lunes 08.03.2021
Cordoba Hoy

Distrito Centro

Gerencia se compromete al mantenimiento de la Muralla en San Fernando cuando haga falta

El Arco del Portillo y el derrumbe del Palacio de los Marqueses de El Carpio "ya tienen solución", según Salvador Fuentes, y ahora hay que actuar en el derrumbe de cascotes en la Ermita de La Aurora
Derrumbes en El Salvador y la Compañía de la calle San Fernando
Derrumbes en la Ermita de La Aurora de la calle San Fernando
Gerencia se compromete al mantenimiento de la Muralla en San Fernando cuando haga falta

La Muralla de la calle San Fernando que liga la Ribera, a través de la Cruz del Rastro, con Capitulares, tiene tres puntos "delicados" sobre los que hay que actuar. Dos de ellos, el derrumbe del muro trasero del Palacio de los Marqueses de El Carpio y el conflictivo Arco del Portillo, "ya tienen solución", en palabras de Salvador Fuentes (PP), presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU). El tercero, que implica derrumbes de cascotes en el espacio de la Ermita de La Aurora, en el barrio de El Salvador y La Compañía, es sobre el que hay que actuar "con premura, cuando las circunstancias nos lo permitan".

Eso significa, entre otras cosas, que por parte de la Delegación de Gestión y Comercio se requiere una encomienda de gestión para que la GMU proceda a rehabilitar con carácter inmediato esa parte de la Muralla. Según Fuentes, la Gerencia tiene todo lo necesario para reequipar todo el dispositivo y los mecanismos técnicos que consoliden la Muralla.

Una actuación que, por cierto, no es muy costosa, "de en torno a 15.000 o 20.000 euros", pero lo que hace falta "es ahora que ha acabado el coronavirus actuar con absoluta agilidad, porque se nos cae la Muralla y hay presión de los ciudadanos que quieren reutilizar ese espacio, pero no se puede entrar hasta que no demos todas las garantías de seguridad", ha añadido.

Derrumbes en El Salvador y la Compañía de la calle San Fernando

En efecto, allí se suelen organizar en verano las llamadas Noches de La Ermita, por parte de la Asociación de vecinos de La Axerquía, con cine , espectáculos musicales, y espectáculos infantiles, así como talleres de fotografía y hasta un mercadillo.

En este sentido, Fuentes ha recordado que ha sido la Gerencia la que cerró ese espacio después de que el jefe de Arqueología de la Gerencia, Juan Murillo, lograra detectar los motivos de los desprendimientos de la Muralla, "que se agravaron con una tormenta". En cualquier caso, esa actuación incluye averiguar el motivo de que un exceso de agua haya dañado el lienzo y en caso de detectar que se producen por posibles vertidos de las viviendas traseras, "habría que requerírselo a los vecinos de la linde", ha explicado Fuentes.

Esas actuaciones desde la Gerencia vienen, además requeridas por la Junta de Andalucía, y "si el tiempo y las posibilidades lo permiten actuaremos lo antes posibles". Según el concejal popular, la ciudad ha convivido durante siglos con esa Muralla y hay viviendas que "han actuado sin conciencia de lo que implica, con obras para buscar habitabilidad y espacio para poder vivir, y frente a eso tenemos que conservarla, pero no todo el mundo tienen los medios económicos para mantenerla y seguir viviendo aquí, por lo que tenemos que compatibilizar la Historia y los vecinos".

Estado actual del derrumbe de la calle San Fernando

En el caso del Palacio de Los Marqueses del Carpio los propietarios sí tienen esa capacidad económica para actuar, "y cuentan ya con las tres licencias otorgadas para una restauración completa y conservar aquello perfectamente y lo van a dejar todo espectacular". No obstante, en los casos en los que los vecinos no tengan posibilidades económicas, "tendremos que salir al paso nosotros como Administración y eso es muy costoso", pero "vamos a ser muy sensibles con este tema y mientras tengamos recursos vamos a conservar la Muralla".

Estado que presenta el Arco del Portillo 2

Sobre el Arco del Portillo Fuentes ha explicado que se llegó a una solución pactada después de muchas vicisitudes tecnológicas y arquitectónicas tanto con los promotores (la dirección facultativa de la empresa privada que iba a hacer las obras) como los afectados (vecinos) y la propia Gerencia. "Eso ya tiene solución; otra cosa es que se ponga en carga y se debe de hacer cuanto antes". En este sentido el edil popular ha indicado que la idea es conciliar la habitabilidad del Casco con su conservación. "Una cosa sin la otra es imposible, porque en caso contrario se nos queda el Casco absolutamente desierto. Ahí es donde tenemos que intentar buscar el punto medio y no es fácil. El que quiere edificar quiere tener una vivienda y también plantearse los usos, y tenemos que ser flexibles con los usos", ha rematado.

Comentarios