martes 24.05.2022
La ciudad

Protesta de Pacma a las puertas de la Policía Local de Córdoba por la muerte de la perra Tai

Cristina Ríos es la dueña de Tai, la perra Bull Terrier abatida de un disparo en el pecho por un agente de la Policía Local el pasado miércoles, 21 de agosto. Esta mañana de domingo, ella y su familia, arropada por casi un centenar de personas, en su mayoría del Partido Animalista Pacma, han reclamado a las puertas de la sede de la Policía "justicia" y eso en palabras de la propietaria significa "que se activen unos protocolos para que no vuelva a pasar con más animales" y que si la Policía tiene que recibir clases o formación para enfrentarse a una situación similar "nosotros les ayudaremos" o bien que dejen actuar al Centro de Control Animal de Sadeco.

Pero eso no significa castigo para el agente, si bien Cristina ha advertido que "queremos que llegue lo más lejos posible, y eso ya depende del juez". Por parte de la familia se ha presentado la correspondiente denuncia como acusación particular, que se encuentra en trámites con la abogada. "Sé que nadie me va a devolver a Tai, pero necesitamos algún tipo de justicia, porque no quiero que pase con ningún animal más y que la Policía reciba la formación necesaria para actuar en estos casos", ha insistido.

Por parte de Pacma, sin embargo, que se ha presentado como acusación popular, ya que se han abierto diligencias por parte del Juzgado, y, en palabras del coordinador local del partido, Javier Luna, "consideramos que si la justicia prueba que ese policía se ha extralimitado y que ha incumplido leyes, sí que merece un castigo".

Según Luna lo ocurrido con Tai es un "asesinato", con una una actuación policial "totalmente desproporcionada y desmesurada", ya que se tenía que haber actuado con otro protocolo y, de hecho, "el Centro de Control Animal tenía que haber capturado a la perra y no un disparo del agente".

La reivindicación de la protesta, en la que se ha calificado por megafonía de "cobarde" al policía que efectuó el disparo, es que el Consistorio tenga protocolos para estas actuaciones y también para el rescate de animales abandonados, porque a día de hoy no las tienen. "Hace poco se conoció el caso de un perrito que estaba en el río Guadalquivir, que se estaba ahogando y lo tuvieron que salvar los transeúntes porque no actuó el Ayuntamiento".

Según Luna, el agente, antes que sacar el arma reglamentaria y actuar "como si estuviéramos en el Salvaje Oeste", tenia que haber esperado la llegada del Centro de Control Animal y no disparar a una perra que ni era peligrosa ni mordía a nadie", por lo que la versión del Consistorio sobre que Tai y los tres cachorros atacaron a un policía es ""absurdo".

Por este motivo, desde Pacma "estamos dispuestos a enseñar a la Policía cómo actuar, porque consideramos que los cuerpos de seguridad necesitan más formación con el trato con animales y es una parte que reivindicamos", entre otras cuestiones, porque "en muchos otros sitios hay cuerpos especializados en tratar con animales dentro de la Policía".

Por lo pronto, lo ocurrido con Tai, y con el perro Sota muerto por un guardia urbano de Barcelona en diciembre de 2018, se ha hecho viral en las redes sociales, y son muchos los apoyos recibidos desde todos los puntos del país. "Muchos nos han dicho que les hubiera gustado estar aquí con nosotros en la concentración", ha asegurado Javier Luna.

Entre tanto, Cristina Ríos ha asegurado que la Policía no ha abierto expediente administrativo, porque ha sido incapaz de descubrir alguna ilegalidad con los animales que tienen en la parcela. "Todos tienen su chip y su vacuna y nos siquiera hay parte de lesiones del policía, por lo que no tienen baza para combatirnos", ha señalado.

Respecto a la relación con los vecinos, la joven ha asegurado que se han pedido perdón mutuamente, porque los vecinos "no querían en ningún caso que la perra muriera y no están de acuerdo con la actuación policial; se asustaron y pasaron un mal rato, pero pensaban que iban a sedarla o algo, pero no asesinarla", ha señalado. Por su parte, la familia ha logrado localizar la hosquedad por la que se escaparon los cuatro perros y la han cerrado oportunamente.

TEXTO Y FOTOS: J. M. COLLANTES

Protesta de Pacma a las puertas de la Policía Local de Córdoba por la muerte de la perra Tai