¿Cómo funciona el servicio de cremación de mascotas?

mascota

Uno de los grandes anhelos de las personas que tienen mascotas, es que estas sean eternas y los puedan acompañar durante toda su vida. Lamentablemente, la vida de los animales es más corta. Por ello, es útil conocer cómo funciona el servicio de cremación de mascotas.

Aunque cueste aceptarlo, el promedio de vida de las mascotas es mucho más corto en comparación con la de los seres humanos. Y es que dependiendo de la calidad de vida y las condiciones de salud del animal, un perro puede llegar a vivir entre 13 y 16 años aproximadamente.

En vista de ello, es necesario aceptar la cruda realidad de que con el paso de los años llegará un momento en que la mascota tendrá que ser despedida. Pero esto no significa que se le tenga que decir adiós por siempre, puesto que hoy en día existen opciones que le permiten a las personas mantener a su querida mascota a su lado después de fallecida.

En este sentido, hablaremos sobre cómo es el funcionamiento del servicio de cremación de mascotas en Madrid. 

Servicio de incineración de mascotas

Hasta hace algunos años, no existía una modalidad digna para despedir a las mascotas que durante tanto tiempo fueron parte de la familia. Por fortuna, entendiendo que las mascotas merecen una mejor despedida, hoy en día hay empresas que ofrecen el servicio de incineracion perros Madrid.

Esta es una tendencia que va en aumento a nivel mundial, ya que dicho servicio se ha convertido en el modo más aceptado por los dueños de animales, para poder darle un último adiós a su fiel compañero, de una forma digna, y que les permite conservar los restos de su mascota, ya sea para realizar un entierro más salubre, o para colocar en un lugar en casa como recordatorio.  

Funcionamiento de la incineración de mascotas 

El diseño de este servicio fue pensado en el beneficio de las personas que lastimosamente han perdido a su mascota, por lo que el equipo de profesionales tiene como objetivo hacer más fácil y llevadero un momento tan difícil en la familia. 

De este modo, la empresa se hace cargo de todo lo que conlleva despedir a un animal, como por ejemplo lo siguiente: 

  • Brindar la posibilidad de elegir y personalizar la urna o el recuerdo con el que desean conservar a su mascota.  

  • Le permiten a las personas estar presentes hasta el final del proceso. 

  • Buscan a la mascota fallecida en su domicilio o en el centro veterinario, y lo trasladan hacia el crematorio con todo el cuidado y el respeto que se merecen.

 

Razones para optar por la cremación de mascotas

Hacerle frente al fallecimiento de una mascota no es algo sencillo, y lo hace más difícil pensar en el siguiente paso: ¿qué hacer con el cuerpo de la mascota? Muchas personas eligen el método tradicional de enterrarlos en el patio de sus casas, pero otros individuos no disponen del espacio, y la verdad es que este no es un método muy cómodo e higiénico. 

En vista de ello, a continuación daremos algunas razones para optar por la cremación de mascotas: 

  • Atención personalizada. Entendiendo los vínculos que se tenían con las mascotas, la atención que se recibe con el servicio de cremación es totalmente personalizada, profesional y respetuosa en todo momento, tanto con el animal como con sus propietarios. 

  • Equipo especializado. Todas las personas que trabajan en la cremación de las mascotas son profesionales capacitados para saber actuar en estas situaciones. Asimismo, se cuentan con los recursos e instalaciones adecuados para llevar el proceso de forma digna. 

  • Servicio de velación. Un adiós digno requiere de tiempo, por eso la empresa también los puede ayudar en la organización y realización de un velatorio para despedir a la mascota. 

  • Personalización. Las personas eligen cómo recordar a sus mascotas, por lo que pueden llevársela en una urna de madera o cerámica personalizada, o como un recuerdo con un collar o una huella.  

  • Entrega de certificado de incineración. Al final de todo el proceso, se entrega un certificado de incineración que avala el trato individual y respetuoso que recibió la mascota en su despedida.  

Más en Comunicados