sábado 25.09.2021
Cultura

FOTOGALERÍA: Un paseo sin agobios para recuperar la Córdoba de los cuatro patrimonios (más dos)

Córdoba no es la única ciudad del mundo que tiene cuatro declaraciones como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, aunque sí lo es en territorio español. Pero sí es, al parecer, la primera del mundo en haberlas adquirido. Y lo consiguió a lo largo de 34 años, entre el 2 de noviembre de 1984, con la Mezquita-Catedral, hasta el 1 de julio de 2018, cuando Medina Azahara brilló con luz propia y puso sus credenciales sobre la mesa para reivindicar su lugar en el mundo.

Para hacerse una idea de cómo está la situación en competencia patrimonial, en la lista de la Unesco aparece en numerosas ocasiones Roma (1980, 1984, 1990), incluida la Ciudad del Vaticano, si bien en 1990 se contabilizaron hasta 12 espacios patrimoniales, lo que convierte a esta ciudad en, quizá, la principal del mundo en esta materia. De igual modo, la localidad alemana de Berlín tiene cinco declaraciones: El Palacio y Parque de Postdam y Berlín (1990, 1992 y 1999), la Isla de los Museos (1999) y los bloques de viviendas modernistas (2008). París, por su parte, tiene Versalles (1979), Notre-Dame (1991) y las orillas del Sena (1991).

En cuanto a Patrimonio Natural los bosques antiguos y pirmarios de hayas de los Cárpatos y otras regiones de Europa recibieron la declaración en 2007, 2011, 2017 y 2021, repartiéndola entre Albania, Alemania, Austria, Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Chequia, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Francia, Italia, Macedonia del Norte, Polonia, Rumanía, Suiza y Ucrania.

Volviendo a Córdoba, no hay más remedio que insistir en la peculiaridad de sus declaraciones, a las que hay que añadir por derecho propio el del Flamenco (en 2010) y la Dieta Mediterránea (en 2013), ambas como Patrimonio Inmaterial compartido con el resto del país, que, muy probablemente, a ojos del y de la paseante nativos, por mera costumbre visual, son una parte más de la ciudad, pero siguen siendo lugares que bien merecen la pena conocer o reconocer, porque es imposible no volver a asombrarse con algún detalle que se nos haya pasado por encima o desapercibido

Es el caso de esas curiosas señales grabadas en algunas de las columnas del bosque de piedra en el interior de la Mezquita, esos arcos o callejas increíblemente estrechas que pueden convertirse en un maravilloso laberinto donde dejarse vagar perdido para descubrir joyas muy valiosas como los Baños Árabes de la Pescadería y reconocer que "en esto no me había fijado antes" o descubrir con calma la riqueza impresionante de la Ciudad Palatina, que, probablemente, por estar a cierta distancia, da más pereza acudir de verla.

Ahora, precisamente, con el bajón del turismo extranjero, es cuando el nativo tiene la oportunidad de recuperar ese patrimonio como propio, disfrutando de él sin prisas y, encima, gratuito, al igual que ocurre con Los Patios, que se han convertido en un auténtico agobio en el Mayo cordobés, especialmente en las zonas más conocidas por el gran público, y que en la última edición se pudieron conocer realmente con el espíritu que les otorgaron la catalogación.

Bien merece la pena contemplarlos una y otra vez y una ocasión de oro es este mismo verano, con las calles sin apenas personal y con todo el patrimonio disponible para uno mismo, Igualmente, bien merece la pena recordar cómo fueron las catalogaciones y a qué se las concedió la Unesco:

- El 2 de noviembre de 1984 en la ciudad de Buenos Aires la Unesco declaró La Mezquita de Córdoba Patrimonio de la Humanidad (inscripción 313). La Mezquita-Catedral de Córdoba es el monumento más importante de todo el Occidente islámico y uno de los más asombrosos del mundo. En su historia se resume la evolución completa del estilo omeya en España, además de los estilos gótico, renacentista y barroco de la construcción cristiana. 
El lugar que hoy ocupa la Mezquita-Catedral parece haber estado, desde antiguo, dedicado al culto de diferentes divinidades. Bajo dominación visigoda se construyó en este mismo solar la basílica de San Vicente, sobre la que se edificó, tras el pago de parte del solar, la primitiva mezquita.

