viernes 01.07.2022
Cordoba Hoy

Cuida de tu mascota especialmente en verano

MASCOTAS VERANO
Cuida de tu mascota especialmente en verano

El verano está a la vuelta de la esquina y la ola de calor que estamos sufriendo durante estos días es buena prueba de ello. El buen tiempo da mayores posibilidades de poder salir al aire libre con nuestras mascotas, pero las altas temperaturas pueden aumentar los riesgos de deshidratación, lesiones e incluso golpes de calor. Así que, cuando el calor aprieta, antes de salir a pasear o a disfrutar de la playa, es necesario tomar las medidas necesarias para mantener a nuestra mascota segura, sana y feliz.

Mantener sus alimentos en un lugar fresco y seguro

El cambio de tiempo puede hacer que entren más hormigas y otros insectos en su casa, lo que aumenta el riesgo de que estos bichitos entren en los paquetes abiertos de comida. El almacenamiento adecuado de los alimentos y golosinas para mascotas puede ayudar a preservar la calidad nutricional, y es fundamental para evitar las plagas más comunes. Algunas pautas para mantener alejados a los insectos son:

  • Comprobar los envases de los alimentos para mascotas en la tienda. Inspeccionar cuidadosamente el paquete para ver si hay rasgaduras o roturas que puedan haberse producido durante el transporte. Además, hay que asegurarse de que el envase sigue bien cerrado.
  • Una vez en casa, revisar las instrucciones de almacenamiento proporcionadas por el fabricante. En general, los alimentos secos y las golosinas deben guardarse lejos del suelo y en un lugar fresco y seco. Una vez abierta una bolsa de comida, debe guardarse en un recipiente bien cerrado. Las latas o paquetes abiertos de comida húmeda y fresca deben mantenerse sellados o cubiertos y refrigerados.
  • Si se encuentran insectos en el paquete de comida o golosinas después de haberlo llevado a casa, hay que ponerse en contacto tanto con el vendedor como con el fabricante para saber si es seguro o no su consumo, y buscar un reemplazo en caso negativo.

Deshidratación

No debemos olvidar que el agua es un nutriente esencial para cualquier animal, sea doméstico o no, por lo que necesitan un suministro constante de agua fresca para mantener las funciones corporales esenciales. He aquí algunas formas de mantener a una mascota hidratada, especialmente en los calurosos meses de verano:

  • Mantener el cuenco de agua de nuestra mascota lleno de agua fresca con regularidad.
  • A muchos gatos les gusta especialmente el agua en movimiento. Si nuestro gato no bebe de un cuenco, probaremos a dejar un grifo abierto o a comprar, en nuestra tienda de animales favorita, una fuente de agua que le anime a beber.
  • Si nos vamos de vacaciones este verano, nos aseguraremos de llevar mucha agua y de hacer descansos para que nuestra mascota pueda salir a hacer sus necesidades siempre que sea necesario.
  • Con las temperaturas más cálidas, los animales tienen sed más frecuentemente, sobre todo cuando están realizando cualquier actividad. Nos aseguraremos de llevar un bebedero portátil en todas las salidas de verano, incluidos los paseos cerca de casa y las visitas parque canino.
  • En la playa, no debemos permitir que nuestra mascota beba el agua salada del mar. El exceso de sal, al igual que los humanos, no es bueno para su salud. Llevaremos nuestra propia agua de casa y un cuenco para darle de beber.

Los síntomas de deshidratación pueden incluir ojos hundidos o pérdida de apetito. Si vemos alguno de estos síntomas en nuestra mascota y pensamos que puede estar deshidratada, hay que acudir al veterinario para que le proporcione el apoyo médico que necesite.

Calor extremo

En verano, las temperaturas pueden variar rápidamente y convertirse en peligrosas para las mascotas en un abrir y cerrar de ojos. Además de mantener a nuestra mascota hidratada, hay que tener en cuenta algunas precauciones de seguridad para mantenerla segura y fresca.

Controlaremos la temperatura del suelo. El sol del verano puede hacer que el pavimento se caliente extremadamente, lo que puede dañar las almohadillas de las patas de los perros. Antes de los paseos posaremos la mano sobre el suelo durante cinco segundos. Si podemos mantenerla sin quemarnos, ellos tampoco se quemarán. De todas formas es conveniente revisar tras cada paseo que sus patas están sanas.

Al igual que los humanos, los perros también pueden sufrir un golpe de calor. Los síntomas pueden ser jadeo excesivo, debilidad o mareo, encías pálidas o salivación excesiva. Si vemos estos síntomas en nuestra mascota hemos de tratar de refrescarlo lo antes posible y acudir al veterinario.

No dejaremos nunca a una mascota dentro de un coche aparcado, ni aún estando a la sombra o si solo son unos minutos. Esto supone un gran riesgo para la vida de los animales ya que el interior del coche va a subir de temperatura rápidamente.

Las salidas a la calle durante el verano deben hacerse a primera hora de la mañana o última de la tarde. Buscaremos pasear o jugar en algún sitio donde haya sombra y evitaremos salir los días más calurosos.

Y para finalizar, el consejo más importante: no les abandones. Cada año se abandonan cientos de mascotas durante las vacaciones de verano. Piensa que son parte de nuestra familia y ellos nunca lo harían.

Comentarios