.2023
Cordoba Hoy

La industria precisa barreras de protección de gran calidad y envergadura

Barandilla
La industria precisa barreras de protección de gran calidad y envergadura

Para delimitar espacios y proteger la integridad de los empleados, hay marcas que trabajan con rejillas, barandillas y escaleras de alta seguridad.

La industria del sector está constituida por una serie de fábricas que se encargan de elaborar todo tipo de productos y elementos, así como de la propia fabricación de materiales. Pero, lo que está claro, es que esos espacios deben ser funcionales y, en muchas ocasiones, requieren disponer de elementos que deben facilitar el pasaje de las personas, y otras, salvaguardar su integridad física. 

Para ello, se utilizan materiales de alta calidad, con gran capacidad de maleabilidad para adaptarse a cualquier rincón o espacio, y de resistencia probada. Eso, unido a una buena ejecución de los elementos de protección y barrera, va encaminado a mejorar la vida de los empleados en las fábricas. 

Normalmente, la fibra de vidrio se ha erigido como uno de los materiales más resistentes y moldeables. No obstante, las empresas como https://fibereagle.com/, ponen a disposición de los clientes una amplitud de servicios, que van desde la asesoría, hasta la fabricación e instalación de barandillas, rejas, armazones o escaleras, en espacios industriales. 

Porque la máxima premisa es siempre buscar la mejor solución para el cliente, dar los máximos servicios, también en exclusividad, a través de un equipo humano experto en la materia, y dotado de la formación y la experiencia necesaria, que avale los resultados finales. 

Soluciones integrales para la seguridad

Como se ha dicho, es muy importante controlar toda la equipación y la adecuación de los espacios con la actividad que se va a ejercer. Ello permitirá a las empresas determinar, dónde y cómo colocar los elementos de protección, y las barreras de seguridad adecuadas. 

Asimismo, esas soluciones dotarán a la fábrica de una integridad para sus trabajadores, a la par que se facilitarán los accesos, se delimitarán zonas peligrosas o se cubrirán otras para evitar males mayores. En cualquier caso, la utilización de estos elementos muestra de forma clara qué función deben desempeñar. 

Barandillas de gran resistencia

Respecto a las barandillas de tramex para la industria, cabe decir que están fabricadas a base de PRFV, material compuesto de una serie de resinas y de fibra de vidrio, que sirven para aguantar climas hostiles, de ahí que aventajen en demasía a las de metal, que se corroen en ambientes más salinos, sobre todo, cuando están cerca del mar. 

Con este tipo de barandillas eso no ocurre. Además, pueden ser colocadas en cualquier tipo de instalaciones, tanto en exterior como en interior. Son más ligeras y aislan térmicamente, por lo que no sufren apenas dilatación con el frío o el calor, y eso hace aumentar su vida útil. 

Cuando hace falta una escalera sólida

Gracias a las escaleras de tramex se pueden salvar desniveles gracias a su gran resistencia y al peso que pueden soportar. Como pasa con las barandillas, están fabricadas a base de PRFV, y eso permite que se les puedan dar formas diversas, ya sean de forma vertical o escalonadamente. Son resistentes al agua de mar, por lo que también pueden ser una solución perfecta para aquellas zonas costeras que deseen implementar este tipo de elementos en sus paseos marítimos, por poner un ejemplo distinto al sector industrial. Eso denota que este material es versátil y tiene varias utilidades. 

Rejillas para evitar el contacto con fluidos 

Este tipo de rejilla, también denominada emparrillada, se trata esencialmente de una superficie con gran estabilidad y con mucha resistencia, que se crea al colocar una serie de pletinas portantes. Estos elementos se hallan dispuestos en forma perpendicular a los apoyos de la rejilla, lo que permite absorber la fuerza de carga a la que suelen estar sometidas. Por todo ello, una buena empresa de rejillas de tramex puede ayudar a construir plataformas elevadas en las fábricas, a las que se puede acceder a través de escaleras, construidas con el mismo sistema, las cuales serán muy seguras. 

En definitiva, la industria y las fábricas buscan el confort, pero también la liviandad de los elementos que las componen. Ya no son prácticas las fábricas e industrias poco funcionales, sino aquellas que optimizan el espacio y los hacen más seguros, a través de soluciones económicas y solventes como las expuestas en este artículo.

Comentarios