lunes 27.09.2021
Deportes

El Ciudad de Lucena finaliza su primera andadura en Copa del Rey con una digna derrota ante el Sevilla (0-3)

Y el sueño se cumplió. Lleno absoluto -400 entradas autorizadas- en el estadio Ciudad de Lucena para presenciar el debut del conjunto local en Copa del Rey contra el Sevilla. Un acontecimiento histórico muy esperado por la afición y el club lucentino que finalmente se ha hecho realidad.

Con todo listo, el Ciudad de Lucena firmó la primera posesión del encuentro con su habitual propuesta de control y dominio del esférico. Sin embargo, la calidad individual de los de Lopetegui se iba a hacer notar antes de los primeros cinco minutos del partido. Después de que Oliver Torres maniobrase en la frontal, habilitó a un Óscar que con gran determinación aventajó a los suyos en el marcador.

Un gol que, lejos de atemorizar a su rival, posibilitó que los de Dimas Carrasco se despojaran de parte de la presión para estacionarse durante un tiempo más prolongado en campo contrario, pero sin intimidar los dominios de Bono.

Cuando más cómodo se encontraba el Ciudad, el club hispalense volvió a castigar otro desajuste defensivo local. En esta ocasión iba a ser De Jong quien, dentro del área, se deshiciera de sus marcajes y finalizase con la sangre fría propia de uno de los mejores delanteros del mundo.

Al igual que sucediese tras el primer gol, los lucentinos persistieron en su lucha de encontrar su primer disparo claro a puerta. No se produjo hasta pasada la media hora, cuando Mario probó las manoplas de Bono con un remate flojo y centrado. Una aproximación que hizo reaccionar al Sevilla, quien amplió su ventaja al filo de descanso después de que Jordan acertara desde el punto de penalti.

Tras el descanso, tanto Dimas como Lopetegui movieron el banquillo para dar descanso a algunos de los titulares de cara, sobre todo, a sus compromisos ligueros. No obstante, el Ciudad mantuvo su dignidad intacta con largas posesiones aunque sin frescura en los últimos metros, donde los hispalenses siguieron dando muestra de su determinación y desequilibrio.

Pese al desacierto de cara a portería, la afición presente en las gradas reconoció la labor y esfuerzo de los suyos con algunos 'olé' y, sobre todo, con palmas, como las que recibió tras ser sustituido Morillo, quien intentó desbordar en múltiples ocasiones por su carril.

Esa falta de verticalidad la perdió el Ciudad, quien fue sometido con largas posesiones por parte del Sevilla, quien, pese a su holgada ventaja en el luminoso, dio entrada a Ocampos y Koundé, dos jugadores claves para Lopetegui. Otra muestra más de que Sevilla no fue de turismo a Lucena. Una ciudad que, después de esta cita histórica, brilla con más luz propia.

 

Ficha técnica

Ciudad de Lucena: Adri Soto, Toni Pérez, Pablo Gallardo, Álvaro Pérez, Zurdo (Pablo Molina, m. 46), Adri Ruiz, Michael Conejero (Juanma, m. 84), Mario Ruiz, Nacho (Marcos Pérez, m. 57), Víctor Morillo (Mario Sánchez, m. 67) y Maero (Guille Roldán, m. 46).

Sevilla FC: Bono, Aleix Vidal, Gudelj, Sergi Gómez, Rekik, Joan Jordán (Kounde, m. 86), Franco Vázquez (Gnagnon, m. 60), Oliver Torres (Ocampos, m. 80), Óscar Rodríguez, Idrissi (Zarzana, m. 79) y Luuk de Jong (Carlos Fernández, m. 46).

Árbitro: Javier Alberola Rojas (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a Michael Conejero por los locales y a Franco Vázquez y Sergi Gómez por los visitantes.

Goles: 0-1, Óscar Rodríguez (m. 2). 0-2, Luuk de Jong (m. 13). 0-3, Joan Jordán (m. 44, de penalti).

Incidencias: Partido de la segunda ronda de la Copa del Rey, disputado en el Municipal de Lucena ante 400 espectadores. Lleno.

El Ciudad de Lucena finaliza su primera andadura en Copa del Rey con una digna derrota ante el Sevilla (0-3)