martes 21.03.2023
Cultura

FOTOGALERÍA: La mágica fusión de la pintura y el agua sobre el papel en el Museo de Bellas Artes de Córdoba

Con las acuarelas pasa lo mismo que con quienes hacen ripios creyéndose poetas: Hay obras que tienen una fuerza interna arrolladoras y están, por otro lado, los que plasman meramente una buena técnica en el papel, porque si algo hay que reconocerle a este arte es su dificultad.

En el caso de la muestra que hoy se ha abierto en el Museo de Bellas Artes hasta el próximo 9 de abril, 'Juegos de Agua (Acuarelas del Museo)', el visitante puede encontrarse obras realmente importantes, de las que hacen vibrar la fibra interna, y otras que, por la época en que fueron elaboradas, son más de corte clasicón, aunque no dejan de ser llamativas en algunos de sus detalles. Porque eso es importante: No se limiten a verla en la distancia; acerquen la vista y a recrease con los detalles.

La inauguración ha corrido a cargo del delegado de Turismo, Cultura y Deporte, Eduardo Lucena (PP), quien ha señalado que se trata de "poner en valor lo que alberga este Museo". Y es que son 36 piezas, pero las colección de acuarelas de la pinacoteca cordobesa, llega a las 500, que están guardadas en las áreas de reserva y no se enseñan al público.

 "No son, quizá, obras de artistas punteros o primeros espadas, pero tienen una sensibilidad exquisita" y con ellas, además, "se va a trasladar a los más jóvenes la forma de trabajar con el agua y los colores para dar expresividad en cada cuadro". El delegado ha adelantado que se van a ir sacando los grandes fondos que tiene el Museo", si bien para ello "nos hará falta espacios y ya estamos trabajando en poder culminar ese proyecto que necesita el Bellas Artes, uno de los museos más importantes de España en cuanto a volumen de obras".

Estas 36 obras que ejemplifican la evolución del arte y la cultura desde el costumbrismo, el orientalismo y el paisajismo de la segunda mitad del siglo XIX, hasta las tendencias más actuales en las que se incluye la corriente del arte abstracto, ha explicado, por su parte, José María Domenech, director del Museo, quien ha destacado y ha agradecido la "forma en la que el personal del Museo afronta con gran entusiasmo todas las adversidades que se encuentran en el camino".

Igualmente, Domenech ha indicado que esta exposición, con obras que va desde 1860 a 2012, se enmarca en una serie de actuaciones con las que el Museo pretende dar a conocer las obras que por diversas cuestiones, ya sea la escasez de espacios, la falta de concordancia con el discurso de la oposición permanente o las exigencias de conservación, están ocultas a la vista del público.

En concreto, se muestran obras de autores decimonónicos como Eugenio Lúcas Velázquez, Eduardo Rosales Gallina, Cosme Algarra Hurtado, Alfredo Perea Rojas, Manuel Gracia Martínez el Hispaleto, Martín Rico Ortega, Francisco Domingo Márquez, Manuel Ruiz Morales, Tomás Martín Rebollo, Manuel Matey Bande, Mariano Fortuny y Marsal y Francisco Pradilla Oraz, junto a autores contemporáneos como Ángel López Obrero Casañeira, Francisco Javier Muñoz Carmona, Justo San Felices Gil, Isabel Larrauri González y Joan Centellas Banqué, entre otros.

La colección de acuarelas del Museo de Bellas Artes de Córdoba comenzó a formarse en la pasada centuria y se ha ido incrementado hasta nuestros días, fundamentalmente en dos momentos. Por un lado, en 1922, tuvo lugar la donación de la colección del cordobés Ángel Avilés Merino, integrada por 433 piezas de las que, parte de las mismas, son acuarelas de artistas españoles de la transición de los siglos XIX al XX. Por otra parte, en 2012, el Centro Catalán de Córdoba depositó 35 acuarelas que habían sido premiadas en distintos certámenes convocados por dicho centro, como el Premio Gaudí de Acuarelas, que aportaron obras de destacados artistas españoles contemporáneos.

Se denomina acuarela a cualquier obra realizada con pintura sobre papel o cartón, que utiliza colores que se disuelven en agua y que, algunas veces, se combina con lápiz para delimitar los contornos de las figuras u objetos sobre los que después aplicar el color.

El delegado de Cultura, Eduardo Lucena, ha destacado el esfuerzo del Gobierno andaluz por ofrecer una "programación continua y diversa" desde el Museo de Bellas Artes, disfrutando de los fondos del mismo. Lucena ha manifestado la apuesta de la Junta de Andalucía por la difusión de la cultura a través de las instituciones y equipamientos culturales como es el Bellas Artes para disfrute de los ciudadanos y los turistas que nos visitan.

La muestra va a ir acompañada de talleres didácticos para acercar la "difícil técnica de la acuarela a los más jóvenes y ponerles en contacto con obras tan interesantes como éstas", ha avanzado Domench.

FOTOGALERÍA: La mágica fusión de la pintura y el agua sobre el papel en el Museo de Bellas Artes de Córdoba