martes 24.05.2022
La ciudad

Inauguración del Mercado Medieval: Irrefrenables ganas de hablar en castellano antiguo

¡Vamos Trueno!, gritaba un caballero a su caballo, mezcla de disfraz de trapo y patas mecánicas en el que va introducido el actor que da vida a uno de los muchos personajes traídos de otro tiempo al entorno de la Torre de la Calahorra. Con los papeles bien aprendidos y unas nada disimuladas ganas de pasárselo ellos tan bien como el público asistente, los guerreros desafiaban a los inocentes ciudadanos que iban llegando al lugar completamente desarmados. Ganas daban de soltar un ¡voto a bríos!, algunas imprecaciones que incluyesen a perros sarracenos, y disponerse para matar o morir haciéndose previamente con algún arma. A partir del Puente Romano quizá debiera obligarse a hablar en castellano antiguo durante este fin de semana mediante un bando municipal.

Con casi 160 puestos y seis formaciones musicales distintas, ha dado comienzo una nueva edición del Mercado Medieval. Esta actividad se ha convertido en poco más de una quince años en una cita tradicional que congrega a miles de personas. En anteriores ediciones había sido el mundo romano el recreado. En la edición de este año se vuelve al mundo medieval, en el que han estado centradas la mayoría de estos encuentros desde el primero, en 2001.

El corte de la cinta a cargo de la concejala de Desarrollo Económico y Promoción de la Ciudad, Carmen González, da paso a un fin de semana donde soldados que combaten, danzarinas del vientre, trovadores y bardos, caballeros, guardias y bufones conviven entre los distintos expositores dedicados a la gastronomía o artesanía. En esta ocasión cobran un especial protagonismo los productos de Extremadura y de Castilla.

El mercado cuenta este año con una zona infantil y otra de campamento, donde habrá demostraciones de cetrería, combates de esgrima o tiro con arco.

Un pasacalles que recorrió el Puente Romano hasta llegar al recinto situado en la Calahorra, ha servido de adelanto de lo que podrán disfrutar los cordobeses hasta el domingo.

 

Inauguración del Mercado Medieval: Irrefrenables ganas de hablar en castellano antiguo