domingo 28.11.2021
Cultura

FOTOGALERÍA: Magnífica inauguración de una Feria del Libro de Ocasión con primeras ventas

Primera noche de Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Córdoba con una bastante buena asistencia de público, que augura una esperanzadora muestra hasta su cierre el próximo 14 de noviembre. Es algo que saltaba a la vista, pero también la portavoz del Gremio de Libreros de Antiguo y de Ocasión, Rosa Sardá, lo ha destacado: "La gente ha acudido, hay ambiente, y esperemos que venga mucho más gentes, porque interesa, y mucho". Y parte de la culpa de ese interés es que se exponen todos los temas habidos y por haber: Desde clásicos hasta autores actuales, al alcance de cualquier bolsillo y con una variedad enorme de ejemplares para todos los gustos.

De hecho, la gente acude "buscando determinados temas, pero también están los curiosos a ver qué se encuentran". De hecho, lo más normal es que alguien que llega, por ejemplo, en busca de poesía, acabe llevándose un volumen de arte, simplemente "porque en ese momento le ha llamado la atención y tenía que saciar esa necesidad de tenerlo".

Es más, Sardá ha recordado que en estas ferias " se crean lectores, porque vienen desde muy pequeñitos". En su caso, se ha dado el caso de haber conocido a usuarios y usuarias desde pequeños que ahora ya tienen a hijos mayores y que cuando la ven "me saludan y me dicen que se acuerdan de cuando les recomendé hace muchos años un determinado libro; eso me llena de orgullo y satisfacción", rememora con nostalgia en la mirada.

Según la portavoz del gremio, lo que está ocurriendo en Córdoba ya ha pasado anteriormente en la muestra de Logroño, del 15 de octubre al 1 de noviembre, donde "el ambiente ha sido también muy bueno y con muchísima gente". Pero no nos llevemos a engaño, la de Logroño y Córdoba no son las más antiguas; de hecho son 'jovencitas' en comparación a Barcelona, que es la más antigua de Europa con 70 años a sus espaldas. Y aunque parezca mentira, Rosa Sardá ya estuvo en esa primera edición cuando era un bebé y la llevaron sus padres. "Siempre digo con orgullo que en esa primera feria estuve con mis otros tres hermanos", y no de extrañar que de casta le venga al galgo, porque ya su abuelo y su padre eran libreros y la pasión por la tinta y el papel la ha heredado esta jovial mujer.

Por su parte, la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Marian Aguilar (PP), se ha mostrado muy optimista con esta 40 edición de la muestra, a tenor de lo que se estaba viendo en este primer día. "El año pasado no pudimos disfrutarla y la verdad es que lo vemos de forma muy positiva". Y no es para menos: "Siempre que la cultura invade las calles es un síntoma de salud social". Especialmente con cuatro décadas en la ciudad, por lo que "la gente ya la conoce bien". En palabras de Aguilar los que vienen son gente curiosa y también futuros lectores que acuden a una feria "que invita a pararte y a encontrar algo que te llegue". El paraíso de los coleccionistas.

Por este motivo, la concejal y la portavoz del gremio han indicado que es "muy recomendable venir a la feria", porque "consumir cultura es siempre recomendable, y a unos precios bastante asequibles". Bueno, no con todo, porque existen en la muestra auténticas rarezas, curiosidades o ejemplares ya agotados cuyo precio se dispara un poco. Es el caso, por ejemplo, de un misal de 1847 que tiene Rosa Sardá en su expositor.

TEXTO Y FOTO: J.M.C.

FOTOGALERÍA: Magnífica inauguración de una Feria del Libro de Ocasión con primeras ventas