viernes 20.05.2022
La ciudad

¿El desayuno es la comida más importante? 5 sitios de Córdoba para empezar bien el día

El viejo dicho dice que el desayuno es la comida más importante del día. El caso es que también puede ser la única. Un desayuno para mastodontes que ríase usted del viejo concepto merienda-cena. Hablamos de desayuno-pa-tol-día. No, no piense en el clásico buffet de hotel donde ponerse hasta arriba. Se trata de desayunos ricos, con mimo en su elaboración y más que saludables. Se puede desayunar bien y mucho. El mundo no empieza y se acaba en una media tostada con aceite o un bol con cereales. Hay todo un universo ahí fuera.

La primera parada la hacemos en el Café Maddow (Cardenal González 44), de la misma casa que el restaurante argentino La Tranquera, muy cerca de la Mezquita. Una pequeña casa de dos plantas decorada con gusto permite a aquel que quiere empezar con buen pie el día tener la oportunidad de tomar un café, una tostada llamada “top” (por ejemplo de tomate, jamón y aguacate, entre otros ingredientes), un buen zumo y un gran plato de macedonia de frutas o de frutas, cereales y yogur. Suficiente para un regimiento si lo comparamos con el frugal desayuno que hacemos en España, donde muchos dicen eso de que sólo toman un “café bebío”.

Relativamente cerca, ya casi al lado de la plaza de Potro, está Breakfast & Co (Lucano, 12). Al igual que el anterior le presta atención a todo tipo de desayunos y tiene también cartas en inglés, puesto que gran parte de su clientela son extranjeros. Con una cuidada decoración entre rústico, ladrillo visto y recuerdos de una factoría, los elementos encajas para que apetezca un largo desayuno. Huevos, tostas, croissants, tartas, gofres, crepes...el surtido puede satisfacer a cualquiera que sustituya por la mañana el término hambre por jamaco.

Seguimos con los desayunos saludables en La Tortuga (Plaza de Bañuelos, 1).  Brunchs para empezar con fuerza el día, tartas caseras, tortitas americanas, bizcochos...ingredientes naturales junto a un surtido de cafés y tés. La repostería artesana, como suele decirse, entra por los ojos al ver la vitrina. En gran medida sería un paraíso para el célebre Monstruo de las Galletas.  Especial atención hay que prestar a sus yogures. La cercanía con la Plaza de las Tendillas se convierte en otro de sus fuertes. Un lugar inmejorable.

Muy cerquita (Plaza de Bañuelos s/n) está Café Colombia 50. Parece obvio por el nombre que estamos ante un sitio especializado, y así es. Resulta complicado tomar un excelente café fuera de casa Los que piensan eso han de pasarse por Colombia 50 de vez en cuando para hacer una verdadera cata cafetera. Pero también hay un generosísimo surtido de tés. Dulces, gofres, tostadas especiales, repostería y brunchs giran en torno a la degustación de diversos tipos de grano colombiano que puede elegir el cliente. Juan Valdés estaría orgulloso.

Los más golosos tienen su lugar en la Espartería (Rodríguez Marín 3), que rima con La Tarterie. Bueno, si lo tradujésemos a La Tartería. Esta coqueta tiendecita de pasteles y tartas es un paraíso del azúcar. Pero la elaboración está cuidadísima. Ingredientes naturales, ecológicos, tartas por encargo, limonadas... el cuidado color de la decoración cuenta con el de las numerosísimas variedades de la carta de repostería, que finalmente resulta pareja a la imaginación de cada cual. Las tartas y pasteles se pueden tomar en algunas de sus mesitas o se los lleva uno. Como el sitio es pequeño alrededor hay cafeterías donde te dejan tomarlas al pedir la bebida allí.

¿El desayuno es la comida más importante? 5 sitios de Córdoba para empezar bien el día