miércoles 08.02.2023
Deportes

FOTOGALERÍA: El Reino hace aguas y el Córdoba pierde el liderazgo y el partido ante un Linense práctico

No se puede comenzar peor el año en el feudo blanquiverde. Hoy el Reino ha hecho aguas, y no ha sido precisamente por la escasita lluvia caída esta tarde, ante una Balona que, muy a pesar de su mal juego (farragoso, bronco y destinado a perder descaradamente el tiempo) ha sacado petróleo no, platino.

Hoy tenía que haber sido un día para mantener el pulso al Alcorcón y marcar algo de distancia con Depor y Castilla. Además, el equipo visitante era propicio al ser de la parte baja de la tabla.

El partido empezó raro, con un 11 cordobesista más o menos reconocible, salvo por la entrada de Caballero, que debutaba hoy con el Cordoba. El dominio parecía que lo quería la Balona y durante el primer cuarto de hora daba la sensación que ponían más intensidad que los locales, pero sin peligro alguno. Así fue hasta el minuto 22, cuando en un chispazo despertó el Cordoba y Varo saca una mano. milagrosa (la primera de tres) que debería haber sido el 1-0.

A partir de ahí, un partido denso, insulso, con mucho juego en el medio del campo, pero sin nada que destacar hasta a Simo, que tampoco estaba haciendo un buen partido, literalmente se le cruzan los cables y tras un codazo a su marcador sin balón recibe una roja directa, que deja de nievo al CCF en inferioridad durante gran parte del partido.

En la segunda parte, más de lo mismo. Germán mueve el banquillo pero sin efecto. Willy la tuvo solo ante el portero pero falla otra ocasión. Fue entonces cuando la grada, especialmente desde el Fondo Sur, empieza a reclamar cantando la presencia de Casas, que no llegó hasta ya casi el minuto 70, y son efecto positivo tampoco.

En los últimos minutos se pidió un penalti por agarrón en el área de la Balona que el árbitro no pitó. Capítulo aparte ha merecido el trencilla manchego, que si bien no se le puede culpar de la derrota local, sí desquició a los jugadores  y sobre todo a la grada, permitiendo al equipo visitante continuas pérdidas de tiempo y usando distinta vara de medir a la hora de mostrar cartulinas.

Al final, en el único tiro entre los tres palos de la Balona se acabó transformando en gol. Mucho tiene que cambiar la actitud del CCF si se quiere seguir soñando con el ascenso. El antaño fortín de El Arcangel más parece ahora un quirófano donde todos empiezan a marcharse tras su visita con puntos y porque ya empieza a sonar el runrún en la afición contra algunos jugadores e incluso contra el técnico, Germán Crespo.

Bien haría el equipo de Juanito en fichar a dos o tres jugadores que marquen diferencia y vuelvan a ilusionar a la afición.

Que conste que quien ha perdido ha sido el Córdoba CF. Él solito, con una pequeña ayuda arbitral (por decirlo con suavidad), porque ni los cambios se produjeron a tiempo, ni la autoexpulsión de Simo ayudó en absoluto, aunque, todo hay que decirlo, el único equipo que buscó el partido fue el CCF.

Partidos como los de esta tarde-noche desvelan mucho. Se echaba de menos a Gudelj, uno de los pocos que hoy ha entendido la acuciante urgencia que había sobre el terreno de juego, y se echa (mucho) de menos a un Javi Flores, que siente el escudo como nadie y cuya ausencia equivale a un centro del campo sin cerebro ni cabeza.

Nos vuelve a encantar Calderón; un auténtico dique en la banda zurda, no sólo conteniendo a su marcaje, sino bien posicionado en todo momento al quite de balones largos y cortos y sumándose al contraataque. Una gota de calidad en un océano hoy bastante mediocre.

Vale que hubo una falta en el área de la Balona, que según el reglamento, es penalti, pero ni se pitó ni se supo, por tanto, si pudo haber abierto el marcador para los locales. Vale que no se le puede permitir a un jugador profesional como es Simo perder los estribos, por mucho que el defensa rival le esté sacando de quicio, y su hueco acabó notándose en exceso. Vale que más de uno en la grada no entiende el motivo por el que Antonio Casas se guarda como última baza, en lugar de salir de titular desde el primer momento (¡ojo! Que en el fondo Sur lo está reclamando ya con demasiada asiduidad).

Pero el gol del Linense, con un cabezazo de Toni García, sin marcaje alguno, tras un medido (y bueno) pase de Loren ha sido lo único que de verdad ha valido esta noche.

El Córdoba CF pierde el liderazgo y tiene mucho que reflexionar en los próximos días de cara a posibles refuerzos, que los pide a gritos, porque si de verdad quiere ascender este año más le vale no perder ni un sólo punto más en El Arcángel.

Ficha técnica

Córdoba CF: Carlos Marín, Puga (Cedric, m. 66), Jorge Moreno, Gudelj, Calderón, Diarra, Antonio Caballero, Carracedo (Kike Márquez, m. 79), De las Cuevas (José Ruiz, m. 46), Simo y Willy (Casas, m. 66).

Balompédica Linense: Varo, Loren, Fran Morante, Jesús Muñoz, Connor; Guti (Aluk, m. 69), Masllorens, Romero (Toni García, m. 79), Omar Perdomo (Del Monte, m. 84); Fekir (Oliva, m. 69) y Joao Pedro (Koroma, m. 46).

Gol: 0-1, Toni García (m. 90+1).

Árbitro: Tárraga Lajara (Comité manchego). Expulsó con roja directa al local Simo (m. 43). Amonestó a Diarra y Carracedo por los locales, y a Joao Pedro y Omar Perdomo, por los visitantes.

Incidencias: Partido de la jornada 19 del Grupo 1 Primera Federación, disputado en El Arcángel ante 13.125 espectadores.

FOTOGALERÍA: El Reino hace aguas y el Córdoba pierde el liderazgo y el partido ante un Linense práctico