miércoles 16.06.2021
La ciudad

FOTOGALERÍA: Julio Anguita es ya hijo adoptivo de la ciudad de Córdoba

Entre las melodías del cuarteto de cuerda La Habana y en un acto sencillo celebrado en el Gran Teatro de Córdoba, ha tenido lugar el nombramiento de Julio Anguita como hijo adoptivo de la ciudad a título póstumo justo un año después de su muerte. El momento en que se ha entregado la placa a su familia ha terminado con varios minutos de aplausos ininterrumpidos.

En un Gran Teatro con el aforo reducido por las medias sanitarias se podía escuchar un adagio de Bach como preámbulo al acto posterior, en una mesa presidida por el alcalde de Córdoba, José María Bellido, y que contaba con la presencia de varios portavoces de los grupos municipales: Isabel Ambrosio (PSOE), Miguel Ángel Torrico (PP), Isabel Albás (Cs) y Pedro García (IU). No han acudido Paula Badanelli (VOX) ni Cristina Pedrajas (Podemos).

Tras la conclusión del adagio, unas imágenes mostraban varias comparecencias públicas del alcalde, por ejemplo la de la inauguración del Ayuntamiento de Capitulares, un elogio a las tabernas como punto de encuentro o una loa a los patios y las cruces de Córdoba.

Tras esta introducción, la viuda de Anguita, María Agustina Martín, y sus hijos (Ana, Juan Antonio y Carmen), subían a recibir la placa conmemorativa de manos del alcalde. Al principio de forma convencional y sentados, el público fue poco a poco poniéndose de pie, y ofreciendo una ovación de varios minutos. 

Tras ella intervino Martín, quien rememoró el amor a Córdoba de Anguita, sus infancia y adolescencia en Cañero y el ejercicio de su trabajo de maestro en el colegio Los Califas. También su capacidad para explicarle a la ciudadanía el contenido político de su labor institucional. 

Tras ella intervino una de las hijas, Ana Anguita, que dio las gracias por recibir el reconocimiento a su padre en el Gran Teatro, justo porque una de las corporaciones que dirigió fue la encargada de adquirir las instalaciones. Ana Anguita disertó por el gusto que tenía su padre por pasear de noche por las calles, resaltando esa costumbre de forma lírica en ocasiones, y haciendo referencia con cierto humor a la preferencia del político por pasar desapercibido en tales ocasiones aunque nunca se atreviese con la capa y el sombrero por timidez, sino con una gorra y una guayabera con la que se enfrentaba al calor que tan mal soportaba. En esta exaltación recordó que ahora su padre yace junto a su hijo, Julio Anguita Parrado, en el cementerio de la Fuensanta. La hija y hermana deseó que ambos puedan tener ahora las conversaciones que se le quedaron pendientes. 

La última intervención correspondió al alcalde de la ciudad, José María Bellido, quien recordó que Julio Anguita no tuvo una despedida como merecía debido a que su fallecimiento se produjo en pleno estado de alarma por el Covid. Recordó igualmente la asistencia de los cordobeses entonces al Ayuntamiento, su irrupción en aplausos y las miles de firmas procedentes de todo el mundo que se plasmaron en el libro virtual de condolencia. De la misma forma recordó logros del primer alcalde democrático, como el nombramiento de la Mezquita como patrimonio de la humanidad, su talante -proclive siempre a tender al acuerdo-, el respeto que despertaba en políticos de todas las tendencias o su asistencia a cada uno de los actos de posesión de los distintos alcaldes de la ciudad.

Tras las intervenciones llegó un nuevo momento para la música con dos melodías interpretadas por el cuarteto de cuerda. La primera 'Le meteque' de George Moustaki, la segunda y última 'Oblivion', de Astor Piazolla. A su conclusión la familia, el alcalde y los portavoces se hicieron una foto en el escenario.

La portavoz de Vox, Paula Badanelli, se ha ausentado debido a que aunque el grupo está de acuerdo en la distinción como hijo adoptivo, no comparten que haya un acto especial para ello, algo que no se había hecho antes. Por parte de Podemos, Cristina Pedrajas se ha ausentado por motivos médicos.

 

FOTOS: RAFAEL MELLADO (Ayuntamiento de Córdoba)

 

 

FOTOGALERÍA: Julio Anguita es ya hijo adoptivo de la ciudad de Córdoba