Esta basílica, de planta rectangular fue compartida por los cristianos y musulmanes durante un tiempo. Cuando la población musulmana fue creciendo, la basílica fue adquirida totalmente por Abderraman I y destruida para la definitiva construcción de la primera Mezquita Alhama o principal de la ciudad. En la actualidad algunos elementos constructivos del edificio visigodo se encuentran integrados en el primer tramo de Abderraman I.

- El 17 de diciembre de 1994 amplió la declaración anterior a todo El Centro Histórico de Córdoba (inascripoción 113bis). El centro histórico de Córdoba es uno de los cascos antiguos más grandes de Europa. Posee una gran riqueza monumental conservando grandes vestigios de la época romana, árabe y cristiana

 Los elementos de borde que definen la delimitación del conjunto histórico de Córdoba están formados por las vías de comunicación que coinciden con la antigua muralla, lo que en gran medida ha salvaguardado el centro histórico de los ensanches urbanísticos de finales del siglo XIX y principios del XX, pues éstos transcurren por el perímetro del mismo (Avenida de Vallellano, Paseo de La Victoria, Ronda de Los Tejares, Avenida de Las Ollerías), creándose de este modo un anillo de espacios libres que protege al Conjunto Histórico de Córdoba.

- El 6 de diciembre de 2012 La Unesco declaró a La Fiesta de Los Patios de Córdoba Patrimonio Inmaterial de la Humanidad (inscripción 846). A principios del mes de mayo, y por espacio de 12 días, tiene lugar en Córdoba la Fiesta de Los Patios. Las casas de patio son viviendas colectivas habitadas por varias familias, o grupos de viviendas individuales, que poseen un patio en común y están situadas en el barrio viejo de la ciudad. Los Patios están ornamentados con un  amplísimo número de plantas de múltiples variedades cuidadosa y atractivamente dispuestas.

La fiesta comprende dos acontecimientos principales: el Concurso de Patios y la Fiesta de los Patios de Córdoba. En el concurso se otorgan diversas categorías de premios en función de la ornamentación vegetal y floral de los patios, rejas y balcones. Los patios participantes en el concurso están abiertos al público durante toda la fiesta. Ésta consiste en espectáculos, organizados principalmente en los patios más grandes, donde se interpretan canciones y músicas populares cordobesas, en particular cantes y bailes flamencos. Los vecinos, junto con sus familias y amigos, se agrupan para ornamentar los patios, que se convierten en lugares de esparcimiento y celebraciones colectivas en las que todos comen y beben juntos

 La Fiesta de los Patios de Córdoba promueve la función del patio como lugar de encuentro intercultural y fomenta un modo de vida colectivo sostenible, basado en el establecimiento de vínculos sociales sólidos y de redes de solidaridad e intercambios entre vecinos, estimulando al mismo tiempo la adquisición de conocimientos y el respeto por la naturaleza.

- El 1 de julio de 2018 el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco, reunido en su sesión número 42 en la ciudad de Manama en Bahréin, aprobó por unanimidad la candidatura presentada por España para inscribir la Ciudad Califal de Madinat Al-Zahra en la Lista del Patrimonio Mundial, bajo los criterios III y IV (inscripción número 1.560). Este yacimiento arqueológico engloba los majestuosos vestigios de la ciudad palaciega edificada a mediados del siglo X por la dinastía de los Omeyas para que fuera sede del califato de Córdoba. Después de un próspero periodo de casi ochenta años, Medina Azahara fue saqueada durante la guerra civil sucesoria de 1009-1010 que acabó con el poder de los califas.

Los restos de la ciudad cayeron en el olvido durante más de 1.000 años, hasta su redescubrimiento en el primer tercio del siglo XX. Este sitio urbano abarca numerosas infraestructuras —calzadas, puentes y sistemas hidráulicos— así como edificios, elementos decorativos y objetos de uso diario que permiten conocer más a fondo la época de máximo esplendor de la desaparecida civilización islámica occidental de al-Ándalus.

¡Disfrútenlos, que son suyos!

TEXTO Y FOTOS: Yolanda Pedrosa.

FOTOGALERÍA: Un paseo sin agobios para recuperar la Córdoba de los cuatro patrimonios (más dos)