sábado 25.09.2021
Cordoba Hoy

Cobertores de piscinas para invierno

Innovación de la mano de la empresa cordobesa International Coverpool
Cobertores
Cobertores de piscinas para invierno

A poco de que finalice el verano, llega uno de los momentos más temidos para muchas personas: el mantenimiento de la piscina durante la temporada de otoño e invierno.

Y es que, aunque los gastos asociados al mantenimiento de piscinas privadas se vean reducidos a lo largo de los meses de más frío, no deja de ser necesario llevar a cabo un mantenimiento adecuado por motivos tanto de higiene como de prevención de averías por congelación.

Considerando esto, llega el momento de repensar la forma más adecuada para evitar el proceso de congelación del agua, la cual lejos de tratarse del clásico bote de invernante, pasa a convertirse en una cubierta piscina invierno, una inversión al más puro estilo cordobés de la mano de la empresa baenense International Coverpool.

International Coverpool y su fórmula para el invierno

Atrás quedaron las lonas de tela y es que la innovación tecnológica también se suma al sector de las piscinas. Con la idea de adaptar los cobertores de piscina a cada estación del año, International Coverpool diseñó dos modelos, uno capaz de evitar la evaporación del agua en verano mediante la tecnología geobubble y otro adaptado al proceso de hibernación a través de la tecnología PVC. Bajo el nombre Air Cover, esta fórmula integra dos capas de PVC de alta tenacidad con un sistema de inflado que la hace única en el mercado.

Esta idea no solo fue responsable de que la empresa resultase ganadora en los Premios Andalucía Emprende Córdoba del pasado año 2020, sino que contribuyó a que un gran número de hogares comprobase cómo efectivamente el PVC, con su adecuada capacidad para mantener la temperatura del agua, resulta más eficaz para el mantenimiento de las piscinas que el uso reiterado de productos químicos.

Como explica la empresa, conocida por sus innovadoras cubiertas tanto de tamaño estándar como a medida, los meses fríos son los más delicados para las piscinas, de modo que limitarse a utilizar productos para evitar la congelación no es suficiente frente a las inclemencias climáticas. El adecuado uso de un cobertor especialmente diseñado para invierno contribuye, como indican en su página web, a mantener limpia la piscina, a evacuar el agua de la lluvia y a ahorrar en productos químicos que en exceso son perjudiciales para el medio ambiente.

Las ventajas de los cobertores de piscina sobre cualquier otro método

Ideas brillantes surgen a diario, pero lo que distingue a estos cobertores es su carácter económico y ecológico.

Por un lado, el uso de cobertores reduce la evaporación del agua, lo que implica un ahorro de dinero, así como una disminución del uso excesivo de agua. Mientras que, por otro lado, evitan que caigan residuos en el agua, se produzca proliferación de algas y se tenga que utilizar más producto de limpieza de piscinas del necesario. Esto último resulta relevante en la medida que el uso de químicos puede ser dañino para la piel y emitir gases contaminantes.

Sumado a lo anterior, los cobertores cumplirían con una función de seguridad dada su gran resistencia para amortiguar caídas, especialmente de personas vulnerables como niños y ancianos y de mascotas.

Si de por sí resulta útil la instalación de cobertores de invierno, también lo es su sencillo sistema de colocación, ya que los anclajes están ideados para evitar complicaciones y ser resistentes al paso del tiempo, lo que, a fin de cuentas, hace de los cobertores de piscina una inversión a futuro que a medio y largo plazo supone un ahorro frente al uso de otros métodos temporales para el mantenimiento de piscinas.

Comentarios